AnálisisPC

Dead Cells – Análisis PC

Versión analizada: PC

Este año 2017 estamos teniendo una gran cantidad de juegos del género roguelike. Unos mejores que otros, pero que a la mayoría de los amantes de este género les gustaron. En esta ocasión vamos a analizar Dead Cells, otro título de este gran género que muy posiblemente sea uno de los mejores roguelike o roguevania de este año. Dead Cells está desarrollado y editado por Motion Twin, una empresa de videojuegos que ha sabido sacar todo lo bueno de los roguelike y de los metroidvania para traernos un muy buen título.

El comienzo de una nueva célula

La premisa de Dead Cells, y como en todos los roguelike, es que no tiene una historia muy bien definida. Empezaremos siendo una especie de célula que tiene como cuerpo huésped a un asesino que no puede hablar y su misión, o más bien nuestra misión, será la de pasar por los distintos niveles para llegar al final y volver a renacer.

Vamos, morir y renacer será todo lo que hagamos en el juego, pero que no os engañe esta historia, el juego se basa en ir recolectando todo tipo de armas, mejoras y descubriendo un sin fin de combos que nos puede llegar a dar alrededor de unas 20 horas para conseguir todas las cosas.

El juego de momento no cuenta con muchos niveles en su estado de Early Access pero, aun así, nos llevará para bastantes horas si queremos descubrir todos los secretos que hay en el juego.

Una historia sin argumento, pero con muchas horas de vicio por delante.

El sistema de armas y mejoras

En Dead Cells tendremos una gran variedad de armas para desbloquear: latigos, espadas, lanzas, arcos, escudos, etc. Un sin fin de objetos que nos ayudarán en nuestro paso por los diferentes niveles. Cada arma tiene sus propios atributos, como por ejemplo, algunas armas infligen daños por la espalda, otros infligen el estado alterado de sangrado, y así con todos los objetos. Cada jugador puede elegir el estilo de lucha que más le guste.

El sistema de mejoras de este gran roguevania es bastante extenso. Después de pasar cada nivel tendremos que entregarle a un especie de químico las células que iremos recogiendo de los enemigos para mejorar el daño de las armas, desbloquear otras, aumentar el número de frascos que podemos llevar y una mejora muy importante, la de no perder una parte del oro al morir. Cada vez costará más el poder mejorar cada objeto pero, aunque parezca misión imposible, dadas las horas que podemos llegar a jugar, lo acabaremos consiguiendo todo de una forma u otra.

Una gran variedad de armas y mejoras.

Los frascos de curación y la moneda de cambio

Una de las cosas que tendremos a nuestra disposición para aguantar a lo largo de los diferentes niveles será un tipo de frasco que nos recordará al frasco de estus de Dark Souls. Este frasco podremos ir mejorándolo, pagando una cierta cantidad de células, y que podremos ir rellenando después de cada nivel. Un objeto bastante importante si lo que queremos es avanzar.

Por otro lado, en Dead Cells iremos recogiendo joyas, oro, incluso dientes de oro de bosses. Con este oro no mejoraremos nada, pero podremos comprar objetos o mejoras en tiendas aleatorias que aparecerán por los mapas. También podremos abrir puertas que costarán cierta cantidad de oro; que las podremos romper con nuestra arma, pero como castigo tendremos que eliminar a una cierta cantidad de enemigos sin que nos toquen para quitarnos la maldición.

Tanto el frasco de vida como el oro recogido serán un gran aliado que tendremos que tener muy en cuenta a la hora de avanzar sin problemas.

La células, el oro y el frasco de vida serán nuestros mejores aliados.

Las mejoras de vida, fuerza y habilidad

Durante nuestro recorrido por el mundo de Dead Cells iremos encontrando distintas mejoras de vida, fuerza y habilidad. Algunas estarán sin más para que las cojamos, pero otras tendremos que comprarlas o cumplir ciertos requisitos para conseguirlas.

La mejora de vida nos aumentará la vida máxima hasta que muramos. Una mejora de las más importantes, incluso más que las otras dos; ya que cada nivel avanzado los enemigos serán más fuertes, nos harán más daño y tendremos que usar la vida como defensa.

La mejora de fuerza nos aumentara el daño que hagamos con las armas principales, de las cuales podemos llevar dos. Esta tiene la misma importancia que la mejora de habilidad, la cual nos aumenta la habilidad de las skills que vayamos cogiendo. Podremos hacernos builds de armas, buils de skills o buils para juntar la fuerza de ambas.

Estas tres mejoras, por supuesto, no serán permanentes, y al morir las perderemos.

Mejoras de vida, fuerza y habilidad, que nos podremos ir encontrando por todos lados.

El diseño de enemigos y sus diferentes categorías

Tendremos tres categorías de enemigos: los enemigos normales, los élite y los bosses finales.
En general no hay mucha variedad de enemigo,s pero tendremos la suficiente como para no aburrirnos de verlos. Cada enemigo tendrá sus propios ataques y sus propias estrategias para matarlo, que tendremos que descubrir para hacernos a sus movimientos.

Los enemigos élite son más fuertes que los enemigos normales, aguantan más y nos soltarán objetos al matarlos. Algunos de ellos bastante importantes, ya que serán objetos para pasar de una zona a otra como en los metroivania y poder atajar entre zonas. Los veremos cada vez que nos acercamos a unas habitaciones especiales con unos pilares en medio. Mucho cuidado con ellos, mejor ir bien preparado si no te quieres ver muerto en cuestión de segundos.

Los bosses finales los encontraremos al pasar de una zona a otra. Tienen su propia barra de vida en la parte superior de la pantalla y un patrón de movimientos que aprender como el resto de enemigos. La diferencia es que al matarlos nos soltarán más oro y células que los enemigos normales.

Tras a derrotar a ciertos enemigos élite, obtendremos objetos para pasar a otras zonas, como en los metroidvania.

El buen diseño de niveles

Tendremos para recorrer aproximadamente unos 10 niveles, cada uno con su propia temática y objetos ocultos. Cada vez que pasemos de una zona a otra cambiará la estrategia que tengamos que llevar a cabo para avanzar. En algunas zonas tendremos que abrir con una llave escondida una capilla, en otras simplemente recorrer todo el mapa. Lo que está claro es que no nos aburriremos explorando los niveles. También tendremos teletransportes para usar en las propias zonas para ir de un lado a otro más rápido dentro del propio nivel.

Además, tendremos secretos para descubrir, salas de habilidades que nos pondrán a prueba, las típicas tiendas que nos podrán vender, armas, mejoras, accesorios y habilidades. Podremos encontrar dos tipos de cofres gigantes, uno de ellos nos dará un objeto bueno siempre, pero el otro nos impondrá una maldición a cambio de un jugoso premio. Tú decides como jugador si arriesgarte a cumplir con el castigo.

Cada nivel contará con su propia temática.

La jugabilidad, el apartado gráfico y sonoro

La jugabilidad en Dead Cells sin duda es algo magnifico. El control responde muy bien a todo lo que hagamos: saltos, la forma de atacar, rodar para esquivar ataques. Se puede jugar tanto con teclado como con mando. Yo en lo personal recomiendo jugarlo con mando, ya que se hace más cómodo el control de nuestro protagonista.

También, y hablando un poco de la curva de dificultad, al principio, y como en todos los juegos de este tipo, nos costará avanzar, pero conforme vayamos consiguiendo armas y nos acostumbremos al control del personajes se hará bastante satisfactorio y no resultará nada difícil.

Por otro lado, tanto el apartado gráfico como sonoro son geniales; un apartado 2D con un gran nivel de detalles que no aburre a la vista. Por desgracia, el apartado sonoro, aunque de una excelente calidad, se nota que está aun en Early Access, ya que faltan por meter canciones en ciertos niveles o en ciertas zonas; pero nada que no se pueda arreglar en un futuro.

Conclusión

Dead Cells no es un juego, es el juego roguevania que puede llegar a ser uno de los mejores de este año, sin ningún tipo de dudas. Tiene una mezcla sublimé de armas, combos, mejoras de habilidades, escenarios, enemigos, duración, precio… Vamos, lo tiene todo para ser un muy buen juego.

Solo falta a que añadan más cosas con el tiempo y que deje de estar en el estado de Early Access pero, aun así, es un juego que tiene que ser probado por todo el mundo. Solo falta felicitar a Motion Twin por su estupendo trabajo en este grandioso juego.

Etiquetas

Alvaro Lopez Rodriguez

Nintendero desde que nací, gracias a mi familia que me enseñaron todo sobre los videojuegos. Fire Emblem y Metroid son sin duda de las mejores sagas que nos ha podido dar la industria de los videojuegos.

Actualidad

Cerrar
X