AnálisisPS4

Verdun – Análisis PS4

Versión: PlayStation 4. También disponible: Xbox One y PC.

Mucho se ha criticado lo poco que se trata el tema de la Primera Guerra Mundial en el mundo de los videojuegos, y es que este año, con la salida de Battlefield 1, todo esto ha cambiado.

Pero antes de la salida del plato estrella de EA, he podido disfrutar de Verdun, un juego ambientado en la Primera Guerra Mundial y que, sin problemas, es capaz de transportarte a dicha época.

Ambientado en los duros años de la guerra, Verdun se centra en los escenarios del Frente Occidental. Sus mapas se caracterizan por la decadencia y la desolación causadas por la guerra, y por el cielo teñido de negro, fruto de las constantes explosiones ocasionadas en el campo de batalla.

La suciedad de la guerra

Cuenta con cuatro modos de juego, aunque dos de ellos son los más destacados:

  • Combate a muerte con fusiles, un todos contra todos en el que el objetivo no puede ser más claro. Todos son tus enemigos y tienes que acabar con cualquiera que se te ponga por delante.
  • El otro es tal vez el más popular, Frentes de batalla, o lo que es lo mismo, guerra de trincheras con pelotones. Uniéndote a un pelotón o creando el tuyo propio, debes embarcarte en una guerra de trincheras contra el ejército enemigo. Cada pelotón consta de cuatro papeles que, dependiendo del elegido, deberá centrarse en unos objetivos u otro, siempre recibiendo órdenes del oficial. Si el pelotón trabaja unido, el oficial tendrá más privilegios, incluyendo apoyo de gas, artillería o reconocimiento aéreo.

 

La Primera Guerra Mundial como nunca antes

Haciendo una fiel recreación de cómo era la guerra de trincheras, el juego puede hacerse algo pesado y lento. Consta de dos fases: atacar y defender. Cuando defiendes, debes guardar posiciones y acabar con todos los enemigos que se acerquen tratando de avanzar por tu territorio. Una vez el tiempo se acabe, comenzará la fase de ataque, donde tu ejército deberá movilizarse para acabar con los enemigos. El mapa es muy extenso y hay que ir conquistando el territorio metro a metro, pudiendo no haber vencedores ni vencidos y, en algunos casos, quedar empatados como ocurría en la vida real. El ganador de la partida será aquel que haya conquistado más terreno o, si se consigue, quien llegue a la base del ejército enemigo.

A diferencia de otros FPS, Verdun no cuenta con ningún tipo de vehículo con el que poder desplazarte. El personaje deberá moverse de un punto a otro del mapa corriendo, aunque de forma limitada, ya que este se cansará y deberás continuar el camino andando. También será crucial agacharse e ir arrastrándose, pudiendo así aprovechar los cráteres como puntos estratégicos donde refugiarte para atacar a tus enemigos.

Las armas, fieles recreaciones de las usadas en la Primera Guerra Mundial, serán algo lentas, pero igual de mortíferas. Con solo un disparo nuestro personaje habrá caído, por lo que en este juego, para gusto y disfrute de muchos, es clave campear todo lo posible. Deberemos guardar nuestra posición y visualizar a nuestros enemigos a los lejos, tratando de acertarles con armas poco precisas. Aparte de las distintas armas, contaremos con otros objetos como granadas, máscaras de gas o unos prismáticos para poder localizar con más facilidad a nuestros enemigos.

Por último, y no menos importante, cabe mencionar el gran trabajo que se ha hecho con los efectos de sonido. Tanto el rugir de los cañones, como las armas al recargarse o los gritos de los soldados, están perfectamente recreados. Incluso el silencio que hay a veces, durante los cambios de fase entre ataque y defensa, mientras esperas la llegada de los soldados enemigos, es capaz de transmitir la tensión que viviría cualquier soldado ante la inminente llegada de su adversario.

Conclusiones

En conclusión, Verdun es una fiel recreación de la Primera Guerra Mundial tanto por el detalle de sus uniformes, las armas, la guerra de trincheras y lo pausado de la batalla. Sin embargo, esto no podría gustar a todos, pues hace que sea un juego muy lento, llegando en ocasiones a hacerse pesado, y obligando al jugador a campear, pues es la única manera de aguantar vivo el máximo tiempo posible. Si quieres vivir, no saltes al campo de batalla como harías en otros FPS. Tómatelo con calma, sigue a tu pelotón y cumple las órdenes de tu oficial.

Etiquetas

Cristina Navarro

Estudiante de realización que se vicia en sus ratos libres. Amante de las buenas historias por encima de cualquier cosa. Naughty Dog como forma de vida.

Actualidad

Botón volver arriba
Cerrar
X