Hardware

Review Razer Naga Epic Chroma y Razer Gigantus

Hoy hemos tenido la suerte de tener entre manos (y nunca mejor dicho) el Razer Naga Epic Chroma, y no hemos dudado en hacer una review de este producto que nos ha cedido Razer tan amablemente.

Diseño

Aunque a primera vista pueda parecer un ratón excesivamente grande (o al menos a mí me lo pareció), es un periférico que se adapta perfectamente a la mano del usuario, ya sea grande o pequeña.

Tiene un tacto suave y está hecho de materiales resistentes que, aunque puedan mancharse rápidamente con el sudor de la mano, tienen la ventaja de que se limpia con mucha facilidad.

En el lado derecho contamos con una zona recubierta de goma con tacto rugoso que ayudará a mejorar la sujeción del ratón. Por el lado izquierdo contamos con la friolera de doce botones que podremos accionar fácilmente con el pulgar y a los cuales podremos asignar distintas funciones macro o teclas, de lo que ya hablaré en profundidad más adelante.

El Razer Naga Epic Chroma puede parecer grande, pero se adapta perfectamente a la mano.

En la parte superior podemos apreciar el logo de Razer, siempre presente en sus productos, así como de dos botones, aparte del clic derecho e izquierdo y la rueda de desplazamiento, también recubierta de goma rugosa para hacer que el tacto sea más cómodo y nuestro dedo agarre mejor. Además, en esta contamos con hasta tres botones, pulsando la propia rueda y accionándola hacia la izquierda y derecha.

En la parte inferior tendremos tres surfers de teflón, los cuales nos proporcionarán un excelente deslizamiento del ratón.

Ratón por cable/inalámbrico

Hoy en día es imprescindible que nuestro ratón sea inalámbrico para poder decir adiós a los cables, pero, ¿y el fastidio de quedarte sin pilas, buscar hasta debajo del sofá y encontrarte con que no te quedan? Pues bien, el Naga Epic Chroma nos da la opción de olvidarnos de pilas y pone a nuestra disposición una pequeña pero pesada base de carga.

Esta cuenta con una salida mini USB en la parte trasera y dos pequeños imanes en la parte delantera. Con un cable mallado de color negro y de poco más de dos metros de longitud, nos dará un margen realmente grande para mantener enchufada la base al ordenador mediante una conexión USB.

La base de carga cuenta con un par de imanes para que el ratón quede colocado de forma segura.

Para cargar el ratón tendremos dos posibilidades: o bien utilizar esos dos pequeños imanes que encontrábamos en la base para colocar el ratón sobre ella y dejar así que repose durante unas horas y se cargue por completo (no te preocupes por que el ratón se caiga, como ya he dicho, la base es lo suficientemente pesada como para evitar que esto ocurra), o bien quitar el cable micro USB de la base y enchufarlo al ratón. Al ser un cable tan largo, no tendremos problema en hacer que llegue hasta donde nos encontramos, por lo que resultará de lo más cómodo y sencillo seguir utilizando el ratón sin necesidad de tener que hacer piruetas con el brazo para llegar hasta donde estuviera enchufado.

Por último, si la carga está completa y queremos hacer uso de un ratón inalámbrico, procederemos a desenchufarlo/quitarlo de la base y accionaremos, en la parte trasera, el botón “on” que encontraremos junto al sensor láser.

19 botones configurables

¿Eres gamer, te encanta jugar, pero te haces un lío cuando te explican las 47 diferentes teclas que tienes que presionar para agacharte, correr, recargar o hacerle un gesto obsceno al rival? Si te pasa como a mí y en más de una ocasión has querido cambiar de arma y has terminado tirando una granada en medio de la nada, este ratón te vendrá de perlas.

Como ya he dicho, cuenta con 19 botones completamente configurables. Esto quiere decir que en lugar de romperte la cabeza buscando la tecla que haga cierta función, antes de entrar al juego puedes, mediante el software de Razer, asignar diversas teclas a los distintos botones, pudiendo elegir con cual quieres recargar, correr, cambiar de arma, agacharte…

Los doce botones del costado izquierdo te serán muy sencillos de presionar, pues como ya he mencionado, el ratón se adapta a cada curva de la mano o dedo que vayas a posar sobre él, haciendo que pulsar los distintos botones sea mucho más fácil.

Los dos de la parte superior pueden ser algo más complicados de utilizar, pues para ello tendrás que levantar uno de los dos dedos de los clics (derecho o izquierdo) para hacer uso de estos, aunque se suple bastante bien al poder utilizar la rueda de desplazamiento con dos botones extras moviéndola a derecha o izquierda.

Retroiluminación

Otra de las grandes ventajas de este ratón es su retroiluminación RGB. Cuenta con 16.8 millones de colores con los que podrás iluminar tanto la rueda de desplazamiento como los doce botones laterales, pudiendo elegir dos modalidades de iluminación:

  • Ciclo Spectrum: irá pasando por todos los colores disponibles.
  • Estático: pudiendo seleccionar cualquier color entre todos los que nos proponen, mantendremos nuestro ratón iluminado con el color deseado.
La retroiluminación RGB de la rueda y los botones es totalmente independiente, pudiendo configurarlos de formas distintas.

Cabe mencionar que la iluminación de la rueda y los botones son completamente independientes, por lo que podrás iluminar la rueda de un color y los botones de otro, o mantener la rueda estática y los botones en ciclo spectrum, o incluso si tienes otro periférico Razer, puedes pulsar un pequeño botón que viene debajo (“Aplicar a otros dispositivos habilitados para Chroma”) pudiendo hacer así que toda tu habitación quede completamente iluminada con el mismo color o que todos los periféricos sincronicen el ciclo spectrum y vayan cambiando de color a la par.

Además, con este software no solo podremos configurar la iluminación y los botones, sino que también podremos cambiar y ajustar la sensibilidad del ratón, la aceleración, comprobar el nivel de carga y hacer que este nos avise cuando la batería está por debajo de cierto nivel mediante el parpadeo de la rueda de desplazamiento.

Conclusión

Un ratón muy cómodo y completo. Con unas dimensiones perfectas para cualquier persona y una batería de larga duración, tenemos un periférico listo para utilizar tanto por cable como de forma inalámbrica.

Además, cuenta con un gran número de botones que podremos personalizar a nuestro antojo y que será perfecto para los jugadores de PC.

Por último, su retroiluminación será perfecta para ver los distintos botones aun estando a oscuras e incluso para que el propio ratón nos avise del nivel de batería.

Ficha técnica

Nombre: Razer Naga Epic Chroma

Marca: Razer

Descripción:

  • Sensor láser 4G de 8200 ppp
  • Rueda de desplazamiento
  • Procesador ARM de 32 bits
  • Botones Hyperesponse
  • Synapse
  • Botones
  • Base de carga

Precio: 159,99€

https://www2.razerzone.com/es-es/store/razer-naga-epic-chroma

 

Como complemento, he utilizado este ratón con otro de los productos de Razer, la Razer Gigantus, una alfombrilla que no dejará indiferente a nadie.

A continuación, os hago un breve análisis de esta.

Diseño

Nada más sacarla de la caja, lo que más nos va a sorprender de esta alfombrilla son dos cosas en particular: su forma, que, en lugar de ser rectangular, como las más comunes, esta es completamente cuadrada, y sus grandes dimensiones.

Razer Gigantus hace honor a su nombre y nos trae una alfombrilla extra grande. Con unas dimensiones de 455x455mm (casi medio metro de largo cada lado), puede ser algo complicada de colocar si tu espacio de trabajo es pequeño y limitado.

Razer Gigantus es una alfombrilla cuadrada de grandes dimensiones.

Para aquellos que suelen utilizar el ratón con sensibilidad muy baja o los que lo muevan mucho, habrán sufrido el encontrarse con que, de repente, estuvieran moviendo el ratón sobre la mesa y la alfombrilla se ha quedado unos cuantos metros atrás. Con la Razer Gigantus no tendremos ese problema, pues la alfombrilla es tan grande que incluso parecerá que nunca se acaba. La he probado tanto con sensibilidad alta como con baja y en ningún momento se me ha quedado corta.

En cuanto al diseño, está hecha de tela por la parte superior con el logo de Razer engomado en una esquina, y con goma en la parte inferior. Esto conseguirá que la alfombrilla se adhiera de forma más eficaz sobre la superficie en la que esté colocada y evitaremos que se mueva de forma involuntaria o por el arrastre de nuestra mano al deslizar el ratón. Además, tiene un relleno de espuma de 5mm que hace que tenga un tacto acolchado y sea más cómoda para un uso prolongado.

Podemos encontrar el logo de Razer engomado en una de las esquinas.

Por último, destacar que tiene los bordes cosidos para evitar que estos se rompan o incluso se deshagan como pasa con otro tipo de alfombrillas.

Razer Gigantus cuenta con tres modelos en el mercado: Black Edition (la analizada en esta web), Elite Edition (similar al Black, pero con el logo de Razer verde) y Team Razer Edition (con un logo verde alternativo).

Conclusión

Puede que no sea del agrado de todo el mundo o simplemente no se tenga espacio para tal alfombrilla. O puede que el problema sea el precio, que para una alfombrilla puede ser algo elevado, pero por todo lo mencionado anteriormente creo que es una compra que merece la pena hacerse si tu escritorio te lo permite, claro está.

Ficha técnica

Nombre: Razer Gigantus (Black Edition)

Marca: Razer

Descripción:

  • Área de alfombrilla de gran tamaño para movimientos de ratón de baja sensibilidad.
  • Superficie optimizada para el juego, diseñada para la velocidad y el control.
  • Espesor mejorado para mayor consistencia de la superficie.

Precio: 29,99€

https://www2.razerzone.com/es-es/store/razer-gigantus

Etiquetas

Cristina Navarro

Estudiante de realización que se vicia en sus ratos libres. Amante de las buenas historias por encima de cualquier cosa. Naughty Dog como forma de vida.

Actualidad

Cerrar
X