AnálisisPC

Cat Quest – Análisis PC

Versión analizada:PC. También disponible en: iOS & Android
Los juegos RPG son un tipo de género que por lo general son bastantes largos de completar tanto la historia como al 100%. A veces nos llegan títulos que son de este mismo género y tienen una duración bastante corta, entre 4 y 5 horas en total. Aunque a priori parezca que un RPG de esta duración puede ser malo, la verdad es que el título que analizaremos hoy ha sabido sacar lo mejor de este género y poder traernos un juego de sobresaliente.

Cat Quest, desarrollado por The Gentlebros y editado por PQube, es ese RPG con ambiente gatuno y de corta duración que hará engancharse a más de uno por todo lo que contiene. Nunca había sido tan divertido jugar a un juego de estas características y que durase tan poco.

La historia del sangredragón y el mundo felino

La premisa de Cat Quest nos pone en la piel de un gato con sangre de dragón, de ahí lo de sangredragón. Un ser malvado conocido como Drakoth secuestra a la hermana de nuestro protagonista y nuestro deber es encontrar la manera de dar con este villano junto a sus dragones y hacerles morder el polvo. Una historia sin muchas complicaciones para adentrarnos en el mundo felino y recorrer el continente con mil secretos que descubrir.

En cuanto a la dificultad que presenta el juego no es muy complicado. La dificultad reside en que los propios jugadores serán los que tendrán que aprenderse el patrón de movimientos de cada enemigo para poder esquivarlos, haciendo algunas zonas del juego más difícil, obligándonos a farmear o subir de nivel para poder continuar.

En cuanto a la duración y juntándolo a su dificultad, estamos ante un juego que dura aproximadamente de 3 a 5 horas, según si completamos todas las misiones y secretos que hay en el juego o simplemente nos centramos en la historia principal, subiendo de nivel solo cuando sea estrictamente necesario.

La historia del sangredragón que tuvo que salvar a su hermana.

Equipamiento por todos lados

No podía faltar el equipamiento que podremos ir consiguiendo para nuestro protagonista felino. Tendremos todo tipo de piezas para adornar, que también se verán visualmente y es un punto a tener en cuenta. Armaduras, cascos, espadas, bastones, cotas de malla, túnicas de magos… Todo esto lo podremos ir encontrando tanto en las mazmorras que hay repartidas por todo el continente, como en la herrera Kit Gat, la cual tendrá también varios puestos en diferentes zonas del continente.

Cada pieza de armadura podremos ir subiéndola de nivel encontrando esa misma pieza en otro lado para mejorar así sus atributos. A su vez, en la herrería, y de forma aleatoria, podremos comprar cofres con equipo con las monedas que nos iremos encontrando por cualquier zona o matando a enemigos.

Podremos ir encontrando y comprando diferente equipamiento de forma aleatoria.

La senda del espadachín o la senda del mago

Como era obvio, y tratándose de un RPG, podremos orientar a nuestro personaje tanto a un equipo que se base en vida, ataque para matar a nuestros enemigos a base de espadazos y golpes críticos, o un equipo basado en magia, pero reduciendo nuestras demás estadísticas.

A diferencia del espadachín, el mago tiene una serie de magias que podremos ir comprando y mejorando en los distintos templos de culto que tienen un color morado en el mapa. Estas magias son, en la mayoría de los casos, demasiado imprescindibles como para no usarlas.

Por lo general y en especial en Cat Quest, el equipo de mago y sus magias tienen mucho más poder que el equipo de espadachín. Si es verdad que podremos orientar a nuestro gato a llevar equipamiento de mago pero con piezas de espadachín para aguantar más golpes si lo necesitáramos, y poder hacer un daño descomunal gracias a las magias que mejoremos.

El control de nuestro personaje es rápido y sencillo. Podremos dar volteretas para esquivar a nuestros enemigos, atacar con nuestra arma o lanzar magias. Es un control bastante preciso y necesario por el tipo de juego que es, obligando al jugador a acostumbrarse para poder avanzar.

Por lo general, en Cat Quest la magia será demasiado útil.

El mapeado y las side-quest

Todo el mundo de Cat Quest se centra en un solo continente, divido en islas y ciudades. Tendremos que ir completando de vez en cuando misiones secundarias o side-quest, que nos darán experiencia para subir de nivel a nuestro protagonista, dinero para poder comprar mejor equipamiento y en ocasiones armas especiales.

También están las mazmorras, que suelen ser cortas, pero que al final nos darán una recompensa por completarla. La mayoría de mazmorras están ligadas a las misiones secundarias que tendremos que completar, por lo que no recomiendo limpiarlas antes de hacer las misiones, a menos que lo que queramos sea subir un poco de nivel y conseguir oro.

Tendremos zonas con monumentos que solo nos contarán un poco de la historia, para aquellos que deseen saber más acerca del lore de este juego. Lo especial que tiene Cat Quest son los muchos guiños que tiene a otros juegos o productos, como por ejemplo la herrera que se llama Kit Gat, haciendo mención a Kit-Cat.

Por todo el mapa podremos ir encontrando misiones, mazmorras o monumentos que nos contarán más sobre el juego.

Un apartado artístico toon

Si por algo enamora este gran título es por su apartado artístico toon ambientando en gatitos. Todo estará decorado con colores vivos y dibujos animados, que se ven muy bonitos a la vista. Incluso cada personaje principal de la historia tiene un diseño bastante chulo y nos acordaremos de cada uno, así como los temibles bosses a los que tendremos que dar caza.

Por otro lado, las piezas musicales que usan para este juego están bien llevadas a cabo, aunque por desgracia no cuenta con muchos temas, repitiéndose así en muchos puntos del juego. Tal vez, una mayor variedad de canciones habría animado más el juego.

Un estilo toon muy agradable a la vista.

Conclusión

Para todos los amantes de los RPG y que no pueden invertir gran tiempo en jugarlos, Cat Quest es el juego que necesitan. Aunque sea corto, es entretenido, su trama y sus guiños hacen reír a cualquiera, diversidad de equipamientos, magias, millones de misiones secundarias. Un sin fin de cosas que hacer y todo gracias a The Gentlebros, quienes se han esmerado en crear un autentico RPG de corta duración.

Con un apartado artístico toon que entra muy bien por los ojos, sin una dificultad demasiado elevada para que pueda jugarlo todo tipo de públicos, tanto exigentes como novatos en este terreno.

Etiquetas

Alvaro Lopez Rodriguez

Nintendero desde que nací, gracias a mi familia que me enseñaron todo sobre los videojuegos. Fire Emblem y Metroid son sin duda de las mejores sagas que nos ha podido dar la industria de los videojuegos.

Actualidad

Botón volver arriba
Cerrar
X