AnálisisPS4

Friday the 13th The Game – Análisis PS4

Ah… las películas slasher… ¿Quién no ha disfrutado con títulos tan clásicos como Pesadilla en Elm Street, Scream o la mismísima Viernes 13? Personalmente, soy muy fan de este género. Considero que visionar estas películas debería ser casi una obligación. De verdad. Sobre todo cuando las acompañas con un buen montón de palomitas y un grupo de amigos con los que disfrutarlas.

Recuerda siempre que si debes abandonar la sala jamás prometas que volverás enseguida. Porque quien sabe… Quizás alguien tan carismático y dulce como Jason Voorhees tenga una sorpresa para ti.

¿Qué podría salir mal esta noche?

Bienvenidos al año 1984

¿Cómo hacer un juego entretenido y sencillo? Pues con un planteamiento tan simple como el de Friday the 13th the Game.

Imaginaos que estáis en un campamento rodeados de naturaleza, casas de madera y, por supuesto, una oscuridad casi total. Sois unos simpáticos monitores en busca de diversión, sexo y pasar una buena noche. Pero algo se mueve entre los árboles e incluso dependiendo del mapa, dentro del agua. ¡Oh, Dios! ¿Es Jason Voorhees? ¡Si, es él! Bienvenido, viejo amigo.

A partir de este momento vuestro objetivo es la supervivencia. Tendréis un amplio terreno donde poder esconderos, explorar y conseguir los ítems necesarios que os ayuden a escapar. Podréis hacerlo de diversas maneras: arreglando un vehículo, una barca, llamando a la policía o acabando con el hombre que se ha adueñado de vuestro miedo. Algo complicado cuando Jason prácticamente es inmortal.

Ya que el juego es puramente online, tendréis un abanico de posibilidades a la hora de seleccionar qué tipo de monitor seréis o a cual de los simpáticos y lindos Jason Voorhees queréis encarnar. Cada uno de ellos tendrá diversas habilidades especiales, al igual que algunas limitaciones. Por ejemplo, algunos monitores se comportarán con poca valentía ante el cadáver de otro monitor o cuando sientan la presencia del asesino cerca. ¡Pero que no cunda el pánico! Porque cada vez que completéis una partida conseguiréis puntos de experiencia para subir de nivel y comprar habilidades nuevas al azar.

¿Crees que no sé donde te escondes?

Apuñalar, descuartizar, usar los elementos del entorno… Como Jason, tienes formas muy variadas a la hora de acabar con la vida de los pobres incautos que pretenden tomarte el pelo. ¿Escapar? Jamás en mi turno.

Jason es un hombre especial. Uno que puede llegar a ser demasiado insistente, tomándose muy en serio la gran responsabilidad que supone convertirse en asesino. Si tienes la suerte de regenerarte como él, disfrutarás de lo lindo con la cacería. Puede moverse rápido, persiguiendo a sus víctimas y usando la habilidad que le permite ver dónde se encuentran los jugadores. También podrás teletransportarte por el mapa e incluso entrar en un modo furia donde no habrá puerta ni pared que se te resista.

Por si esto no fuese suficiente, también estará equipado con un hacha, cuchillos arrojadizos o incluso un machete. Todo lo necesario para demostrar quién manda en la partida. Ten cuidado si recibes demasiado daño, ¡pues pueden dejarte con el rostro al aire! Nunca creí que eso se podría hacer hasta que me lo hicieron a mí. ¡No seáis como yo e intentad dejar el pabellón bien alto! Los asesinos os lo agradecerán.

Es realmente divertido poder jugar en ambos bandos, experimentando la tensión como monitor y la excitación que supone reencarnarse en uno de los personajes más famosos del cine.

¡Las diversas formas de matar son muy divertidas!

¡Chi – Chi- Chi – Ka – Ka – Ka!

Oh, los dulces e inocentes monitores… Ignorantes ante todo lo que los aguarda en el bosque.

Aquí el juego me pareció bastante descompensado, la verdad. Como monitor tu contundencia y fuerza es muy floja, pero al menos nadie puede decir que no lo intentaste; pues corren como los cochinillos frente al matadero. ¡Nunca mejor dicho!

Tendréis multitud de escondites: como la zona inferior de una cama, los armarios o los rincones más oscuros. Podréis fortificar las puertas, montar trampas para osos y esperar a que Jason haga su aparición si queréis probar suerte a la hora de acabar con su vida. Mucho cuidado si sois osados, porque quizás terminéis con la cabeza partida en dos.

Pensar rápido será clave en el papel del monitor. Las distracciones tales como encender una radio o usar fuego detendrán momentáneamente a Jason. ¡Aprovecha y corre antes de que sea tarde!

No dejéis de haceros con un arma; cuanto más fuerte mucho mejor. Tenéis varias a vuestra disposición por todo el mapa. Así que mientras buscáis los ítems que os llevarán a la salvación, agarrad con entereza una llave inglesa, un cuchillo, un bate o una sartén. Todo vale en una cacería.

En mi caso, las veces que he conseguido escapar ha sido gracias al arreglo de un vehículo. Podéis aprovechar para ir en grupo, ya que suele ser una opción más segura y menos arriesgada. Cuidado también con vuestra barra de resistencia, la cual se regenera muy poco a poco: sobre todo dependiendo del monitor escogido. Nunca ignoréis el mini mapa donde se mostrarán los puntos clave y más importantes que influirán en vuestro escape. ¡Suerte, vais a necesitarla!

¿Cuánto queda?

Vamos a hablar de los puntos flojos. Cuando creas una sala de juego y tienes la mala suerte de ser el anfitrión, te va a tocar tener que aguantar al menos veinte minutos de partida si todos los monitores están de suerte y consiguen huir de Jason. Algo que no me ha gustado demasiado. Si te matan a los cinco minutos y quieres conseguir la experiencia es la única manera de hacerlo.

Podrás ser testigo como si de una película se tratase de todo lo que acontece en el campamento. Ya sea cada muerte o cada huida, así como una vista general de las cámaras de seguridad del lugar. Aunque no todo está perdido. Si uno de los jugadores hace una llamada, podrás reaparecer como Tommy Jarvis, personaje con unas características elevadas y una escopeta como arma. ¿Serás capaz de vengar tu propia muerte?

Puedes probar con algo tan sencillo como la comunicación entre jugadores; siempre que los haya, claro. Pues uno de sus puntos flojos (al menos en consola) es la poca cantidad de personas que hay jugando. No sé si influyó su fecha de salida o que no se le dio publicidad suficiente, pero es difícil entrar en una sala y tener una conexión decente, ya que parece que los servidores del juego no son adecuados. Esto conlleva caídas importantes, ralentización de personajes o bugs dispersos por todo el mapa. Es muy frustrante y entorpece la experiencia de juego.

Se ha notado el interés por revivir las sensaciones de las películas. El ambiente, la tensión y la diversión que supone comenzar una partida. Todo es genial hasta que los problemas y el apartado gráfico van haciendo que decaigan los ánimos poco a poco.

Los monitores, por ejemplo, son casi un calco consecutivo. Robóticos y muy estáticos, con movimientos poco fluidos y cuyas animaciones dejan un poco que desear. No es agradable estar huyendo de Jason y ser atrapado sin posibilidad de escape solo porque el personaje no responda correctamente. Es otra de esas cosas que hacen que te plantees su compra.

Vais a pasar muuuucho miedo en el campamento.

Conclusiones

El escaso número de jugadores y la tardanza a la hora de iniciar partida consigue que decaigan tus ganas de jugar. Incluso cuando conectas con otras personas, los ánimos casi han desaparecido. Aunque al menos nos quedan las brutales formas de matar que tiene Jason, una de las cosas que más he disfrutado.

Sabía perfectamente lo que iba a encontrarme cuando comencé a jugar, pero esperaba algo más. Algo que hiciese verdadero honor a una saga tan clásica como la de Jason Voorhees, que te transportase realmente al año 1984. Aunque lo consigue en cierta parte, no me parece suficiente. Es una pena, porque este juego podría haber sido una compra obligada de diversión asegurada si estos puntos se hubiesen pulido un poco más.

Igualmente, si sois fanáticos del género slasher y de cierto personaje con máscara de hockey, quizás podáis pasar por alto estos inconvenientes y darle una oportunidad. Porque os aseguro que pese a todo, vais a reír de lo lindo.

Disfruta junto a tu viejo amigo Jason.
Etiquetas

Aruba Chan

Cosplayer y artista amante del diseño gráfico, de la fotografía y el dibujo. Llevo jugando videojuegos desde que era pequeña, pero siempre guardaré en mi memoria The Legend of Zelda: Ocarina of Time.

Actualidad

Botón volver arriba
Cerrar
X