AnálisisAndroid & iOSPC

Eisenhorn: Xenos – Análisis PC

Versión: PC. También disponible: iOS y Android.

El pasado es un espejo al futuro. O eso es lo que una vez me dijo un amigo. No lo creí en ese momento. Ahora sí. El pasado camina con nosotros. Su cara es la cara de todos aquellos que hemos odiado, de todos los que hemos amado. De todos los errores.

Dicen que ser un agente de la inquisición imperial es poder ver el verdadero horror del universo y aún así tener la voluntad para prevalecer. Así como con todas las cosas, hay otra cara para la verdad. He visto los horrores del universo, y los he apartado. He juzgado a billones, y perdonado a algunos. He conocido la victoria, y tocado la derrota. Y la lección que todos mis años como inquisidor me han enseñado es que no es suficiente para prevalecer. Hemos de resistir el veneno de la historia. Hemos de sobrevivir a nuestros propios pecados.

Mi nombre es Gregor Eisenhorn. Y estas hazañas fueron mías.

Así empieza nuestra historia en Eisenhorn: Xenos, el nuevo juego de Pixel Hero Games basado en el primer libro de la trilogía del inquisidor Gregor Eisenhorn, de Warhammer 40.000 que mezcla un estilo de acción con la narración de lo que podría ser un juego de Telltale, siendo la historia narrada por el propio Eisenhorn de mayor.

Hazañas mal adaptadas

La historia es el punto más fuerte de este juego, aunque si no tienes conocimiento previo del lore de Warhammer 40.000, como me paso a mí, es probable que te cueste entender muchos de los detalles y eventos. Pixel Hero Games se ha esforzado para que el juego sea lo más respetuoso posible a la obra original, pero parece que olvido adaptar algunos diálogos para que tengan sentido en el mundo que han creado, como por ejemplo un momento en el que Eisenhorn amenaza a un caballero que le interrumpe al hablar con tirarle por la ventana si vuelve a hablar sin presentarse, sin que haya ventana alguna en la sala, entre otros posibles ejemplos.

Lamentablemente, esas no son las únicas incongruencias que nos fastidiaran un poco la inmersión en la historia. Desde fallos en diálogos a fallos en vestimenta, escenas muy mal ejecutadas, cambios de cámara bruscos… Podría haber sido mucho mejor, pero no ha cuajado bien.

Tortas a diestro y siniestro

En Eisenhorn: Xenos, la acción viene al enfrentarnos con enemigos que iremos encontrando durante la partida. Para enfrentarnos a ellos podremos optar por cargar de frente y liarnos a tortas o eliminarlos en sigilo y evitar la lucha. Para luchar tendremos tres tipos de ataques diferentes, espada, disparo y psicoquinesis añadiendo a eso un botón para esquivar. El combate no es nada satisfactorio, utiliza un sistema machaca botones, pulsamos el botón y Eisenhorn apuntara automáticamente al enemigo y hará combos, eso combinado con una cámara horrible, mal ubicada en todo momento que nos impedirá ver bien a nuestros enemigos y nos encontraremos con muchos momento en el que terminaremos el combate disparando sin ver al enemigo o recibiendo ataques sin saber de donde salen.

Hay que añadir que estas secciones son extremadamente fáciles, los enemigos caen de pocos golpes, incluidos los que parece que tendrían que ser mas fuertes decepcionan. Los enemigos más «duros» que encontraremos son los jefes y aun así dejan que desear. También dispone de un sistema de parecido al VATS de Fallout donde podremos escoger un enemigo y atacarlo, solo que es algo malo y casi nunca se le da uso.

Las espadas y pistolas pueden ir cambiándose comprándolas en la tienda del juego. Hay una buena variedad de armas, aunque aparte del daño extra no ofrecen mucha mejora. Las pistolas cuentan con munición limitada, pero los enemigos sueltan balas cada dos por tres haciendo de esa mecánica, algo irrelevante.

Para ayudarnos en nuestra aventura contaremos con varios compañeros que nos acompañaran durante nuestra aventura hasta un máximo de dos que podrán cambiarse en cualquier momento desde las tiendas. Uno nos apoyara en los combates y el otro nos dará bonificaciones especiales. Los compañeros que nos ayudan no sirven de gran cosa, y solo pueden llevar las mismas arma que tu tengas desbloqueadas perdiéndose así la personalidad propia y lo que lea hace únicos sobre el otro. Los que dan bonificaciones no ayudan en combate pero son mas útiles. La variedad es decente, pero no cambia lo malo.

Cuando las cosas se miran de forma especifica, todo cambia o sigue igual

Los escenarios del juego siguen un estilo pasillero para la mayoría de zonas que repite muchas mecánicas. Eisenhorn puede hackear a distancia con un aparato de hackeo, y te veras obligado a usarlo constantemente para puzzles, abrir conductos de ventilación, etc. El hackeo se realiza mediante un minijuego en el que tendremos quedar en unos cuadrados en el momento exacto. Este no será el único minijuego, por ejemplo también hay otro al usar la voluntad de Eisenhorn ya sea para sonsacar información o para revelar secretos. Este consiste en buscar unos círculos naranjas y juntar un circulo dentro de otro. Los minijuegos son sencillos, pero no aportan nada y son bastante aburridos, el juego no cambiaría sin ellos. Cada capitulo presenta un escenario distinto, algunos con más exploración aun así es difícil perderse. Incluso las partes más abiertas dejan que desear.

En base gráfica Eisenhorn: Xenos esta bastante desfasado. Modelos de la pasada generación, malas animaciones, movimientos de boca mal sincronizados. Hay que entender que no solo es un indie sino que este juego, en su versión de PC, es un port de iOS con lo que en parte se entiende el desfase, pero se desaprovecha mucho el potencial que tendría este juego si hubiera sido mejor optimizado para PC y sus usuarios no están acostumbrados a algo que no sea de lo mejor.

Si hay algo que peca por su ausencia, es la banda sonora. Pocas veces podremos oír una pieza musical durante nuestra partida, ni siquiera para ambientar, aunque los sonidos del ambiente si están bien marcados. Si bien es cierto que cuando la oímos cumple su propósito, eso no quita su ausencia en el resto del juego. Hay que destacar que aunque la música ni este presente, el doblaje realizado es decente, destacando sobretodo al doblador de Eisenhorn, Mark Strong que realiza un trabajo muy bueno, aunque el guion no este bien adaptado. Por lo demás sufre demasiados altibajos y no parece acabar de cuajar.

Jugablemente el juego responde de forma decente siendo el problema principal la cámara que esta muy mal ubicada, demasiado cerca del personaje, y resulta tremendamente engorrosa. También se echa en falta un botón de salto, puesto que siempre que veamos un hueco vacío o una escalera, tendremos que pulsar para saltar o subir a la escalera. Por lo demás el sistema de control es muy sencillo y no tiene nada de especial, se nota que estaba diseñado para ser táctil.

Conclusión Final

Eisenhorn: Xenos es otra piedra más en el camino para tener un juego bueno basado en Warhammer. Lo tenia todo para ser bueno pero se quedo por el camino. Esperemos que Pixel Hero Games aprenda de los errores y remonte con sus próximas obras. Al menos la historia es buena y resulta entretenida, aunque debemos agradecérselo a Dan Abett el autor de las novelas. Si eres fan de Warhammer 40.000 es probable que el juego te guste puesto que este juego esta hecho para los fans. Si no eres fan, puedes esperar tranquilamente a que este rebajado.

Etiquetas

Guillermo Nicolau

Los videojuegos son mi pasión. Desde muy pequeño siempre he estado rodeado del mundillo gracias a mis hermanos mayores que me dieron acceso a todo, desde lo retro a lo moderno. Espero poder diseñar mis propios juegos en el futuro.

Actualidad

Botón volver arriba
Cerrar
X