AnálisisPC

The Bunker – Análisis PC

Versión analizada: PC. Otras versiones: PS4, Xbox One, iOS & Android.

Todos han muerto, no queda ningún otro superviviente. Solo, John, el chico que nació y se crió en el refugio. Han pasado varios años desde que se quedó a solas en el refugio tras la muerte de su madre. John sigue viviendo su rutina diaria como siempre para no perder la cordura, hasta que un error aparece en su terminal que le hará salir de su zona de confort y volver a explorar el refugio superando sus miedos.

The Bunker es una obra de Splendy Games y Wales Interactive que nos presentará la historia de John un chico nacido en un refugio secreto de Inglaterra el 3 de Julio de 1986, el día que cayeron las bombas. A través de su historia y la historia oculta en el refugio, los desarrolladores nos ofrecen una aventura cinemática de terror psicológico en la que nos meteremos de lleno en la cabeza de John, y lucharemos juntos contra sus miedos.

La soledad, una sensación que puede llevar a la locura o al terror.

En The Bunker, la parte más importante se basa en los propios miedos del protagonista. Tras la muerte de su madre, John lleva viviendo una rutina muy específica que repite a diario sin tener que bajar a las plantas inferiores para nada. Pero al ocurrir un error inesperado, tendrá que romperla y bajar al resto del refugio. Pero tras llevar años sin bajar, no puede evitar sentir miedo, pues eso es algo que le afectaría a cualquier ser humano.

En todo momento nos encontraremos con flashbacks del pasado del refugio, algunos de recuerdos del propio protagonista de cuando era más pequeño, y otros que nos dejarán con más preguntas que respuestas. Algunos serán más directos y nos meterán directamente en el recuerdo reviviéndolos, dándonos a conocer así al resto de personajes importantes de la historia, el comisario, el doctor y la madre. A través de sus conversaciones iremos descubriendo a poco a poco a qué clase de problemas se enfrentaban en el refugio.

Durante nuestra aventura por el refugio no tendremos mucha interacción con el juego por no decir nula. Podemos pulsar un pequeño botón blanco para realizar acciones, abrir cajones, realizar acciones, investigar terminales, etc. Este punto también saldrá en algunos flashbacks, pero desaparece tan rápido que es probable que en la primera partida no consigamos pulsarlos a tiempo para ver que ocurre. Durante la aventura también tendremos que realizar algunos puzzles, pero pecan de ser demasiado simples. Además, podremos curiosear para encontrar coleccionables, que pueden ser: documentos o grabaciones que nos contaran la historia más a fondo, o los juguetes del protagonista, que son unas figuras de madera que él mismo tallo.

¿Un juego o una película?

Hablar de los gráficos de este juego sería una tontería. Pues está compuesto en su totalidad, por escenas de vídeo de alta calidad. Todo el juego fue realizado con actores reales, en un auténtico refugio de la época, por lo que es difícil saber si juegas o miras una película. Cabe destacar el gran trabajo de los desarrolladores al realizar las diferentes tomas que combinan de una forma excelente con el miedo y el lugar donde se encuentra el protagonista. Viendo algunas zonas desde la perspectiva de una cámara de seguridad y otras desde detrás de John. Hay un gran trabajo en detalles detrás de este juego, pero los terminales destacan al ser una parte donde han puesto letras encima de la grabación de la pantalla y realmente no da el pego, podrían haberlo trabajado un poco más.

La música o más bien, los efectos de sonido, juegan un factor clave en este juego. Gracias a estos conseguiremos meternos más en el juego transmitiéndonos también la intranquilidad del protagonista que hará más fácil la tarea de sorprendernos con algún susto inesperado.

Conclusión

The Bunker nos muestra una idea de juego más que curiosa, no es el primer juego creado únicamente con grabaciones de vídeo, pero lo lleva de una forma notable. Los desarrolladores consiguen transmitirnos al jugar la inseguridad y la sensación de miedo de nuestro protagonista que, aunque sabe y sabemos que es el único que queda, veremos cómo su propia mente le juega malas pasadas en su pequeña y forzada aventura por el refugio. El juego es fácilmente terminable en 3h con un 80% de los coleccionables sin problemas, con lo que puede rejugarse con facilidad aunque es cierto que se hace algo corto. En todo caso, es una aventura entretenida aun si no tiene mucho de juego.

Etiquetas

Guillermo Nicolau

Los videojuegos son mi pasión. Desde muy pequeño siempre he estado rodeado del mundillo gracias a mis hermanos mayores que me dieron acceso a todo, desde lo retro a lo moderno. Espero poder diseñar mis propios juegos en el futuro.

Actualidad

Botón volver arriba
Cerrar
X