AnálisisPS4

Aragami: Out of the Shadows – Análisis PS4

Versión analizada: PS4. También disponible: Xbox One & PC.

Si hay algo bueno que tienen los videojuegos indie es que permiten a pequeñas desarrolladoras como la española Lince Works hacer juegos a precios asequibles que además entretienen y a veces hasta maravillan; con Aragami: Out of the Shadows estamos ante algo un poco más modesto pero que aporta detalles muy buenos, como por ejemplo un apartado visual muy llamativo y en general una experiencia satisfactoria aunque con pequeños altibajos.

De ninjas va la cosa

Aragami: Out of the Shadows nos pone en la piel de un Aragami, un espíritu oscuro y vengativo invocado por  Yamiko, una misteriosa mujer que asegura estar encerrada y necesitar nuestra ayuda. Todo esto con un ambiente japonés tradicional, en el que nos sentiremos como un ninja oscuro que debe vivir en las sombras para cumplir su misión antes de que salga el sol.

La música y el apartado gráfico contribuyen en gran medida a crear una buena ambientación, con un estilo entre el manga y una ilustración hecha a pincel, este juego nos mostrará su vistosidad a la luz de la luna y creará un ambiente para la paciencia y la reflexión en el cual tendremos que movernos sigilosamente, ya que si nos descubren pueden acabar con nosotros de un único golpe. El Aragami es un ser de oscuridad y nuestros enemigos guerreros de luz y su poder puede fulminarnos instantáneamente. Pero aquí es donde entre en juego la noche y la oscuridad, este ninja sombrío tiene una serie de poderes que deberemos desbloquear según avancemos para movernos en la oscuridad con mayor facilidad, defendernos o acabar con nuestros enemigos con más eficiencia y sin dejar rastro, pero siempre teniendo en cuenta la estrategia y el entorno, ya que hay miles de ojos acechantes y ser descubiertos suele significar la muerte.

Nuestro gran número de habilidades nos darán diferentes formas de solventar los problemas; desde movernos como una sombra invisible hasta poder acabar con todos nuestros adversarios y no dejar ni rastro. Ahora bien, no es fácil conseguir los puntos para desbloquear estas habilidades, ya que necesitaremos pergaminos que están repartidos por todos los mapas y que nos encontraremos de casualidad, así que si queremos hacernos la vida más fácil tendremos que ser verdaderamente concienzudos y explorar profundamente cada zona.

Dos cabezas piensan mejor que una

En el modo multijugador podremos invitar a un amigo para que nos ayude en nuestra misión de infiltración, llevando el juego a otro nivel, ya que tendremos que sincronizarnos bien para no obstaculizar a nuestro compañero y ser lo mas letales posible. El problema más importante de este modo es que tenemos que invitar a nuestros amigos, no es como como otros juegos donde hay servidores; esto limita las posibilidades e incluso podría hacernos muy difícil la experiencia multijugador. Con el multijugador la experiencia de ser un ninja solitario se pierde, ya que la sensación de juego cambia por completo cuando vas con un compañero.

No todo el campo es orégano

Aragami: Out of Shadows no puede tener una nota mayor, ya que tiene una serie de fallos que entorpecen la experiencia. La primera y la más molesta de las contras desde luego es su continua bajada de los FPS, exagerada incluso haciendo hasta molesta la experiencia de lo que es un buen juego, estropea el ambiente y a veces hasta las estrategias de juego. En especial, es molesto ya que gráficamente aunque es resultón por su apartado artístico tampoco estamos ante un portento gráfico y esto nos lleva al segundo punto y es que en algunas ocasiones el manejo es torpe donde en ocasiones el juego no muestra todas las sombras o hace que aparezcan las mismas o elementos del juego de golpe, tampoco aparecen los comandos de asesinato en algunos momentos críticos donde intentas ser rápido, incluso el apuntar con el stick derecho para teletransportarte puede pasar de ser muy fluido a algo muy torpe, esperamos que esto tenga solución mediante un parche en el futuro.

Como punto y aparte en el tema de fallos destacamos algo que puede ser una apreciación personal, pero da la sensación de que el nivel de dificultad de juego a veces crece de manera exagerada sin sentido de continuidad, aunque es cierto que si no consigues las habilidades el juego es más complicado, hay momentos (sobretodo en fases contra algún jefe) donde podemos estancarnos bastante rato, siendo continuamente derrotados, no sólo por no saber qué hacer con exactitud, si no por ser difícil controlar el terrero y en concreto el manejo de los controles entorpeciendo cualquier lucha de habilidad contra enemigos poderosos.

Una conclusión más que importante

Después de todo lo dicho puede ser que tengamos mal sabor de boca y pensemos en no adquirir Aragami: Out of Shadows, pero cuesta unos muy cómodos 20 euros y por ese precio merece mucho la pena, es un buen juego. La historia es interesante, pese a tener unos contras, los pros lo merecen, y como hemos dicho el precio permite que sea una experiencia asequible y muy entretenida. También existe una edición de coleccionista que tiene una katana-Usb, artbook, póster, banda sonora y caja metálica por 60 euros, sube algo de precio pero cabe destacar que viene bastante completa y que es muy «bonita«. Por lo tanto este es un buen juego y merece la pena, podría ser mejor, pero es satisfactorio y una experiencia interesante y algo diferente.

Etiquetas

Francisco Jose Moreno

Gran Fan del Zelda, Final Fantasy, Metal Gear y largo numero de Etc. Lo mío son los juegos que me divierten simplemente o los que me llegan a la patata. No creo que nadie pueda sentar cátedra en opinar sobre videojuegos.

Actualidad

Botón volver arriba
Cerrar
X