AnálisisPC

One Piece: Burning Blood – Análisis PC

Versión: PC. También disponible: PlayStation 4, Xbox One y PlayStation Vita.

One Piece es uno de estos mangas longevos que llevan acompañándonos prácticamente desde nuestra infancia a la actualidad, y nos crea siempre una sensación de familiaridad que hace que nos interesemos por todo lo que sale en relación a ello. One Piece: Burning Blood es uno de los mejores ejemplos de este tipo de material que, pese a algunos fallos, da mucha sensación de ser digno de llevar el nombre de One piece en cuanto a variedad, diseño y sistema de combate.

Ambientación más que conocida

Más o menos todos conocemos o deberíamos conocer One piece, por lo tanto no nos pillará de nuevas la ambientación, aunque decir que la parte del modo historia es algo escueta ya que sólo muestra la batalla en Marineford (de la cual no hablaremos para no hacer posibles spoilers). Esto, de todos modos, no es más que el principio del juego ya que apenas es un trámite para desbloquear el resto de modos de juego, algunos personajes y de paso aprender a jugar.

La verdad es que aunque corta es muy intensa esta parte del juego, ya que tiene unas escenas en 3D prácticamente sacadas del anime que nos pondrán en situación, y donde se nota que gráficamente este juego está bastante pulido, aunque en ocasiones el efecto de las líneas que quieren simular el manga queden extrañas. Podemos destacar como dato negativo que la IA es muy irregular y a veces pasamos de enemigos muy sencillos a algunos tremendamente abusivos y que provocan que el juego sea ridículamente difícil. La verdad es que es un detalle que lastra un poco el juego, pero lo compensa todo lo demás.

Un sistema completo

El sistema de combate es bastante complejo y sencillo a la vez, en esencia se ataca con un par de botones, con otro se esquiva y con otro se salta, pero además con los gatillos del pad podemos realizar ataques especiales, usar el Haki (o poder de las Frutas del Diablo) y demás combinaciones. Además si luchamos 3 contra 3 podremos cambiar de personaje durante el combate o hacer ciertos ataques combinados. Es cierto que el juego no te explica del todo cómo funcionan algunas cosas, pero da gusto descubrirlo por uno mismo, se nota mucho que el juego quiere encararse para el modo online. En PC a veces da algunos problemas el Matchmaking pero en PlayStation 4 y Xbox One funciona mucho más fluido.

Y al final aunque es complejo, el sistema se hace llevadero y da pie a que tu personaje tenga su propia técnica, no son para nada parecidos un personaje de otro y como mucho se tienen varias versiones de alguno de ellos. Por lo demás cada uno tiene su forma de luchar, que te hará tener que practicar con él si quieres ser minimamente competitivo, esto hará que saques tu propio estilo de lucha y te familiarices más con un estilo de juego. Al fin y al cabo es lo que le da profundidad, y hace que One Piece: Burning Blood sea un gran título como juego de lucha.

La perfección no existe pero se intenta

Sin duda no es el título perfecto y tiene fallos, pero en sí es un juego muy completo y entretenido, con distintos modos de juego online, no únicamente de lucha simplemente sino de conquista donde deberemos unirnos a un grupo y luchar por diferentes bases, para ganar puntos y que nuestro bando sea el mas poderoso. Y ya sólo conseguir los suficientes Belis para conseguir a todos los personajes y los secundarios que fortalecerán a nuestro personaje principal, nos llevará tiempo y nos dará muchas horas de juego.

Se puede percibir en este titulo unas ganas de hacer un juego completo y entretenido, bien hecho, con una variedad de personajes dignas del propio mundo de One Piece. No es simplemente la misma pelea una y otra vez con diferentes escenarios, es una de las grandezas de este juego y es que provoca que queramos jugar y jugar para conocer a todos los personajes. Además ha sido diseñado con un gusto visual y artístico muy bueno y muy agradable, modelado con un cell shading muy logrado que le da el aspecto de estar jugando en un manga coloreado. Es el juego perfecto para quedar con los amigos y disfrutar de una buena tarde de diversión.

Por lo tanto One Piece: Burning Blood no es el mejor juego de lucha, pero se nota que lo han intentando. Se han esforzado en ofrecernos una gran experiencia y un juego ameno y de personajes variados, para jugar mucho con tus amigos y online y divertirte sin parar hasta exprimirlo.

Etiquetas

Francisco Jose Moreno

Gran Fan del Zelda, Final Fantasy, Metal Gear y largo numero de Etc. Lo mío son los juegos que me divierten simplemente o los que me llegan a la patata. No creo que nadie pueda sentar cátedra en opinar sobre videojuegos.

Actualidad

Botón volver arriba
Cerrar
X