AnálisisPC

Azkend 2: The World Beneath – Análisis PC

Versión analizada: PC. También disponible en: iOS & Android.

Todos hemos escuchado hablar sobre Candy Crush a, literalmente, cualquier persona; desde nuestra madre, hasta ese señor mayor que vemos sacar el móvil para echar unas partidas en el metro. Ha significado un impacto social increíble y es, junto a otros tantos, uno de esos títulos que todo el mundo puede jugar. Sin embargo, tal popularidad hace que el público de tales proyectos pase por alto otros juegos de mayor calidad que, básicamente, ofrecen lo mismo pero mejor. Me refiero a juegos alejados del formato free-to-play/pay-to-win y las barreras del mismo. No soy el más aficionado a los juegos llamados match-3, pero he de reconocer que son muy adictivos, aunque a la vez se sienten demasiado parecidos entre sí; esto, agregado a los micropagos de la gran mayoría, no terminan de atraparme o de llamar mi atención del todo. Así pues, en busca de un título de estás características que se distancie del denominador común, terminó llegando a mis manos Azkend 2: The World Beneath, un juego desarrollado y distribuido por 10tons, y que es una de las experiencias más agradables que he podido disfrutar en su género.

Una interesante historia

Por muy raro que pueda sonar, nos topamos con una experiencia que cuenta con una historia que es, como mínimo, interesante. Está claro que este tipo de juegos, en la mayoría de casos, no cuentan con una historia, principalmente porque no es necesaria; son juegos que apelan al concepto de partidas rápidas y jugabilidad directa. A partir de ahí, se agradece que el estudio desarrollador haya decidido dejar de lado ese tópico y optaron por traernos un guión medianamente sólido. La aventura nos sitúa en un viaje en barco de Liverpool a Nueva York, trayecto en el cual naufragaremos y comenzaremos la verdadera odisea. Resulta especialmente agradable ver que el argumento está basado en algunas de las más memorables novelas de Julio Verne, incluso toma elementos de sus narrativas para irnos contando lo que va sucediendo. Esos relatos los vamos desbloqueando a medida que vayamos completando los niveles, y entre lo interesante de la historia y lo adictivo de la jugabilidad, nos mantendremos enganchados por un buen rato.

El movimiento adecuado

Dejando de lado el esfuerzo por ofrecer una historia, en este tipo de juegos lo que importa, y en dónde se ponen los cimientos para el éxito, es en la jugabilidad. El género match-3, como seguramente sabréis, consiste en unir 3 o más figuras iguales para hacerlas desaparecer y que se añadan piezas nuevas al nivel, y así sucesivamente. En general se suele hacer con la única finalidad de acumular puntos, pero en Azkend 2 lo hacemos para poder bajar algún objeto o herramienta hasta el final del nivel. Estos artilugios que vamos recuperando se vuelven de utilidad en escenarios más avanzados, al ser la base del sistema de habilidades pasivas y activas.

Las habilidades activas aparecen en el tablero, de modo que debemos unir las figuras iguales para lograr el efecto deseado. Por ejemplo, los binoculares hacen desaparecer algunas piezas cambiándolas por otras, o la dinamita que elimina todo lo que esté alrededor. Por su parte, las pasivas no aparecen en el tablero, pero tienen influencia en el mismo; el más útil quizás sería las cartas de navegación, que hacen que aparezcan más frecuentemente las figuras que contienen habilidades pasivas. En cada nivel también nos toparemos con algunas bobinas Tesla, que al realizar determinado número de combinaciones, enviaran un rayo al escenario que eliminará algunas piezas y hará aparecer otras. El diseño de los puzles está bien pensando y la curva de dificultad es idónea, progresivamente la cosa se va poniendo más complicada y nos tocará pensar más para poder avanzar.

Música y variedad para enriquecer el viaje

Todo este tipo de juegos apela al factor adictivo para lograr destacar y Azkend 2 cuenta con él. Pretende, y hasta cierto punto lo logra, mantenernos ahí durante horas, y la mejor forma de hacer amena la experiencia es mediante una banda sonora muy épica. A mí mente se viene que ese sería tipo de música que encajaría perfectamente con el tipo de historias en las que basa su guión. Cada pieza se queda grabada en nuestra mente y es un deleite escucharlos. Se nos ofrecen tres modos de juego: el primero de ellos es el típico modo campaña que nos narra la aventura; está compuesto por 17 capítulos y cada uno con varias fases para lograr un total de más de 60 niveles. Del mismo modo, contamos con un especie de modo contrareloj, en el cual nos dan dos minutos para acumular el mayor número de puntos posible. Finalmente, tenemos un modo llamado medals y en él vamos a situarnos en los mismos niveles de la campaña, pero se añaden requisitos concretos que se van volviendo más complicados. En el apartado visual se nos ofrece un diseño de arte que resulta bonito de ver. Aquí no importan los fotogramas ni los píxeles, lo que cautiva es el cuidado puesto en cada uno de los escenarios para que resulte satisfactorio y variado ir avanzando en ellos.

Conclusiones

Azkend 2: The World Beneath es un título sencillo, pero a la vez es divertido. Es un juego casual que resulta perfecto para echar unas partidas y desconectar un rato. La historia se siente interesante, mientras que su jugabilidad es muy adictiva; esto añadido a que, pese a no ser un Dark Souls de la vida, puede significar un reto completar todos los niveles. El apartado sonoro en general es uno de sus puntos más fuertes y de lo más disfrutable que ofrece. Cada fase se vuelve muy divertida y los modos de juego enganchan, pero a la vez se siente poco tener solo tres. Un par más habría venido bien para nutrir una experiencia que de por sí ya es muy entretenida. Un juego que no viene a reinventar la rueda y lo que hace lo consigue de forma notable y sin dudas nos puede dar un buen rato de diversión.

Etiquetas

Keveen Argueta

Amante de los videojuegos buenos, muy crítico con los malos. Por ahora, músico de profesión, futbolero por pasión y jugón por convicción.

Actualidad

Botón volver arriba
Cerrar
X