AnálisisPS4

Icey – Análisis PS4

Versión analizada: PS4 . También disponible en: IOS/Android, PC y Switch.

Los videojuegos muchas veces pecan de sencillos, una historia que nos lleva a un malo, le vencemos y ya está. Eso es todo lo que teníamos que hacer, no se puede elegir, todo está precocinado para que vivamos una experiencia determinada y muy específica. En este caso tenemos Icey, un juego que no es así del todo, es en parte una crítica de una manera a lo mejor demasiado compleja, y es que estamos ante un juego difícil de analizar; no solo por lo críptico que es a veces para explicarse, sino porque casi cualquier cosa que os cuente es spoiler.

Combate a ritmo de música electrónica

Vais a permitirme que empiece por lo fácil, Icey es un juego de acción donde controlamos a una «Androide» llamada «Icey». La prioridad de este juego son los combos y la velocidad, no podemos perder ni un segundo, y según avanzamos nos damos cuenta de que cada batalla es más difícil, aunque debo decir que tiene una dificultad muy irregular; posiblemente un poco afectada por el propio argumento del juego, el cual no se basa tanto en que cada vez sea más difícil. Las habilidades de Icey pueden ser mejoradas y ampliadas para ser más letal, con «dinero» que conseguiremos durante el juego y que podremos usar en unos robots que hay en diferentes partes. Con las mejoras no tenemos solo nuevos movimientos o más fuerza, sino que también podemos mejorar la defensa o la vida. Este punto es muy interesante porque le da profundidad al juego, aunque la forma de conseguir ese dinero y el cómo lo usas puede ponerte muy por encima de lo exigido para combatir y estropearte un poco la experiencia, porque se convertirá en algo sencillo. Por otro lado tenemos ciertas fases secretas donde los enemigos tienen un defensa muy por encima de la propia media del juego, y aunque son combates muy interesantes, desentonan completamente con la exigencia requerida en esa parte del juego, como esperando que más adelante vuelvas atrás para enfrentarte a ellos.

Los combates en este juego tienen cierto ritmo y los enemigos ciertas mecánicas, ya que muchas veces la dificultad se basa en la combinación de enemigos y no en su poder o resistencia, es decir, en cómo los enemigos pueden combinar sus habilidades para que recibas daño y fastidiarte continuamente. En este sentido el juego es muy benévolo con nosotros, ya que Icey tiene la típica cúpula de protección que te impide recibir daño hasta que es destruida y que se recarga con el tiempo, con lo que aunque lo errores se convierten en daño para nosotros, el juego nos da oportunidades una tras otra. Por lo tanto, y aunque la idea de la combinación de enemigos me encanta, a veces cae en saco roto, haciendo que el juego sea bastante fácil en modo normal. Volviendo al tema del ritmo, por lo general tendremos que debilitar a los enemigos hasta poder hacerles el clásico remate, que es muy vistoso debo decir, y una vez hecho tendremos que aguantar el botón de atacar, en este caso cuadrado para recoger piezas de energía que ha soltado dicho enemigo al morir y hacer un ataque de área que ocupa toda la pantalla, el cual nos dejará con varios enemigos debilitados, pudiendo encadenar remate y ataque de área hasta prácticamente limpiar la zona de enemigos; esta mecánica es muy útil cuando quieres pasar de ciertos enemigos fácilmente o te están poniendo en un aprieto, si llegas a ese punto suele estar ya decidida la batalla.

Icey es un juego corto y como tal su banda sonora no es muy extensa, pero acompaña perfectamente a la acción del juego. Es una fiesta Techno que nos invita a avanzar y combatir, dando un aire de modernidad y siendo muy alusiva al hecho de ser una historia de Robots/Androides. En este sentido para mí es una de las mejores cosas del juego, sin desmerecer el propio combate, que aunque lo he criticado bastante, es muy entretenido, y más acompañado de esta música; por lo tanto este juego tiene una banda sonora perfectamente adecuada.

No sigas leyendo

Bueno si estas leyendo esto quiere decir que bajo tu cuenta y riesgo quieres que te haga spoiler del argumento, lo siento, tiene que ser así, no puedo hablar de ello sin destripar parte de las sorpresas, por lo tanto o lo hago o el análisis se reduciría a lo que has leído anteriormente, que no está mal, pero no sería un buen análisis o al menos no uno completo. En Icey tienes una batalla continua, y no, no es contra el malo final «Judas», es contra el auténtico villano: El Narrador.

Icey es un juego que trata algo tan complejo como la libertad de elección y hasta que punto en los videojuegos no eres más que una marioneta del propio desarrollador del juego. Durante toda la partida estaremos continuamente escuchando al narrador comentar lo que hacemos o lo que tendríamos que hacer pero con partes opcionales para desobedecerlo, y esto nos llevará al descontento del mismo, con conversaciones muy hilarantes y graciosas, pero también mucho subtexto que sacar de ahí. Un argumento que nos hará pasar por situaciones muy surrealistas, donde veremos que somos el conejillo de indias de un experimento, abusando a veces de frases alegóricas que nos dejarán completamente desconcertados sobre un rey amarillo. Este planteamiento es muy interesante porque el juego intenta ir más allá de un simple argumento y nos invita a desobedecer por instinto, con una serie de finales asociados a este combate de desobediencia contra el narrador.

Continuamente viviremos situaciones que no entendemos, mezcladas con la acción que ya he comentado en la anterior parte del análisis, llegando al punto de que después de un extraño tutorial tendremos que contestar unas preguntas que determinarán la dificultad del juego. Continuamente viviremos situaciones desconcertantes, por eso me sabe mal que hayas llegado hasta aquí, porque ya sabes esto, pero te avisé, te destripaste todo esto por culpa tuya. Te perdiste encontrar caminos alternativos, donde encontrar partes que no están acabadas de desarrollar con dinero oculto, partes que te llevarán a desafíos secretos y situaciones realmente extrañas donde descubrirías una sorprendente trama del narrador, la cual no acabarás de entender la mayor parte del tiempo, con unos finales completamente desconcertantes e incluso partes donde podrás ver y jugar a otros juegos de la desarrolladora. Te has perdido todo eso, ya no vas virgen a la experiencia, todo por ser atrevido o atrevida, ahora ves lo que pasa por no hacerme caso, desobedecer te ha pasado factura… no sigas leyendo, no tengo nada más que contarte, me has obligado a escribirte esto, todo porque querías saber, es lo único que te interesa… que no leas más, deja de leer…

Veo que sigues leyendo

Como veo que no me haces caso, te diré que Icey es un buen juego, que en cuanto al combate está un poco descompensado, con una banda sonora muy adecuada a la estética y un argumento muy arriesgado y complejo que tiene su mérito, pero que a veces se pasa y te deja con más preguntas que respuestas o con un interrogante en tu cabeza. Merece la pena que lo juguéis, pero habría sido mejor si me hubierais hecho caso y no hubieras tenido que leer todo esto.

Etiquetas

Francisco Jose Moreno

Gran Fan del Zelda, Final Fantasy, Metal Gear y largo numero de Etc. Lo mío son los juegos que me divierten simplemente o los que me llegan a la patata. No creo que nadie pueda sentar cátedra en opinar sobre videojuegos.

Actualidad

Botón volver arriba
Cerrar
X