AnálisisPC

Bayonetta – Análisis PC

Versión analizada: PC. También disponible en: Xbox 360, PS3 y Wii U.

Siempre es bueno hablar sobre grandes juegos en general y siempre es bueno escribir algo sobre los juegos de Hideki Kamiya en particular. El tipo es un genio, muchas veces con muchos títulos lo ha demostrado. Buena parte del éxito alcanzado por Platinum Games es gracias a la presencia en el estudio del desarrollador japonés; aunque es cierto que la compañía vive ahora mismo horas bajas gracias sus últimos trabajos y quizás sea esto el detonante que los hizo llevar algunos de sus grandes éxitos a Steam. Primero Bayonetta, juego del que hoy hablamos, y posteriormente, Vanquish, dieron el salto al PC. La oportunidad de rejugar ambos títulos hoy, varios años después de su lanzamiento, nos permite apreciar el enorme mérito y las grandes cotas de calidad que desde Platinum le intentan poner a sus títulos. Hoy toca repasar Bayonetta y lo que esta nueva versión nos ofrece.

La frescura de un género

Al momento de su llegada al mercado, Bayonetta supuso muchas cosas y a la vez también recibió muchas críticas, principalmente por lo absurdamente sexualizada que está nuestra protagonista; pero hablar más de la cuenta al respecto es centrarse en un árbol y no ver el bosque. Lo más significativo del juego es que llegó a un género gobernado por grandes sagas de la historia del videojuego (Ninja Gaiden, Devil May Cry y God of War) y logró, en algunos casos, superarlos y en otros, igualarlos. Jugabilidad pura y variada, diversión total y un soberbio diseño de niveles fueron las principales armas con las cuales la bruja logró hacerse un hueco importante en un género que no es que estuviera en su mejor momento. Vino a refrescar la oferta de aquellos juegos en donde lo único que importa es pasarlo bien matando a todo lo que se mueva. El juego básicamente cuenta con un planteamiento sencillo y una historia que también lo es.

A nivel narrativo, es bien sabido que el hack and slash no es un género que destaque especialmente por su profundidad narrativa, guiones trabajados o historias espectaculares. La mayoría de veces el argumento se limita a darnos una excusa para tener que pelear frenéticamente contra todo el mundo, y Bayonetta no es la excepción. Nuestra protagonista parecer ser la última bruja con vida, y despierta después de un prolongado letargo sin tener ni recuerdos ni mucha idea de qué está pasando y, pues por razones que no quedan del todo claras, termina enfrentándose a distintas clases de ángeles. Conforme vamos avanzando nos enteramos de más cosas y algunos recuerdos del pasado de nuestra heroína. En términos generales es una historia totalmente irrelevante, pero cuenta con algunos momentos y detalles muy interesantes que hasta hacen gracia. Los personajes consiguen ser, en su mayoría, muy carismáticos y les vamos tomando cariño. Cada uno tiene sus personalidades marcadas, es algo notable y que aporta mucho para complementar una sólida experiencia jugable.

Kamiya en estado puro

Dejando todo lo demás, hay que hablar de lo más importante en los juegos de Hideki Kamiya: la jugabilidad. Todas las obras del japonés, pese a ser notablemente diferentes, tienen ciertos toques en común que hacen notar que su mano está detrás de dicho proyecto. De entrada nos topamos con que su sistema de combate, como era de esperar, es uno de los puntos más destacados. Los enfrentamientos son extremadamente frenéticos y podremos salir adelante de las situaciones únicamente pulsando un botón y esquivando a tiempo o para los más exquisitos, hay muchos combos posibles. Hay a disposición una variedad interesante de armas, desde pistolas hasta una katana. Del mismo modo, si somos capaces de evitar un golpe en el momento adecuado activaremos el tiempo bala, mejor conocido como tiempo brujo, en donde podremos terminar de derribar a los contrincantes o desplazarnos a otro lugar del escenario para replantearnos el combate. Bayonetta cuenta además del gran arsenal de armas con la posibilidad de usar su pelo para machacar a la horda de rivales que quieren acabar con ella. Sí, su pelo. Sirve para darle la estocada final a los jefes o para complementar algunos combos. Por otra parte, también podemos recoger las armas que nuestros enemigos dejen al ser derrotados y usarlas nosotros o también usar una especie de ataque especial, llamado ataque tortura, el cual resulta muy útil para enseñarle más rápido a los adversarios quién manda. Ofrece muchas posibilidades según nuestro estilo de juego y es elección de cada uno lo que más se adapte a cada quien. Las opciones son varias y ya es decisión de cada uno. Además de esto, los combates con los jefes también son un elemento importante, además de ser una de las mejores partes del juego. Van desde luchas contra enemigos gigantescos a tener que pelear contra otra bruja. La diversidad y variedad ofrecida por el título es seguramente el elemento que más lo hace destacar y es que dichos componentes no solo están presentes en el sistema de combate.

Diversidad en los niveles

El diseño de niveles la mayor parte del tiempo es sobresaliente y muy variado. Su base fundamental es ser escenarios relativamente grandes en los cuales enfrentar a los enemigos, pero también cuentan con un elemento de exploración añadido, dado que por ahí dispersos nos topamos con objetos que terminan siendo de gran utilidad. Dentro de la variedad de niveles también nos topamos con alguna fase centrada en una carrera y combates a velocidades extremas. Será necesario también utilizar alguno de los poderes de Bayonetta para superar los niveles, la transformación en pantera por ejemplo o el tiempo brujo para correr sobre el agua. El punto del diseño donde más flaquea son los intentos de fases de plataformas, claramente es un juegos que no ha sido pensado para el uso de las plataformas, pero en líneas generales los elementos que ofrecen variedad consiguen de forma magistral integrarse para darnos una sólida experiencia. 

Sesenta fotogramas espectaculares

Bayonetta no fue en su día una muestra de poderío técnico, pero lograba ser muy funcional, sobretodo la versión de Xbox 360. Sin embargo, la llegada de la atractiva bruja a Steam ha dado pie a una mejora gráfica sustancial; siendo lo más destacado la posibilidad de jugarlo a 60 fps y resoluciones de como máximo 4K. No pude probar la más alta de las resoluciones, pero jugar Bayonetta a 1080p y a unas alucinantes sesenta imágenes por segundo es un verdadero espectáculo. La potencia gráfica no es de ninguna manera un factor determinante para disfrutar de un juego, pero la fluidez obtenida por el aumento de la tasa de fotogramas es un deleite visual y jugable. Por su parte, el diseño artístico del juego opta por una estética bien trabajada y agradable de ver, más allá del diseño de la protagonista. Los demás personajes, enemigos, entornos y escenarios optan por un apartado visual memorable y que dota el título de personalidad propia.  El apartado sonoro cuenta con melodías memorables que tiran por un estilo de Jazz y que acompañan a la perfección lo que ocurre en pantalla, lo mismo sucede con la ambientación sonora. Cada sonido está bien representado, al igual que cada pieza musical, y ambos son idóneos para las aventuras de la bruja.

Conclusiones

Bayonetta es, fue y será una obra maestra del hack and slah y de los videojuegos en general. Kamiya nos demuestra nuevamente toda su capacidad como diseñador y consigue darnos un título que se consolidó como obra maestra en la pasada generación y que ahora llega al PC para sorprender a aquellos que aún no hayan disfrutado con las aventuras y peleas al más puro estilo Platinum Games. No es un juego perfecto, pero está cerca de serlo. Las fases que hacen uso de plataformas, la ambigüedad en la explicación de algunas situaciones de la historia y lo genérico del guión serían los puntos donde flaquea un poco, no obstante el conjunto del juego es muy sobresaliente y deja un agradable sabor de boca, así como una invitación a la rejugabilidad. Variedad en el diseño de niveles y un implacable planteamiento de los mismos junto a épicos combates con jefes y un sistema de combate muy profundo además de unos simpáticos personajes son los puntos que hacen que Bayonetta destaque de la forma que lo hace y lo que lo convirtió en su momento en una de las mejores IP surgidas en la pasada generación y actualmente con Devil May Cry y Ninja Gaiden un poco en el olvido y con God of War que, por lo mostrado hasta hoy, se alejará un poco de ese estilo de juego, con lo cual es la creación del estudio japonés el exponente más fuerte en su género. 

Etiquetas

Keveen Argueta

Amante de los videojuegos buenos, muy crítico con los malos. Por ahora, músico de profesión, futbolero por pasión y jugón por convicción.

Actualidad

Botón volver arriba
Cerrar
X