AnálisisPC

Community Inc – Análisis PC

Desarrollado por T4 Interactive y distribuido por tinyBuild Games hoy llega Community Inc, un simulador de construcción y de gestión de una comunidad que no nos pondrá las cosas fáciles. Son muchos los juegos de gestión que van llegando al mercado y que quieren diferenciarse del típico «llevar una vida a lo más alto», ahora las decisiones son difíciles y no nos servirá deshacernos de un personaje problemático solo con quitarle la escalera de la piscina.

Community Inc nos proporciona un tutorial básico con tres partes, enseñándonos los principios en los que se sustenta el juego: la construcción. Pero no solo de construir vive el hombre, por lo que aquí podremos también relacionarnos con las otras razas, ser diplomáticos y justos o provocar la guerra con nuestros vecinos. Tú decides cómo llevar tu comunidad.

Podrás elegir cómo será el mundo donde instalar tu comunidad y ver tus progresos.

Los comienzos

Al comenzar una partida nueva podemos elegir el nombre de esa comunidad, así como el modo; aunque de momento solo está disponible el modo normal. Nuestras ganancias irán aumentando, tanto haciendo negocios como vendiendo nuestras otras comunidades una vez hayamos acabado con ellas, pero siempre comenzaremos con 600 $ -que terminarán desapareciendo a los cinco minutos de partida-. Elegiremos también cuánta vegetación o animales querremos por el mapa, lo cual es bastante importante a la hora de recolectar recursos, así como los desafíos. Recomendaría al principio bajarlo al mínimo, puesto que hasta que le cojas el truco es mejor evitar la caída de meteoritos -sí, los hay-. También disponemos de cuatro tipos de mapas distintos, aunque estos solo tendrán leves diferencias.

Nosotros, como jefes ahora de la comunidad, tendremos que «sobrevivir» 30 días comandando a nuestros empleados, los Lings, cumpliendo una serie de misiones, ocho en total. Pero no creáis que todo será un camino de rosas, puesto que la mayoría de veces no llegaréis ni al día 10. Aquí estará a la orden del día el ensayo y error.

Cada uno de los Lings tendrá una serie de atributos que podrás modificar y unas barras de salud y experiencia que es mejor vigilar.

Nuestros queridos empleados, los Lings

Al comenzar la partida dispondremos de un paraje desierto, nosotros tenemos que comenzar a repoblarlo. ¿Cómo? Pues contratando empleados que comiencen con la construcción de nuestra maravillosa comunidad. Por solo 50 $ por contratar un empleado y con un salario de 1 $ al día, ellos pondrán en práctica todo lo que les pidamos.

Cada uno de ellos es totalmente individual y podremos ir modificándolos a lo largo de la aventura. Podremos ver su inventario, donde llevarán la herramienta asignada según su trabajo o los item que transporten en ese momento, y también qué ropa llevan, importante cuando se acerquen las bajas temperaturas y haya que abrigarlos. Podrán tener asignados cinco trabajos diferentes, pero solo uno podrá estar activo a la vez, así que es mejor escoger el que más se adecue a él. ¿Cómo lo sabremos? Fácil. Cuando contratamos un Ling podemos ver qué cualidades tiene, por lo que será más fácil que alguien fuerte y valiente se ocupe de la seguridad, alguien que se le de bien vender se encargue de los tratos con los vecinos y un doctor sea el… doctor. Según vayan aprendiendo su profesión irán subiendo de nivel y nos darán puntos, así que podemos gastarlos en diferentes atributos: fuerza, trabajo duro y resistencia.

Pero lo más importante que deberemos vigilar son las barras de vida. Tenemos dos que nos indican el nivel de trabajo, una de ellas el nivel de escolarización -que servirá para que no se revelen- y otras dos donde veremos su vida y su nivel de satisfacción. Mantener estas dos últimas completas será costoso, pues siempre tendremos que vigilar si uno de nuestros empleados enferma o está triste; podría provocar altercados, peleas o incluso la muerte o el suicidio.

Además, no podrás manejarlos personalmente, si no que recibirán órdenes de forma indirecta según qué quieras construir o recolectar en ese momento, poniéndolo en una lista de prioridades. Pero sí que hay alguien a quien podemos manejar, y ese será nuestro guerrero. Podemos dirigirlo a cualquier lugar del mapa si vemos que un enemigo se acerca en la lejanía y queremos evitar que aparezca en nuestra zona de trabajo.

Las opciones para construir son enormes, pero también contienen algunos errores.

La construcción y el crafteo

El sustento de nuestra comunidad es la construcción, pero esta no será sencilla. Podemos construir casi de todo, desde unas tijeras para el sastre, sillas para sentarse, medicinas, platos cocinados… hasta un básico tablón de madera que nos servirá para prácticamente todo. Pero no solo podemos construir objetos, puesto que tendremos que dar cobijo a nuestros Lings con casas confortables -con camas para poder descansar-, y almacenaje para todos los items que vayamos recolectando, así como también granjas para obtener alimento, lana o cuero. Además, con un poco de dinero extra podrás ir desbloqueando más cosas para construir.

Es un sistema muy completo, quizás demasiado. Es posible que para acceder a una mesa de escultor necesitemos un objeto que para construirlo necesitemos hierro que para extraerlo necesitemos un pico que para ello necesitemos un minero nivel 2… y así un largo etcétera, por lo que muchas veces construir una simple cosa se hará bastante tedioso.

Además, un gran error es que a veces los objetos se contradicen, por lo que necesitarás por ejemplo una mesa de construcción para construir una mesa de construcción. Esta pescadilla que se muerde la cola hará que tengas que volver a reiniciar la partida si has perdido la mesa de construcción que te regalan cuando comienzas una partida nueva -la mía la perdí en un incendio por lo que tuve que reiniciar la partida sin poder continuar-.

Conocerás ocho razas distintas con las que podrás comerciar o comenzar una guerra.

Vecinos en pie de guerra

Nosotros no estamos solos en esta tierra recién conquista por nuestra empresa, aquí habitan ocho razas distintas con pintas no demasiado humanas que utilizan también el portal como nosotros. Podemos hacer tratos comerciales con ellos, por lo que de vez en cuando nos llegarán solicitudes de ayuda, ya sea de dinero, madera o incluso armas. Pero cuidado, porque no todos ellos son pacíficos y no todos se llevan tan bien entre ellos. Es posible que si haces tratos con los Golem de piedra no les hará mucha gracia a los Panteras negras, por lo que tu amistad con ellos comenzará a bajar. Es fácil disuadirlos, pero si los tratos continúan es posible que comience una guerra.

Irán llegando contratos a menudo, por lo que a veces es mejor rehusar de ellos si vemos que no podremos cumplir con los objetivos en el tiempo adecuado. Es mejor perder un poco de dinero a cambio a que la enemistad vaya en aumento.

Apartado técnico y sonido

Es un mundo bastante sencillo y, aunque se aprecian algunas texturas, no es lo importante. Podemos mover la cámara en casi todas las direcciones e incluso acercarla al máximo para apreciar a nuestros queridos empleados, aunque estos, al igual que los otros habitantes, se sienten bastante caricatura y algo planos. Además, si alejamos la cámara podemos ver los bordes del mapa, algo que recuerda que estamos en un mundo pequeño y prediseñado.

La música es sencilla y clásica, como en casi todos los juegos de construcción, cambiando únicamente a una un poco más movida cuando hay un ataque, pero no es nada destacable en ese sentido.

Conclusiones

Community Inc es un juego de simulación donde eres el nuevo manager de una empresa. Controlaremos a los Lings, nuestros empleados, para poder construir, pero tendremos que tener siempre un ojo en sus necesidades, lo cual nos hace preocuparnos por ellos y no solo en que trabajen más y más sin descanso. Las opciones de construcción son enormes, pero a veces tanto que se hace un poco tedioso y complicado, puesto que cuenta todavía con algunos bugs. Nos ofrece la opción de llevar una vía diplomática, pero en las primeras fases del juego será bastante complicado.

En el apartado técnico no destaca, pero tu objetivo es la de construir ese paraje desierto, por lo que no necesita una gran calidad para ofrecernos todo lo que nos da. Eso sí, está completamente en inglés -o portugués-, por lo que si no te manejas muy bien a veces no sabrás qué te piden para algún objetos y tendrás que revisar la lista uno por uno.

El mayor problema que tiene Community Inc. es que la mayoría de las veces tendrás que reiniciar la partida o vender tu empresa porque no puedes continuar, ya sea porque tienes el inventario lleno y no puedas construir más almacenaje, no tengas una mesa de construcción o no tengas soldados en el momento de un ataque y tengas que quedarte mirando cómo matan a todos tus empleados.

En definitiva, es un juego bastante divertido, con algunos problemas que espero que solucionen más adelante, pero es una buena opción para pasar las horas llevando tu empresa, haciendo feliz a tus empleados y tus vecinos. Aunque más de una vez quieras quitar el juego porque un empleado está triste y ha… querido ir al cielo.

 

Etiquetas

Cristina J. Lerena

Filóloga a ratos libres y jugadora casi a tiempo completo. Me gustan los juegos de rol, las aventuras gráficas, los mundos abiertos y las alitas fritas.

Actualidad

Botón volver arriba
Cerrar
X