AnálisisPC

A Robot Named Fight! – Análisis PC

Versión analizada: PC

Todos los juegos del género roguelike tienen su manera especial de atrapar a los jugadores. Ya sea mediante combinaciones de objetos, con una gran dificultad o mezclando ambas cosas. Pero, de vez en cuando, nos llegan títulos que a pesar de contar con una gran variedad de armas que desbloquear son bastante sencillos de completar. Y así es el juego que vamos a analizar hoy, A Robot Named Fight!

Este título desarrollado y editado por Matt Bitner Games nos recordará de primera vista a Metroid en muchos de sus aspectos, incluso el diseño del personaje principal se parece bastante a la cazarrecompensas Samus Aran. Pero esto no es más que un mero tributo que nos deja ante nosotros un gran título del género roguelike y que más de uno no podrá pasar por alto.

El robot contra la megabestia

La premisa de A Robot Named Fight! nos pone en la piel de un robot solitario que tendrá como misión derrotar a la mega bestia o megabeast, quien tras cientos de años ha decidido infestar el mundo con horribles criaturas. Estas criaturas las tendremos que ir derrotando mientras avanzamos por los distintos niveles generados aleatoriamente en busca de artefactos que harán más fuerte a nuestro personaje para poder al fin cumplir con su misión.

Una historia sencilla que, como en la mayoría de roguelikes, sirve una vez más como excusa para ponernos ante un juego al que echar bastantes horas.

Lo bueno de este título y en diferencia a los demás de su mismo género, es que tiene una dificultad bastante menos elevada que el resto, haciendo con esto que los jugadores puedan aguantar largas sesiones sin verse frustrados por morir una y otra vez, pero hay que ser consecuentes, ya que al tener una dificultad menos elevada tal vez para algunos jugadores se les haga demasiado sencillo y por ende aburrido.

Como en la mayoría de roguelikes la historia será una mera excusa para disfrutar de muchas horas de juego.

Los cientos de mapas posibles

Una vez más, los mapas se generarán aleatoriamente, teniendo que empezar en sitios diferentes, al igual que pasa en famosos títulos como The Binding of Isaac, Enter the Gungeon o Rogue Legacy.

En nuestro paso por los diferentes niveles, siempre con mapeados distintos, iremos encontrando mejoras, como por ejemplo mejoras de salud o de energía. También iremos encontrando diferente equipamiento de forma aleatoria que se fusionarán unos con otros para hacer sinergias bastante impresionantes, haciendo con esto partidas bastante interesantes o en ocasiones algo aburridas al no conseguir nada decente. Por supuesto, también encontraremos equipamiento clave para poder seguir avanzando, por lo que es imposible quedarnos atascados.

Aunque el juego no es muy largo de pasar en cuanto a historia se refiere, si que podremos encontrarnos con gran variedad de enemigos finales o enemigos comunes que, por supuesto, cambiarán de una zona a otra, teniendo que acostumbrarnos al patrón de movimientos de cada uno de ellos. Esto hace que el juego sea muy rejugable incluso cuando ya tenemos todo desbloqueado.

Junto a los mapas, los objetos que iremos encontrando son totalmente aleatorios.

Siempre seremos más fuertes

Antes comentábamos que podremos ir encontrando diferentes mejoras o equipamiento para nuestro personaje. También, iremos encontrando en lugares secretos o al matar enemigos, diferentes materiales que usaremos en tiendas repartidas por todos los mapas. Esto por lo general son totalmente prescindibles, pero nunca viene mal una ayudita para ser los más fuertes del planeta.

A Robot Named Fight! no es un juego para nada exigente. Como pasa en otros de este mismo género, la curva de dificultad no es muy exagerada. Desde el principio, el control de nuestro personaje es fluido y no moriremos en excesivas ocasiones, ayudando con esto a gente nueva en el mundo de los roguelike.

Algo importante que añade el juego es el cooperativo local que, por desgracia, no está tan bien pulido como lo merece. El segundo jugador solo podrá llevar un especie de satélite que no cuenta con mejoras y solo dispara, haciéndolo un poco aburrido para quien lo controle. Tal vez en un futuro y mediante un parche puedan añadirle algún tipo de mejora para hacer más atractivo este apartado.

Con cada run iremos desbloqueando más y más objetos.

Gráficos y sonidos a la vieja usanza

Tanto el apartado gráfico en tema de sprites, paletas de colores y el apartado sonoro o banda sonora, está claro que beben mucho de Super Metroid para la Super Nintendo y que todos los amantes de esta famosa saga reconocerán nada más entrar al juego.

No son nada del otro mundo o que no hayamos visto antes, pero cumple la función de ser grato para la vista (aun con los horribles enemigos) y tener una banda sonora pegadiza que no aburre a los oídos y nos atrapará en el ambiente lúgubre de este título.

En ciertos aspectos nos recordará a Super Metroid. Con enemigos y paisajes de aspecto horripilantes.

Conclusión

A Robot Named Fight! es otro título del género metroidvania y desarrollado por Matt Bitner Games que nos invita a pasar muchas horas delante de la pantalla para poder desbloquear todo tipo de armas o enemigos nuevos. Con cada run nuestro personaje de hará más fuerte de diferentes maneras, junto a un segundo jugador en forma de satélite que nos ayudará en momentos de apuro.

Todo esto mientras nos fijamos en los distintos detalles que tienen los mapeados y el gran diseño de enemigos finales. Sin duda, una obra que todos los amantes e incluso los nuevos jugadores de los roguelike no podrán pasar por alto.

Etiquetas

Alvaro Lopez Rodriguez

Nintendero desde que nací, gracias a mi familia que me enseñaron todo sobre los videojuegos. Fire Emblem y Metroid son sin duda de las mejores sagas que nos ha podido dar la industria de los videojuegos.

Actualidad

Botón volver arriba
Cerrar
X