AnálisisPC

Ori and The Blind Forest – Análisis PC

Versión analizada: PC . También disponible en: Xbox One.

Ori and The Blind Forest es sin duda uno de los mejores juegos de su año. Un juego de acción y plataformas que cuando lo pruebas por primera vez te sumerge en una historia que te llega al corazón, una historia que te hará poner los sentimientos a flor de piel. Una genialidad en cada uno de sus apartados y si hacemos una suma de todas sus partes, tenemos una obra que roza la perfección. Moon Studios demostró que podía hacer un juego de estas características y en esta ocasión, aparte de analizar Ori and The Blind Forest, también analizaremos su «expansión» o «DLC», definitive edition. Os invito a que os quedéis y disfrutéis del análisis de uno de los mejores títulos del subgénero metroidvania.

Perdido nada más nacer

Ori and The Blind Forest cuenta la historia de Ori, una especie de guardián que cae del árbol del espíritu nada más nacer, y llega al bosque de Nibel tras una gran tormenta. Ori, perdido, desorientado y sin saber a dónde ir, se encuentra con una criatura llamada Naru, la cual le adopta como si fuera su hijo. Pero una vez más, al pasar el tiempo, un cataclismo azota de forma devastadora al bosque de Nibel, haciendo que el árbol del espíritu se seque dejando consigo al bosque sin suministros. Naru, ya que no tiene alimentos con los que sobrevivir muere, dejando así a Ori ante uno de los mayores desafíos: la supervivencia.

Por suerte Ori se arma de valor y decide seguir adelante en busca de respuestas. Poco después de empezar su aventura se encuentra con Sein, algo así como la luz de los ojos del árbol del espíritu. Ori, junto a Sein, emprenden un viaje en pos de restaurar el bosque de Nibel. Sin duda una historia muy bien cuidada de la cual sentiremos cómo nos envuelve de principio a fin.

Ori and The Blind Forest nos cuenta la historia de Ori, un espíritu guardián.

Un sistema de juego de gran belleza

Como en todo buen metroidvania, iremos consiguiendo mejoras a lo largo de esta aventura. Al principio no contaremos con nada, pero conforme vayamos avanzando iremos recogiendo mejoras que harán el viaje de Ori más fácil, desde trepar muros hasta usar a los enemigos como salto. Las habilidades están muy bien repartidas por todo el mapa, haciendo que tengamos que seguir un camino para después volver por otro si queremos conseguir más cosas y, la verdad, es una delicia explorar este mapa.

Otro de los puntos importantes es el sistema de árbol de habilidades que tiene el juego. Por todo el mapa iremos encontrando orbes de habilidades para subirnos una de las tres ramas que tendremos en el menú cuando guardemos. Por supuesto, podremos completar las tres, así que esto no será un problema. Aparte de estos orbes, también obtendremos puntos de experiencia matando enemigos. Lo que está claro es que tendremos varias maneras de conseguir mejoras.

Un árbol de habilidades por descubrir.

Las celulas de vida, energía y el mapa

Debajo de Ori tendremos una interfaz, la cual nos muestra tres cosas: una de ellas es el círculo que indica los puntos de habilidad que tenemos para gastar y la experiencia acumulada que tenemos. A la izquierda tendremos las células de energía, los cuales utilizaremos para usar habilidades y crear puntos de guardado. Y a la derecha las células de vida, que obviamente es la vida que tiene Ori. Tanto las células de vida como las de energía las podremos ir aumentando con las distintas células u orbes que encontraremos por todo el mapa.

El mapa en este juego es sinceramente una maravilla, todo bien conectado entre sí y que da ganas de explorar para conseguirlo todo. Sí es verdad que no cuenta con extras que hagan que sea más divertido, pero tiene un sistema de recolección de orbes para mejorar a Ori impresionante. Algunos usando puzles y otros solo con nuestra habilidad como jugador.  Una delicia de mapa, muy inspirado en los antiguos Metroid.

Una interfaz muy limpia y sencilla de entender.

Una dificultad acorde a la jugabilidad

Es verdad que Ori and The Blind Forest presenta una dificultad algo elevada para jugadores nuevos, incluso para los que están acostumbrados a este tipo de juego. Pero esta dificultad no es si no una alegre sensación que nos hará seguir jugando hasta completar el juego. A lo largo de casi 15 horas  la primera vez que nos lo pasemos y cerca de 20 horas si quieres completarlo al 100%.

Tiene una jugabilidad que es bastante gratificante, digna de elogio. Todo responde a la perfección: los saltos, las batallas, el ir corriendo de un lado a otro. Llevar a Ori se hace tan cómodo y tan divertido que en este apartado también destaca por lo que consiguieron hacer los de Moon Studios.

En este punto incluiré las zonas de guardado. Ori tiene la habilidad de crear puntos de guardado a cambio de orbe de maná. Algo interesante para poder dejarlo donde quieras y poder continuar en otro momento. También tendremos repartidos una por cada zona del mapa, unas especies de plataforma que, aparte de guardar, también nos curará la vida.

Un juego tanto para jugadores nuevos como avanzados.

La obra maestra del apartado de sonido y de gráficos

Ori and The Blind Forest es bueno en todo lo que tiene. Una banda sonora de 10 que harán que se nos pongan los pelos de punta cuando estemos en algunas zonas. En otras tendremos música calmada de exploración muy acorde a lo que hacemos, que nos transmitirá la sensación de que no estamos perdiendo el tiempo. Una de las canciones que más adoraremos será la del título principal, que aunque se repita en algunas otras situaciones, no da la sensación de monotonía, haciéndonos que queramos oírla una y otra vez.

Por otro lado los gráficos son pura magia, una obra de arte que luce de una forma espectacular en todas y cada una de las zonas en las que nos encontremos. Zonas oscuras por las que dará miedo pasar y otras con unos coloreados que irradian alegría, así es Ori and The Blind Forest, un juego gráficamente perfecto. Nada negativo, pues, cuando algo es perfecto, no tiene defecto alguno.

Un apartado brutal, de 10.

Definitive edition, un extra para los amantes de Ori

Ori and The Blind Forest, se lanzo primariamente sin esta edición, la cual pasaremos a explicar qué contiene.

Contaremos con dos nuevas zonas a explorar. Para evitar spoilers no diré los nombres y, por supuesto, qué sucede en cada una de ellas. Pero lo que sí puedo decir es que son dos nuevas zonas repletas de cosas que hacer. Nuevas piezas musicales, cinemáticas nuevas, un apartado artístico nuevo y, como no, unas ganas locas de jugarlo.

Otras de las cosas que implantaron con esta edición definitiva, es la inclusión de 3 niveles de dificultad: fácil, para aquellos jugadores que quieran disfrutar de una experiencia nueva, sin agobios, yendo a su ritmo. Normal, este es el nivel de dificultad en la que el juego fue diseñado. Difícil, para los que buscan un reto de verdad y están dispuestos a intentarlo. Y por último, una vida, donde si morimos tendremos que empezar el juego de nuevo. Un reto para los más intrépidos.

También metieron la opción de telentrasportarte entre puntos de guardado, una opción para aquellos jugadores que no quieren recorrerse todo el mapa una y otra vez para conseguir el 100%.

Como era de esperar, también han incluido la posibilidad de aprender dos nuevas habilidades que ayudarán a Ori hacer el viaje más fácil.

Por último, y no por ello menos importante, también tendremos es el apartado cine, desde el cual podremos consultar las cinemáticas, concept arts, making off, etc.

Para los que tuvieron Ori and The Blind forest sin la definitive edition, solo les costará 4,99€ actualizarla a esta versión y para los que no han podido jugar aun al juego completo, les costará 19,99€. La verdad un precio bastante asequible por todo lo que tiene este gran título.

El DLC o expansión, para una mayor diversión.

Conclusión

Ori and The Blind Forest no es un juego, es el juego. El juego que sea cuando sea tienes que jugar, ya seas un jugador nuevo en este género o seas uno que ya tiene muchos años atrás con este tipo de plataformas. Con una historia que te llevará a saber que pasa a cada momento, junto a Ori y todas las habilidades que aprende. También por su gran banda sonora y su espectacular apartado gráfico. Explorando una y otra vez el mapa para completarlo al 100% y poder decir, ahora sí he completado Ori and The Blind Forest. Aunque sea algo corto el juego, lo que está claro es que será una experiencia única e inigualable.

Etiquetas

Alvaro Lopez Rodriguez

Nintendero desde que nací, gracias a mi familia que me enseñaron todo sobre los videojuegos. Fire Emblem y Metroid son sin duda de las mejores sagas que nos ha podido dar la industria de los videojuegos.

Actualidad

Botón volver arriba
Cerrar
X