AnálisisNintendo 3DS

Kirby Battle Royale – Análisis 3DS

Versión analizada: 3DS.

La bola rosa más famosa de Nintendo hace su reaparición en Nintendo 3DS con los minijuegos más desenfadados hasta la fecha. Todavía a la espera de un título del personaje más orondo por excelencia para Switch, Kirby Battle Royale nos presenta a Kirby al más puro estilo Mario Party. El juego destaca por su frescura, jugabilidad rápida y diversidad de minijuegos basándose en un multijugador competitivo.

Las batallas más habilidosas

Juega con amigos para derrotar al robot antes que los rivales
Juega con amigos para derrotar al robot antes que los rivales

El sistema de juego en sí es bastante simple. Participamos en batallas contra otros tres jugadores en minijuegos de los más variados y ganará el que más puntos consiga al final del minijuego. A veces puede darse la situación de enfrentarnos a varios de ellos a la vez, pero no os preocupéis si perdéis alguno, saldréis victoriosos si ganáis la mayoría. Podemos participar solos o con amigos, está claro que será mucho más divertido compartir la competición con amigos que si jugamos solos, pero eso siempre dependerá del jugador.

Los controles son bastantes sencillos, y siempre se ajustarán a la habilidad que tengamos en ese momento. Con la R cogemos objetos, la A sirve para saltar y la B para atacar cuando estamos en modo “bola rosa adorable”.

Las habilidades que podemos usar son muy variadas y las más características del universo Kirby desde sus inicios, todas ellas con su divertido gorrito. Se pueden seleccionar justo antes de cada minijuego y nos otorgan las ventajas correspondientes si sabemos elegirlas bien. Por ejemplo, Kirby Sombrilla, con su habilidad defensiva, no lo hará muy bien contra habilidades de ataque en una lucha a muerte en el coliseo. Todas y cada unas de las habilidades son personalizables con objetos de atrezo. No es que afecten demasiado a las habilidades en sí, pero es divertido ver como Kirby reparte espadazos con un gorro alado muy épico. Al avanzar un poco en el Modo Historia tendremos la posibilidad de añadir algo más “malvado” al juego. Ahí lo dejo para evitar spoilers, pero merece la pena descubrir de qué se trata, ya que es una de las razones por las que me gustan los juegos de la bola rosita.

El Kirby más absorbente

Con respecto a los modos de juego, el título destaca sobre todo en su Modo Historia y Combate Multijugador con amigos.

Principalmente, el juego está dividido en tres modos, Combates, Combate en línea e Historia.

Tenemos tres modos de juego principales más entrenamiento y coleccionables
Tenemos tres modos de juego principales más entrenamiento y coleccionables

En Combates podemos elegir entre un jugador y multijugador, en éste último se nos dan dos posibilidades, juego local (cada uno con su propio cartucho) y Modo Descarga, a través de un solo cartucho. Dentro de Combate en línea jugamos en una especie de liga global acumulando puntos para llegar a ser los mejores del coliseo. Habrá que ir aumentando niveles para conseguir más puntos de clasificación. Tengo que añadir, algunas de las veces le costaba un poco emparejar jugadores, puedo pensar que es debido a que aún no cuenta con una comunidad muy grande. Los tiempos de espera varían entre 5-10 minutos hasta que comienza la batalla. Todo esto claro, basándome siempre en mi experiencia a la hora de realizar el análisis.

Pasando a hablar del modo Historia, en el cual he pasado más tiempo, nos transporta a conseguir el sueño de todo gran goloso: la tarta de nuestros sueños. Sí, Nintendo nunca se ha roto demasiado la cabeza en pensar argumentos para sus juegos de Kirby y esta vez no iba a ser menos. Con ese dulce objetivo en mente, Kirby tendrá que vérselas escalando diversas ligas hasta conseguir su postre favorito. El argumento de la historia no es que esté muy allá pero es soprendentemente divertido ver como en cada liga, al alcanzar cierto nivel de puntos, conseguimos nuevas habilidades y mejoras. Como es lógico, cada liga tiene su nivel de dificultad y algunas escenas de corte que añaden interés haciéndonos pelear realmente duro en los últimos niveles de las ligas superiores.

¡Hazte con todos!

Cuando ganamos batallas y cumplimos ciertas condiciones conseguimos monedas, que se pueden usar para comprar temas musicales, vídeos, atrezo y orbes de mejora. Esto le da una gran sensación de novedad al título para todos aquellos que queráis haceros con el 100%.

Los temas musicales son muy variados y nos transportan a anteriores títulos de toda la saga Kirby así como nuevas canciones en exlusiva para el juego.

Después de una gran aventura siempre toca un gran descanso
Después de una gran aventura siempre toca un gran descanso

Los gráficos están a la altura de Nintendo 3DS, si bien se echa en falta el uso del 3D ligeramente notable durante algún minijuego. La mayoría de las veces se puede jugar con el efecto 3D apagado y no notaréis la diferencia.

Conclusión

Kirby Battle Royale es una ola de aire fresco para aquellos que buscan un buen juego cooperativo para Nintendo 3DS. Tenemos todos los añadidos que convierten un éxito la saga de títulos de Kirby de Nintendo pero sin inventar nada nuevo. A veces se siente como un Mario Party con piel rosada. La banda sonora destaca por encima de todo haciendo los combates más entretenidos y los efectos de los personajes nos trasladan a la arena de combate. Un gran título para aquellos que disfruten jugando en reuniones de amigos ya que el multijugador online tarda un poco en encontrar jugadores, afectando la experiencia.

Etiquetas

Jose Donaire

Mi hogar es el reino de los píxeles, en el país de las piruletas. No hay palabras para describir lo que siento por The Legend of Zelda: Majora's Mask. La H es mi letra favorita.

Actualidad

Close
X