AnálisisPS4

Cat Quest – Análisis PS4

Versión analizada: PS4. También disponible en: Android, PC, Nintendo Switch & Xbox One.

Espero que os gusten los gatos, porque si este análisis fuese palpable, creedme cuando os digo que os ibais a volver locos con tanto ronroneo.

Hacía tiempo que no jugaba un RPG tan sencillo como el que han creado The Gentlebros. Cuando comencé a jugarlo realmente pensaba que no terminaría gustándome tanto, pero aquí estoy, trayendo para vosotros este análisis centrado en su versión para PlayStation 4.

Además, ¿hay algo mejor que llevar como protagonista a un gato valiente y adorable? ¡Todo mejora si le añadimos dragones y mazmorras!

¡Un clásico entre los clásicos de cuento!

¡Vil gato cruel y mentiroso!

Mucha gente busca en un juego unos gráficos espectaculares o una historia realmente cautivadora. Cat Quest no ha supuesto una novedad en lo que apartado visual se refiere, ni tampoco tiene un argumento muy enrevesado con el que alterar los nervios del jugador, más bien yo diría que peca de simple. Pero precisamente es su sencillez lo que le otorga ese… toquecito mágico que os mantendrá pegados a la consola mientras resolvéis una mazmorra tras otra.

En nuestra aventura felina vamos a tener que enfrentarnos al malvado gato blanco Drakoth y sus malditos dragones gigantes. Su finalidad es causar el caos, secuestrando a nuestra hermana y cayendo en el tópico del clásico villano que podemos encontrar en cualquier cuento de fantasía. Pero como en toda historia que se precie, nuestro protagonista estará dotado de poderes mágicos que lo ayudarán en tan ardua tarea de rescatar a su querida hermana. ¡Más vale que os deis prisa si no queréis encontraros con los restos de una minina en apuros!

En Felinia hay numerosas leyendas que hablan de los gatos que pertenecieron a la estirpe de los sangredragón, los únicos que están capacitados para dar caza a los dragones que asolan el enorme mapa que se nos presenta. ¿Lo habéis adivinado ya, verdad? ¡Qué suerte tenemos de ser uno de ellos! Pues es aquí donde comenzará nuestro viaje.

Cuidado con los terroríficos dragones. No van a facilitarte el camino.

Un vasto mundo por explorar

Tras las explicaciones iniciales, toca ponerse manos a la obra. Un punto muy interesante del juego es el enorme mapamundi que tenemos bajo nuestras patas. Como buen lugar de exploración, no faltarán los diversos pueblos, las mazmorras, las casitas de los brujos o incluso el castillo del rey.

Dividido en “segmentos”, véase norte, sur, este y oeste; cada zona cumplirá con ciertos requisitos que se reflejarán en forma de niveles ascendentes en las mazmorras o enemigos más fuertes a los que abatir. Tendrás paneles repartidos en cada pueblo en los que no dejarán de aparecer misiones secundarias con las que no te aburrirás ni un poco. Muchas de ellas serán casi repeticiones de la anterior, siguiendo alguna trama abierta paralela al argumento principal. Conseguirás oro y experiencia acorde al nivel de las mismas, mejorando a tu gato y convirtiéndolo en un guerrero más fuerte con el que jugar.

Todo el oro que consigáis podréis utilizarlo para abrir cofres o comprar magias a los gatos brujos, así como subir de nivel cada una de ellas. Completando mazmorras también conseguiréis armadura y objetos para equipar que cambiarán la apariencia visual de vuestro gato. Habrá gente a la que esto le parezca algo sin importancia, pero yo soy de las que disfrutan cuando en un juego de este tipo cambia el aspecto del protagonista.

Quizás os resulte un poco raro o lineal que todo parezca centrarse en el mismo lugar, ya que los pueblos y las misiones se llevan a cabo en las zonas generales del mapa. Pero a mi me gustó mucho que fuese tan intuitivo y directo, que las misiones secundarias estuviesen tan próximas, pudiendo completarlas con rapidez.

Tendréis que fijaros muy bien en el nivel de cada mazmorra, pues aunque vayáis confiados, los enemigos os sorprenderán cuando de un par de combos de ataque os mermen la vida hasta terminar agotados. Podéis descansar en el pueblo y volver a intentarlo cuando seáis más fuertes, sin olvidar revisar de vez en cuando el equipamiento adquirido para haceros el camino más sencillo, subiendo también de nivel las magias que llevéis encima.

Un gato entrenado es un gato listo para la batalla

Bastones, gorros, espadas, corazas, camisas, capas… El inventario que iréis adquiriendo es muy variado a la par que útil. Un buen detalle es que los objetos repetidos parecen subir de nivel, ahorrándonos el que se acumulen sin sentido en nuestro menú de equipo.

Hay cierta mazmorra a la que solo podréis llegar una vez que adquiráis uno de los poderes de la historia principal. Una vez que consigáis el botín que hay en su interior y hagáis la misión que le corresponde, podréis saquear con más facilidad todo tipo de cofres, aumentando considerablemente vuestro inventario. Esto es muy aconsejable, pues os ayudará de cara al enfrentamiento final.

Un gran punto a favor de las misiones de relleno es precisamente que algunas son más entretenidas que la historia principal. Unas más que otras, claro. No se me hicieron pesadas y disfruté mucho llevándolas a cabo. Os recomiendo que de vez en cuando os recorráis el mapa en busca de tablones y aldeanos felinos que necesiten ayuda, sobre todo cuando tengáis que enfrentaros a un dragón importante.

Aprovechad que Cat Quest destaca mucho por ser eficaz y diferente a lo que solemos ver en este género. Si sois muy asiduos a los RPG clásicos y densos, a lo mejor echáis en falta más personalización o nivel de mazmorras.

¡Un rey león! Cuidado si tienes un hermano, porque podría dejarte caer…

Apartados técnicos

La calidad visual y artística es muy bonita. Los personajes son coloridos, con unas animaciones que cumplen de sobra su cometido. Además, ¡son gatos! ¡Por Cristo! ¿Qué más se puede pedir?

También se agradece que venga con los textos en castellano, pudiendo disfrutar de las divertidas charlas que se llevan a cabo entre los aldeanos. Espero no ser la única persona que se de cuenta de los numerosos guiños que se hacen sobre algunas series famosas, o incluso la gracia que esconden los nombres de más de un pueblo del mapa. Os van a sorprender los pequeños detalles que marcan la diferencia.

Su duración puede rondar las ocho horas, haciendo misiones secundarias a la par que completando la historia principal. Si queréis conseguir todos los trofeos no será difícil, pues la mayoría los iréis consiguiendo mientras avanzáis.

La banda sonora es uno de sus puntos flojos; algo escasa y repetitiva. Los sonidos ambientales son simples y sencillos, aunque no por eso hay que quitarle mérito al juego. Cumple su función, y al final eso es lo que importa.

Ayuda a todos los aldeanos que puedas y conseguirás estupendas recompensas.

Conclusiones

Si eres un jugador veterano del género RPG que busca una aventura densa y con dificultad elevada, quizás debas huir de Cat Quest. No va a proporcionarte nada de eso, pero si quieres seguir mi consejo: dale una oportunidad. Este juego es entrañable, divertido y ameno. Los combates a tiempo real y los numerosos objetos que se encuentran en las mazmorras, prometen unas horas de buen vicio frente a tu PlayStation 4.

Te lo vas a pasar de lujo con las charlas entre mininos, con los chistes y las comparaciones de algunos personajes con otros famosos existentes. Vas a disfrutar cuando te veas envuelto en esta ambientación de cuento infantil que Cat Quest nos ofrece. Enfocado a varios tipos de jugadores, ha sabido encantar gratamente a los que hemos disfrutado de ser un sangredragón. ¡Aunque sea peludo y maúlle a menudo!

Cat Quest

Puntuación Final - 8

8

Un fantástico y original RPG que os dejará un buen sabor de boca, sobre todo a los fans de este género.

User Rating: Be the first one !
Etiquetas

Aruba Chan

Cosplayer y artista amante del diseño gráfico, de la fotografía y el dibujo. Llevo jugando videojuegos desde que era pequeña, pero siempre guardaré en mi memoria The Legend of Zelda: Ocarina of Time.

Actualidad

Cerrar
X