AnálisisPS4

The Escapist 2 – Análisis PS4

Versión analizada: PS4. También disponible en: PC y Xbox One.

Hace unos años nos encontramos con un juego capaz de sacar lo mejor de nosotros para cavar túneles, robar a los guardias, pegar a nuestros compañeros… Sí, hablo de The Escapist. Ahora Team 17 ha decidido hacer algunos cambios, darle un lavado de cara y mejorar algunos aspectos en su secuela, The Escapist 2.

Diferente cárcel, misma condena

Nuestra misión principal será salir de la cárcel, hasta ahí todo bien, pero tendremos que ingeniárnosla para buscar la mejor forma y ahí han dado un buen paso desde la primera entrega. Tendremos muchas opciones para la fuga, ampliando en gran número los objetos de crafteo, que tendremos que ir desbloqueando según cuanto mayor sea nuestra inteligencia. Esta, al igual que aumentar nuestros niveles de fuerza para ser más resistentes, se hará mediante algunas pruebas fáciles, como pulsar el botón en el momento dado. Pero cuidado, porque te agotarás fácilmente, haciendo que el camino sea bastante lento al principio.

La creación de objetos será crucial para nuestra fuga por lo que tendremos que subir nuestro intelecto para mejor objetos.

Presos personalizados

Una de las características de The Escapist 2 es la gran personalización que tiene, ya sea con nuestro propio avatar o incluso con los guardias. Es algo curioso, pero no va más allá de lo puramente estético, por lo que yo al menos jugué todas las partidas en aleatorio. De todas formas, para poder identificar al preso que queramos solo tendremos que mirar el simbolito que aparece sobre sus cabezas. Cuando es una moneda, significa que dispone de una tienda donde podremos comprar todo lo que necesitemos, desde una barra de metal hasta un calcetín sudado (en serio, nunca sabes cuándo lo vas a necesitar). Se canjea con dinero que podremos conseguir haciendo algunas misiones, estas serán fácilmente reconocibles porque quiénes nos las dan tienen una exclamación sobre sus cabezas.

Podemos encontrar de todo en las tiendas, pero a un alto precio.

Todas las misiones son acumulativas, por lo que podremos posponerlas para cuando queramos o encontremos el item que nos falta. Cuanto más difícil sea la misión más dinero nos darán por ella, pero cuidado, porque si los guardias nos ven hacer cosas raras nuestro nivel de alerta irá subiendo. Que se llenen las cinco estrellas que aparecen bajo el minimapa significará una muerte segura. La única pega sobre las misiones es que son tremendamente fáciles, guiándonos incluso a la celda adecuada para conseguir el objeto que queramos. Esto hace que las misiones a veces sean un poco tediosas, porque aunque cortas, nos harán recorrer toda la cárcel de un punto A a un punto B una y otra vez.

El mapa ha sido ampliado bastante desde la primera entrega, contacto con varias plantas y multitud de salas. Por suerte tenemos un gran mapa donde saber dónde estamos en cada momento, conocer las entradas y salidas de los guardias, el color de las tarjetas o llaves que necesitaremos para atravesar según qué zonas. Sin duda será un gran aliado a la hora de hacer tácticas.

En nuestro Diario podremos ver todas las misiones disponibles y activar la que queramos en cualquier momento.

Cada prisionero a su prisión

Antes de comenzar la aventura, y sobre todo para aquellos que no sepan muy bien de qué va el juego o para aprender los controles, dispones de una cárcel de tutorial: Central Perks 2.0, que para muchos veteranos les sonará, puesto que es la versión mejorada de la que encontramos en The Escapist. Pero tenemos muchas más posibilidades para librarnos de nuestra condena, con lugares bastante divertidos… y difíciles.

Aumentando cada vez más el nivel de dificultad, siendo incluso muchos de ellos debloqueados a base de llaves, que conseguiremos una vez vayamos completando los niveles anteriores, nos podemos encontrar: Cougar Creek Railroad, una prisión en movimiento ¡dentro de un tren!; Rattlesnake Springs, tómate el almuerzo en la cantina porque ahora estarás en el salvaje oeste; K.A.P.O.W Camp, vive la aventura de salir de la cárcel al más puro estilo hollywoodiense; H.M.S Orca, si en el primero estuvimos en una isla, ahora estamos en el barco que nos conduce a ella; H.M.P Offshore, una difícil cárcel en una estación petrolífera; Fort Tundra, repetimos situación de nieve como en el primero; Area 17, una base militar con algún que otro secretillo y, por último, Air Force Con, una gran aventura a miles de pies de altitud.

Tendremos muchas cárceles disponibles, incluso una en el lejano oeste.

Apartado técnico y multijugador

Con un estilo pixel art bastante marcado, se han añadido un montón de detalles, siendo una gran diferencia la que nos encontramos con la primera entrega. Está claro que han querido actualizarse pero sin perder su esencia, y lo consiguen.

En cuanto a una de las mayores novedades, cabe destacar con The Escapist 2 cuenta con un multijugador, tanto local como online. Ofrece así partidas mucho más rápidas, donde gana el mejor y puedes comparar tu puntuación con la de los otros presos o crear un grupo con tus amigos para colaborar y salir de la cárcel.

Conclusiones

The Escapist 2 conserva muchos de los conceptos de su antecesor, pero tiene un aire fresco con nuevas oportunidades de comerse la cabeza y buscar técnicas de escape. Sin bien a veces se hace un poco tedioso y con misiones bastante fáciles, cada cárcel es un nuevo reto y tiene muchas posibilidades de rejugabilidad.

El modo multijugador es totalmente un acierto y le ofrece mucho más dinamismo a las partidas, pudiendo jugar con amigos o de forma totalmente online. Sin lugar a dudas, una gran continuación del título de Team 17, ¿a qué esperas para salir de la cárcel?

Etiquetas

Cristina J. Lerena

Filóloga a ratos libres y jugadora casi a tiempo completo. Me gustan los juegos de rol, las aventuras gráficas, los mundos abiertos y las alitas fritas.

Actualidad

Botón volver arriba
Cerrar
X