AnálisisPS4

Little Nightmares – Análisis PS4

Versión analizada: PS4. Disponible también en Xbox One y PC
Hacía muchísimo tiempo que no me encontraba con un juego de estas características. Ya de por sí soy una persona aficionada al género de terror y, aunque Little Nightmares no es precisamente un juego de este tipo, cumple muy bien su función: sumergir al jugador en una atmósfera oscura y retorcida.

Porque lo que parece un juego de niños se convierte en algo mucho más tétrico de lo que debería y esto es gracias a Tarsier Studios, que consiguen recrear el universo de tus pesadillas. Esas que tanto te persiguieron en la infancia y aún a día de hoy sigues temiendo.

Corre que te pillo

Little Nightmares es una propuesta fresca y original, cuidada hasta el más mínimo detalle y que nos pone en la piel de Six, una niña de nueve años ataviada con un chubasquero amarillo y un encendedor como único ítem. El objetivo está claro: ser capaz de sobrevivir en la situación que se nos presenta; un mundo lleno de seres macabros con un diseño altamente…¿Tenebroso? Recuerda un poco al universo Burton, sobre todo en el estilo de dibujo y la recreación de escenarios.

A primera vista la sensación es la de estar dentro de una extensa casa de muñecas, ya que la libertad que nos da la cámara (dentro de lo que cabe) nos permite explorar un poco la pantalla, siendo conscientes de lo que ocurre en las habitaciones situadas a ambos lados. Debo reconocer que esto me pareció un acierto, sobre todo cuando sabes que en la próxima habitación te espera “algo” poco amigable.

El juego de luces y sombras que crea cada escenario es lo que produce la sensación de estar acorralado, huyendo constantemente y a la vez querer inspeccionar hasta el más mínimo detalle de lo que te rodea. Porque cada salto cuenta y el vacío a tus pies suele suponer una muerte segura.

Six simplemente es una niña y como lo que es, muere fácilmente si no vamos con cuidado. Un mal salto, una carrera fallida o calcular erróneamente una distancia, supondrá el tener que repetir nuestras acciones. Esto no debería ser un impedimento, excepto cuando los enemigos te persiguen y debes pensar rápido qué camino vas a elegir. Es aquí cuando nos damos cuenta de que estamos ante un juego corto y a veces lineal, con pequeños desvíos que puedes tomar, pero que al fin y al cabo todos derivan al mismo lugar.

Tú, que eres tan valiente

La aventura está dividida en cinco capítulos, cada uno ambientado en un escenario diferente y con enemigos acordes a cada tipo de situación. En lo personal, considero que el capítulo cinco es una obra de arte, a pesar de que no es precisamente el más extenso de todos.

Tarsier Studios ha hecho bien incluyendo un pequeño espacio para los coleccionables. Por si no fuese poco el tener que sobrevivir en un ambiente tan aterrador, también hay tiempo para investigar el escenario en busca de pequeños objetos con los que interaccionar, ya que así extendemos algo más la duración de la aventura; que no llega a las seis horas de juego.

Little Nightmares no va a ocasionaros problemas a la hora de avanzar, pues está pensado para eso mismo, y aunque tiene algún que otro puzle, no son nada complicados. No suponen una dificultad elevada, si no más bien una tensión que mantiene al jugador con el mando en la mano hasta que consigue resolverlos.

Otro apartado que me ha dejado fascinada y considero sumamente importante en un videojuego es la música. Los terroríficos ruidos ambientales, el crujir de los muebles, el caminar de los enemigos… En Little Nightmares está muy bien conseguido. Sumergen al jugador en la sensación terrible que supone llevar a una niña pequeña y hambrienta a través de Las Fauces, huyendo de las pesadillas más terribles y con miedo por lo que puedas encontrarte en la próxima sala.

Conclusiones

El juego cumple con su cometido. A pesar de ser relativamente corto, es redondo en sí mismo. La aventura está bien construida y perfectamente llevada a cabo, sumergiendo al jugador en la historia que quieren contar sin darle más vueltas de lo necesario. Siempre he pensado que la duración de un juego no es sinónimo de calidad, y esta pequeña aventura lo confirma.

Si amáis como yo los juegos con un gran potencial artístico y una ambientación tenebrosa, Little Nightmares es perfecto. Eso si, mirad bien debajo de la cama antes de ir a dormir, no vaya a ser…

Etiquetas

Aruba Chan

Cosplayer y artista amante del diseño gráfico, de la fotografía y el dibujo. Llevo jugando videojuegos desde que era pequeña, pero siempre guardaré en mi memoria The Legend of Zelda: Ocarina of Time.

Actualidad

Botón volver arriba
Cerrar
X