AnálisisSwitch

Fast RMX – Análisis Switch

Versión analizada: Nintendo Switch.

Hoy en día es difícil pensar en un juego que dependa exclusivamente del sistema de carreras sin ningún añadido, el cual lo haga parecer de un género completamente distinto, principalmente debido a que las sagas del género ya están muy establecidas en el mercado. Sin embargo, Fast RMX y su apuesta por parte de la compañía Shin’en, parecen haber dado en el clavo para abrirse un hueco en este mes de grandes lanzamientos.

En esta ocasión, nos encontramos con un juego creado para transmitir una sensación de extrema velocidad en sus carreras, entregándonos para ello 15 naves y 30 circuitos diferentes preparados minuciosamente para tener una gama amplia de posibilidades a nuestro gusto.

Sistema de juego y competición

Es un clásico que en nuestra primera carrera lo normal es acabar empotrado contra algún objeto del mapa o una pared que no esperábamos encontrar, este efecto tan habitual es incluso mayor en los circuitos de Fast RMX. No lo dudéis, la primera vez que utilicéis el Boost/Turbo habrá un muro aguardando vuestro primer choque, que de seguro os provocará una leve sonrisa o una carcajada si alguien más se encuentra viendo lo ocurrido. Esta primera sensación se verá alimentada del nuevo sistema de vibración HD Rumble que ha sido incorporado en la Nintendo Switch, el cual nos hará notar de una forma un tanto peculiar los choques, que si bien es cierto que no afecta a la jugabilidad, es un añadido interesante que no debe faltar.

Las carreras se llevarán a cabo por circuitos muy distintos unos de otros. Algunos jugadores han destacado similitud de las pistas entre sí, mi opinión es absolutamente opuesta, algunos de estos circuitos son completamente por el asfalto, otros basan su importancia en los saltos y cómo tomarlos y, por último, otros dependen de una mezcla muy bien elaborada entre ambos factores; destacando también la importancia a la hora de activar o no el turbo que podría hacernos ir por caminos alternativos.

Desde que comenzamos la carrera comprenderemos que para ganar, la importancia reside en unas esferas que cambian de color entre azul y naranja. Debemos recoger todas en cuanto podamos para llenar la barra de turbo, y así acelerar y golpear a quienes se encuentren por delante, o incluso tomar ventaja en el caso de ir en el primer puesto. Los demás turbos del mapa tendrán un único color de los ya mencionados y solo podrán usarse si cambiamos el color de nuestro vehículo durante la carrera al que corresponde en cada caso, para ello debemos usar X como botón predeterminado.

Por último, el clima que podemos percibir en algunos circuitos nos introduce de lleno en ellos, causa una sensación muy realista de conducción entre la lluvia o las tormentas, provocando el miedo de las incidencias del tiempo en una carrera de alta velocidad.

Multijugador local y en línea

Lo primero que hice al probar este juego fue usar el multijugador local, a pesar de la preocupación que pueda causar, la pantalla partida no reduce apenas la experiencia de juego, los Joy-Con usados individualmente son muy cómodos y tienen bien distribuidos los controles para evitar que afecten de forma negativa, lo que hace que en conclusión, el juego local se disfrute sin problemas.

El multijugador en línea parece poseer a primera vista un sistema de matchmaking muy útil para evitar el emparejamiento injusto de jugadores experimentados con novatos. La primera experiencia online puede resultar un tanto frustrante, ya que nos encontraremos con algunos jugadores con problemas de conexión que pueden golpearnos o adelantarnos sin posibilidad de hacer nada, debido a que su posición en la carrera funcionará a saltos. No te olvides de comprobar tu conexión para evitar que esto te pueda ocurrir.

Al cabo de un tiempo de juego se puede lograr evitar fácilmente los problemas anteriormente mencionados, ya que escasean una vez dejas atrás las primeras partidas. Esperaremos un parche que nos ayude a evitar estas primeras experiencias negativas. Exceptuando ese pequeño problema, la experiencia online no se queda atrás frente a las carreras individuales del propio juego, otorgándole un mundo más grande de juego una vez terminados todos los circuitos en las 3 dificultades, que de por si solo ya nos llevarán varias horas terminar.

Conclusión

Fast RMX es una compra casi obligada para los amantes de las carreras con un estilo clásico a altas velocidades. Su variedad en cuanto a naves y circuitos es perfecta para poder jugar con un estilo propio y variado. El juego logra satisfacer sin problemas nuestras ganas de ir a velocidades de locura sin causar una sensación de descontrol a tu alrededor. Quizás no podríamos llamarlo un sustituto de los grandes juegos de carreras de hoy en día, pero para los que no sean muy seguidores de este  género y quieran un juego divertido, o incluso para quienes en exclusiva quieran jugar carreras y busquen uno similar que les ayude a relajarse de la tensión, es un juego muy recomendado. No es un juego perfecto, pero es un gran juego a un precio muy competitivo que os dará muchas horas de diversión.

Etiquetas

Navi Games

Navi Games es una página de actualidad sobre videojuegos desde el punto de vista de jugadores.

Actualidad

Botón volver arriba
Cerrar
X