AnálisisSwitch

Gear.Club Unlimited – Análisis Switch

Versión analizada: Nintendo Switch.

Gear.Club Unlimited aterriza en nuestra Nintendo Switch siendo el primer juego del catálogo que apuesta por una conducción más realista de la ya vista en títulos como Mario Kart 8 Deluxe o Fast RMX. El título ha sido desarrollado por Eden Games y Microids; el primero es un estudio veterano en lo que se refiere a juegos de conducción, teniendo en su haber títulos como V-Rally y Test Drive Unlimited. Microids también es conocido por su saga Syberia y el último MotoRacer 4.

Gear.Club comenzó su andadura en dispositivos móviles con un excelente título de conducción. Esta versión para Nintendo Switch mantiene su su jugabilidad arcade; eso sí, aprovechando las nuevas funcionalidades y mejorando el apartado gráfico para ofrecer bastantes horas de diversión.

¿Simulación o Arcade?

Ante esta pregunta, estamos ante un título de corte arcade en lo que a su conducción se refiere, ¡y para nada esto es malo! Hay que tener en cuenta que no estamos ante un título que pretenda competir contra otros como Forza 7; es un título más modesto, pero eso no quita que sea muy divertido.

Una de las características que más me ha llamado la atención es su sistema de ayudas, adaptable tanto para el jugador más novato en juegos de conducción o al veterano que busca un mayor reto. Podemos seleccionar el nivel de dificultad entre Principiante, Normal o Experto, u optar por personalizar totalmente a nuestro gusto las ayudas recibidas como fue mi caso, desactivando el asistente de Frenado, ya que lo que hace es frenar por el jugador al llegar a las curvas. El asistente Anti-derrape nos ayudará a mantener el control del vehículo y el asistente de dirección. Gracias a estas ayudas de fácil configuración, es normal que el jugador encuentre unos ajustes que se adapten a su forma de conducir. Además que puede ir reduciendo más ayudas conforme va jugando y mejorando sus tiempos.

El título dentro de las carreras también tiene la ayuda de rebobinado. El problema es que al no estar limitada a un número de usos puede facilitar mucho las carreras al jugador; aunque todo depende de si llega a usar está opción o no. El juego tampoco ofrece un sistema de colisiones ni desperfectos en los vehículos; al chocar veremos cómo se reduce nuestra velocidad como penalización, pero nada más allá de eso.

El sistema de ayudas es bastante personalizable.

Durante las carreras el título ofrece una notable sensación de velocidad y dos vistas para disfrutar de ello; la típica vista interior y desde fuera, donde veremos a nuestro vehículo. Las carreras son cortas en su mayoría, con una duración de entre uno y tres minutos. Teniendo en cuenta que estamos ante una consola híbrida pues tiene su sentido y encaja bien con el concepto de la misma.

En cuanto al control, hay que tener en cuenta que ninguno de los mandos de Switch dispone de gatillos para acelerar y frenar, aunque eso no quita que sea sencillo y accesible. La experiencia mejora si dispones del mando pro.

¡Conviértete en leyenda!

Si algo hay que aplaudir a este título es su modo Campaña. Es realmente largo, con multitud de eventos de carrera en los que participar. En total hay más de 400 carreras y 32 vehículos licenciados de marcas reales.

Ante nosotros se nos despliega un mapa con pruebas, concesionarios de coches y nuestro garaje. A medida que ganamos carreras conseguimos estrellas que nos servirán para ir desbloqueando nuevas porciones de mapa. Nuestro nivel de piloto también ira subiendo. Hay que tener en cuenta que cada prueba tiene una categoría y para poder correr en ella necesitaremos tener en nuestro garaje un coche adecuado a las condiciones. Si algo me gusta de este modo es que la progresión es constante, no es difícil conseguir dinero para comprar el coche que te gusta y realizar las consecuentes mejoras. El progreso está bien medido y es agradecido con el jugador.

El garaje es totalmente personalizable y, conforme adquirimos más nivel y estrellas, también podremos acceder a nuevas mejoras para nuestros coches, desde trabajar sobre la carrocería, el motor, preparar el coche para las carreras de Rally, Túnel de viento, acabados estéticos, etc. Esta es una de las cosas que más me han gustado del título; me recuerda a las sensaciones que tenía cuando jugué por primera vez a Gran Turismo e iba adquiriendo coches y los mejoraba. Un gran añadido que le da personalidad y algo de variedad para que no todo sea ir de carrera en carrera.

Nuestro garaje es muy personalizable y es donde mejoraremos nuestros coches.

Opciones multijugador

En cuanto a las posibilidades que tenemos para jugar en compañía, Gear Club dispone de un modo local como principal característica en Nintendo Switch, permitiéndonos jugar a pantalla partida con hasta cuatro jugadores. Aunque en el modo portátil puede ser difícil jugar a cuatro jugadores debido al tamaño de la pantalla, a dos jugadores cada uno con un joy-con es bastante disfrutable; lo que he podido probar fuera de casa.

En cuanto al online, de salida el juego estará limitado a competir contra los fantasmas de otros jugadores para batir sus tiempos. Aunque desde los estudios de desarrollo ya se ha informado que en el futuro se pretende actualizar el juego para ofrecer un online más tradicional.

El modo multijugador local permite hasta 4 jugadores simultáneos.

La experiencia mejora en el modo portátil

El aspecto técnico es su apartado más flojo, y después de ver cómo lucen otros títulos en Nintendo Switch creo que se podría haber mejorado un poco más este aspecto. Cuando jugamos con la consola en el dock el juego se mueve a unos 1080p y unos 30 FPS bastante estables, y en el modo portátil se verá a 720p, que es la máxima resolución de la pantalla, y 30 FPS. Debo decir que es en la configuración portátil donde el juego luce mejor y disimula sus carencias gráficas en cuanto a texturas con una iluminación bastante básica. Os recomiendo este modo para disfrutar al máximo de Gear.Club Unlimited.

En cuanto al aspecto sonoro se nota algo descuidado; el sonido de los coches no destaca lo que debería, lo mismo pasa con los efectos como derrapes o los choques contra las vallas de los circuitos. Por ejemplo, durante las carreras, el único acompañamiento que tendremos es el sonido del motor de nuestro vehículo. La música de los menús peca de ser genérica y bastante olvidable. Lo que sí hay que agradecer es que el título nos llega completamente traducido al castellano.

 

Gear.Club Unlimited está totalmente traducido al castellano.

Conclusiones

Debemos tener en cuenta que estamos ante un título humilde pero que para ser la primera incursión de este género en Nintendo Switch es bastante notable. Aún con su limitado apartado gráfico luce bastante bien en el modo portátil, ofreciendo un interesante modo campaña con más de 400 carreras y 32 vehículos licenciados de marcas como BMW, Ford, McLaren, etc.

Gear.Club Unlimited

Puntuación Final - 7

7

Es un título que ofrece diversión inmediata y que viene a llenar un hueco dentro del catálogo de la consola. Si eres fan de las carreras y a falta de mejores opciones, es un título que ofrece una experiencia notable.

User Rating: Be the first one !
Etiquetas

Cristian Fernández

Software developer & Web developer. A todos los tontos les da por algo y a mí me dio por los videojuegos.

Actualidad

Cerrar
X