Artículos

Shadow of the Colossus, el remake innecesariamente necesario

Durante este E3 2017 he podido ver más bien poco debido a mi trabajo. Las horas no me cuadraban y la única conferencia que pude ver era la de Sony, así que como un crío me dispuse a verla para comprobar qué nos tenía guardada la compañía nipona.

Resultó una conferencia con altibajos, buenos juegos, pero algunas ausencias que se notaron demasiado. Comenté con mis amigos que no esperaba ninguna sorpresa, y de pronto, la conferencia se oscureció. La pantalla mostró una torre en la lejanía, rodeada por un paisaje salvaje y precioso, luego, unos caballos trotando y entre ellos un corcel blanco… Y yo sabía qué era.

Al principio me quedé en blanco, no procesaba la información. Luego llegó el aluvión de mensajes de mis amigos pidiéndome que pusiese el E3 si no lo estaba viendo, y con los que estaba hablando no paraban de nombrarme porque todos sabíamos de qué se traba: Shadow of the Colossus.

El remake de Shadow of the Colossus fue una de las sorpresas que se guardaba Sony para su conferencia del E3 2017.

Para el que me conoce bien, sabe que Shadow of the Colossus es mi devoción, el juego que se ganó mi corazón, y de ahí que todos quisieran que viese la conferencia. Si os soy sincero, después de ese anuncio me dio igual todo lo que sacaron, yo ya tenía mi sorpresa. Tras terminar, me tumbé en la cama y me puse a pensar: ¿Era en realidad necesario este remake?

Esta es una pregunta que llevo haciéndome desde entonces, y que como yo, otros usuarios han decidido contestar en las redes sociales. No, Shadow of the Colossus no necesitaba un remake, no ha envejecido mal, y hasta podemos disfrutar del port en Playstation 4, Playstation 3 y en la consola que le vio nacer, Playstation 2. ¿Eso significa que no deba emocionarme? No, ni mucho menos, de hecho, no quepo en mí de la felicidad.

Shadow of the Colossus es un juego que se ha granjeado el término «de culto» con el paso del tiempo, gozando cada vez de más fama entre los jugadores, pero una gran parte ha quedado relegada a verlo como un título lejano o que no se adapta a los tiempos que corren. Conocen su fama, pero no han vivido la experiencia de empuñar tu arma y alzar la vista para cruzar tu mirada con la del coloso.

Sí, podríamos hablar de la ausencia de retrocompatibilidad en Playstation 4 y, sí, efectivamente esta es una jugada de la compañía para evitar disfrutar de nuestros juegos anteriormente comprados, pero viendo el tráiler queda patante de que no estamos hablando del mismo juego. Aún es pronto para hablar de si tendrá la misma carga emocional, pero el diseño y movilidad parecer ir más allá.

Mantengo la firme opinión de que, a veces, los remakes son necesario, porque el tiempo ofrece posibilidades a títulos que, en su momento, se vieron afectados por la tecnología que había por aquel entonces. Un remake bien ejecutado puede llevar a lo más alto a una obra que, de por sí, ya gozaba de un estilo excelente. Imaginad qué cotas puede alcanzar este Shadow of the Colossus con la tecnología actual, con las mecánicas que van descubriéndose, hasta dónde podría expandirse un título que ya se ganó el cariño de los jugadores.

Allá por 2006, fecha en la que llegó a Europa, Shadow of the Colossus mostró un diseño excepcional. Era casi poesía en movimiento.

Sé que mis niveles de fanboyismo está alcanzado cotas que no debería en un artículo, pero entended a los que, como yo, nos enamorados de una obra como esta, y ahora con el paso del tiempo vuelve para intentar enamorar a muchos otros. Quiero volver a coger el mando y sentir ese hormigueo en el estómago, como la primera vez que me puse frente a un coloso y la orquesta rompió cuando pude comenzar a escalarle. Fue una sensación que jamás olvidaré, y que me acompañará siempre.

Este remake es la recompensa de nuestra experiencia por aquel entonces, porque somos nosotros los que volvimos de culto a una obra de arte como Shadow of the Colossus, y que vea la luz en las plataformas actuales no es más que nuestro legado para los nuevos jugadores. No perderemos nada, porque el original siempre seguirá en nuestra estantería esperándonos, esto solo un pequeño regalo para nosotros y aquellos que no jugaron, para que puedas disfrutar de una obra aún más atractiva.

Creo que deberíamos dejar de plantearnos si es o no necesaria y disfrutar de lo que tenemos, y es la oportunidad de volver a reencontrarnos con aquel juego que, en mi caso, me enamoró a primera vista. De aquel niño de 13 años que una mañana, tras ves el anuncio en la tele, no paró hasta tenerlo en sus manos, y cuando lo jugó, no pudo despegarse nunca más de él.

Entiendo a todos aquellos que no están contentos con esta decisión, pero a la vez quiero ver a los nuevos jugadores jugar a Shadow of the Colossus y que se convierta en el juego de sus vidas, como lo fue para mí hace 11 años. Siempre tendremos el clásico, y el resultado de este remake no cambiará nada de lo que consiguió Team ICO por aquel entonces. Sentémonos, dejémonos sorprender y disfrutemos de que el juego que nos conquistó tenga la oportunidad de volver a hacerlo.

Y es por eso, por la nueva oportunidad que ofrece de enamorar a conocidos y desconocidos, que considero a este remake de Shadow of the Colossus innecesariamente necesario. Dejemos de plantearnos cuestiones que aún no tienen respuesta, de hacer conjeturas sobre si será mejor o peor, si cambiarán la historia, si añadirán o quitarán… Y, simplemente, dejémonos sorprender.

Etiquetas

Enrique Gil

Amante de las buenas historias, de aquellas que te despiertan sentimientos que solo un buen videojuego consigue. Un eterno fan de juegos como Dark Souls, la saga The Witcher y de los juegos de TEAM ICO, en especial, Shadow Of The Colossus.

Actualidad

Botón volver arriba
Cerrar
X