AnálisisPC

Skeleton Boomerang – Análisis PC

¿Alguna vez os ha pasado eso de tener que derrotar esqueletos con solo la ayuda de un bumerán? ¿No? Pues va siendo hora de que os pase.

Os presento Skeleton Boomerang.

En la obra desarrollada por Artisano y publicada por ANIM.ACE encarnaremos a Hunter, un aventurero cuyo linaje ha sido maldecido por el avieso Mr. Saturday y, para deshacerse de esa maldición, viajaremos a la isla del gran esqueleto para derrotarle a él y a sus lacayos. Para navegar por la isla y elegir las fases nos moveremos libremente en un mapa de la isla al más puro estilo Super Mario. El juego se divide en distintos niveles que iremos desbloqueando conforme avancemos por la isla y consigamos tres tipos de coleccionables: las calaveras doradas (conseguidas al final de cada nivel), los colgantes “guays” que servirán de coleccionable secreto para desbloquear niveles extra, y las llaves que conseguiremos al matar a los jefes de cada zona. En total hay unas cinco partes de la isla con su respectivo jefe, niveles secretos y desafíos ocultos.

¿Cuántos huesos hacen falta para lanzar un búmeran?

En esencia se trata de un plataformas en dos dimensiones clásico, pero en esta ocasión Hunter cuenta con un arma para derrotar a todos los esqueletos que se le pongan en su camino. El búmeran es una de las claves jugables, pues lo lanzaremos con un botón hacia la dirección que queramos y volverá a nosotros. Si antes de que vuelva a nosotros mata a algún enemigo más, empezaremos un combo. Cuantos más enemigos matemos sin volver a recoger nuestro bumerán más alto será ese combo y más esquirlas de hueso nos soltarán los enemigos.

Esas esquirlas servirán de puntuación y nos irán otorgando mejoras cuantas más tengamos, desde más salud, nuevos tipos de bumerán o poderes especiales que afecten al comportamiento del arma. Tendremos un bumerán de hielo, de fuego, doble bumerán y alguna que otra sorpresa más; y podremos hacer que el arma se quede girando en el aire durante unos segundos, atraerla más rápidamente a nosotros o hacer que vaya hacia un enemigo. Todos estas opciones se suman al poder rodar para esquivar a los enemigos y al bumerán, haciendo que pase de largo y pueda dar a los enemigos que tengamos delante.

¡Manda huesos!

Los jefes finales de cada zona no son extremadamente difíciles, pero tienen diseños de lo más divertidos, mientras que los jefes extra ya suponen un reto algo más elevado con permiso del enfrentamiento final. Hay una buena variedad de enemigos, cada uno con su comportamiento y dureza, desde esqueletos normales pasando por serpientes voladoras de hueso, hasta samuráis y ninjas esqueleto. Además de distintos enemigos, durante los niveles nos encontraremos con mucha variedad de mecánicas, como puntos de agarre suspendidos en el aire, colchonetas, ventiladores, carreras de trineos e incluso una zona de avance lateral en el espacio.

El píxel art es muy resultón y los movimientos de Hunter tienen animaciones muy conseguidas. Sumándole también una banda sonora a la altura con temas muy pegadizos hecha por +TEK. Durante mi partida me he encontrado con algún que otro fallo sin importancia, aunque si que hay un nivel donde los fps caían inexplicablemente de los 60 constantes del resto del juego, por lo que no pude disfrutar de esa fase en concreto. Por lo demás me ha sorprendido gratamente este plataformas, con una mecánica distinta y gran variedad de entornos y enemigos. Sin duda yo le echaría las falanges encima.

Etiquetas

Daniel González

Tal vez os interese mi vida de filólogo, o tal vez no. En todo caso resulta que me gustan los jueguicos y a veces escribo sobre ellos. Beyond Good & Evil es lo mejor que ha dado este mundo.

Actualidad

Botón volver arriba
Cerrar
X