AnálisisPS4

RiME – Análisis PS4

Versión analizada: PS4. También disponible en: Xbox One y PC
Y aquí estamos, es un fin de semana de mayo y ya hace calor. Enciendo la televisión y pongo RiME. Ya he jugado a varios juegos de este tipo. ¿Será otro walking simulator del montón? Todos sabemos que estos juegos o los amas, o los odias…

Tequila Works, estudio español, son los encargados del desarrollo de uno de los títulos más ambiciosos en la historia del mundo del videojuego en España, pero ¿tanta expectación ha servido para llegar a hacer un titulo que este a la altura?

A la luz y a la brisa del Mediterráneo

Si, así es. El primer minuto con RiME te lleva a ello, te presta a que tu mente se diluya entre la brisa de humedad y la salinidad del ambiente, mezclado por la calor de la luz que estampa en la piel de tu cuerpo. Te transporta automáticamente a que te encuentras en cualquier isla del Mediterráneo.

Nuestro protagonista despierta después de una tormenta en la playa de una isla, donde encontramos estructuras que no tenemos idea de porqué están ahí. Empiezo a sudar y me acuerdo de uno de mis juegos preferidos, The Legend of Zelda: Link’s Awakening, comienza igual. El chico se levanta desorientado, no sabe dónde ir, es entonces cuando empiezo a notar la soledad que ya en otros juegos he tenido. Viene a mi mente cualquier juego de Team Ico, no sé porqué me acuerdo de Shadow of the Colossus.

A partir de aquí ya empiezas a explorar la tierra que tienes a tus pies. Descubro que el chico pulsando un botón canta o chilla, otra patada en mi mente recordando Journey. No hay diálogos, no hay ningún apartado que te diga lo que debes hacer, simplemente ponerte a andar y descubrir una aventura que tiene pinta de ser bonita, armoniosa y maravillosa.

Pongámonos en marcha

Conforme vamos avanzando en nuestra historia nos encontramos con diferentes escenarios: sitios abiertos que invitan a la exploración, y otros más cerrados como cuevas que suelen ser más lineales. Se nota que el motor Unreal Engine le sienta como un guante al juego, escenarios bonitos, coloridos y con mucha vida. Encontraremos desde animales sueltos, a esa naturaleza que parece tener vida propia. Los ciclos día/noche están excelentemente resueltos, y de noche es igual de maravilloso caminar sin sentido ninguno. Eso sí, personalmente conforme avanzamos en la historia, los escenarios pierden algo de interés, que no llegan a ser malos, pero pierden ese toque fresco de sorpresa.

Las animaciones, tanto de nuestro protagonista como de animales y otros seres que nos encontramos son muy buenas, con muy buen detalle y muy reales. Hay acciones que descubres por casualidad, que no te esperas y te sacan una cara de asombro.

RiME tiene una duración de unas 8 horas si vas a hacer la historia directamente, ya que el juego contiene una serie de coleccionables a recoger. Aunque su duración está bien ajustada, puede tener momentos en los que quizá sintamos que la historia se estire sin mucho sentido. Recomiendo encarecidamente para no perder el ritmo de la histori, hacer una primera pasada para conocer la trama, y luego tranquilamente buscar todos estos extras, ya que nos ayudarán a entender mejor la historia. Además, al final del juego nos darán la posibilidad de ir a cualquier parte a través de un menú que divide el juego por capítulos, y encima nos dicen qué nos queda por recoger en cada sitio.

En esta isla encontramos y hacemos de todo

A nuestro protagonista le espera una aventura en la que tendrá que hacer muchas cosas para avanzar. Encontramos puzles que sin ser demasiado complicados, sí son muy ingeniosos y muy bien integrados, en los que entran en acción la perspectiva, la luz, o elementos naturales del entorno como puede ser el agua.

También encontraremos fases de plataformas, que quizá sea donde más flaquea el título, ya que son simplonas y guiadas por una serie de manchas de desgaste que en encontramos en los bordes, muy parecidos como los que ya encontramos en juegos como Uncharted. Lo que menos me ha gustado sin duda, y que tiene solución, son las bajadas de frames graves en algunas zonas de plataformas; que me han hecho morir más de una vez.

Pero no estaremos solos del todo. Cuando nos quedemos atascados por algún motivo, tendremos la ayuda de un simpático animal que nos ladrará para que le veamos y sepamos dónde tenemos que ir. Además, correrá a veces y debemos de seguirlo para ver dónde nos quiere llevar, que siempre será para que sigamos avanzando en la historia. Al final será como Agro, el caballo fiel en Shadow of the Colossus, le tendremos un cariño especial y siempre nos alegrará verlo.

Cantos de sirena que te atrapan…

¿Sabéis la leyenda de las sirenas que atraen a los marineros mediante cantos hipnóticos? Pues lo mismo pasa con la banda sonora de RiME. David García crea unas melodías maravillosas, que se adaptan a todos los momentos de la historia. En momentos álgidos los sonidos se levantan para darle ese toque épico al argumento, mientras que en otros no nos damos cuenta de que está ahí la música o incluso te da la sensación de que desaparece. Y no solo eso, también hay incluso alguna sorpresa en forma de tema cantado que es el broche perfecto para una banda sonora tan increíble.

Aparte, los efectos sonoros especiale, también destacan de manera sobresaliente, desde el sonido de las olas, los gruñidos de los animales, o cómo el aire entra entre las rocas está perfectamente implementados y conseguidos.

Recuerdos desde RiME

RiME era un juego muy esperado que se anunció allá por 2013, y con el paso de los años todos temíamos de su desaparición. Recordemos que en un principio iba a ser exclusivo de PS4, y al final por algún motivo Tequila Works confirmó su salida en varias plataformas. Así que el desarrollo no ha tenido que ser fácil.

Es por ello que es una alegría que un proyecto español haya sido lanzado con un resultado tan notable. RiME no innova en nada, pero hace un conjunto global de ideas que ya hemos visto en otros títulos, los renueva y lo cierto es que la jugada les ha salido bien. Incluso, porqué no decirlo, gráficamente puede llegar a recordarte a The Legend of Zelda: Wind Waker con esos colores tan vivos.

Si a todo esto le sumas una banda sonora maravillosa encasillada perfectamente, un argumento muy interesante y una jugabilidad más que correcta, no te queda más remedio que rendirte a la calidad que desprende. Es por ello que lo considero uno de los juegos que tienes que tener en tu biblioteca de cabeza.

Por cierto, saludos desde la isla…

 

Etiquetas

Said Carmona

Disfrutando de las consolas desde mi Atari 2600 hasta PS4. Nintendero de cuna. La saga Zelda corre por mis venas. Ya de mayor, Assassins's Creed y Kingdom Hearts entre otros me roban el tiempo libre.

Actualidad

Botón volver arriba
Cerrar
X