AnálisisSwitch

Fire Emblem Warriors – Análisis Switch

Versión analizada: Nintendo Switch. También disponible: New Nintendo 3DS.

Nos encontramos ante la segunda franquicia de Nintendo que abraza el género musou; si con Hyrule Warriors se gestó un gran juego donde podíamos controlar a multitud de personajes de la saga The Legend of Zelda, ahora es el turno de Fire Emblem.

Desde la salida de Fire Emblem Awakening en la consola portátil Nintendo 3DS, la saga de RPG y estrategia se ha vuelto bastante popular, con varios títulos a sus espaldas y hasta haciendo su incursión en dispositivos móviles con Fire Emblem Heroes. Sin duda, es una franquicia que Nintendo está mimando y no para de darnos buenos títulos.

Aunque el genero musou se puede alejar un poco de lo que representa Fire Emblem, os puedo asegurar que le sienta como un guante. En esta aventura controlaremos a Rowan y Lianna (más adelante se nos unirán más personajes), nuestros protagonistas, los que para salvar el reino se tendrán que enfrentar a numerosas hordas de enemigos.

Este título ha sido desarrollado entre una colaboración de Omega Force y Team Ninja, y aunque a lo largo del año son numerosos los títulos de este género que salen a la venta, estamos ante un juego muy bien llevado a cabo y con una personalidad propia. La versión de la que os hablamos es la de Nintendo Switch pero también cuenta con su versión para New Nintendo 3DS.

Una historia de mundos paralelos y multitud de héroes

La historia comienza con los herederos al trono de Aytolis, Rowan y Lianna, disfrutando de un apacible día en su castillo. De repente, unos portales cubren el cielo y dejan caer multitud de bestias, desatando el caos. Pero no estarán solos; varios héroes de distintos juegos de la saga estarán aquí para ayudarles. En total tendremos hasta una veintena de personajes que se irán desbloqueando según avancemos en la historia, pudiendo cambiar en todo momento con solo una pulsación en la cruceta. También habrá cameos y muchas sorpresas que tampoco quiero desvelaros, aunque la mayor parte de sus personajes se centran en Fire Emblem Awakening, Fire Emblem FatesFire Emblem: Shadow Dragon, quizás una mayor diversidad de entregas anteriores hubiera estado bien para aportar más variedad al título, a pesar de que ya están confirmados diversos packs de personajes para más adelante.

Tendremos que ir buscando a los héroes que poseen la astrogema para darle poder al Escudo Ardiente, lo que nos servirá para cerrar dichos portales y además hacer frente al malvado dragón Velazark. La historia está perfectamente narrada, con conversaciones y cinemáticas que mantienen nuestros protagonistas entre capítulos, muy similares a las que podemos encontrar en cualquier juego de la saga Fire Emblem. Mantienen la estética más anime vista en los últimos títulos de la saga.

Entre capítulos veremos como conversan los personajes mientras nos adentramos más en la historia.

Un musou con mucha personalidad

No os voy a mentir, el genero musou no destaca por su elevada dificultad o por tener una elaborado sistema de combate, pero eso no es del todo malo, en un sistema híbrido como Nintendo Switch. Este tipo de juego más liviano sienta fenomenal, ya que puedes jugarlo en cualquier parte relajadamente.

La mecánica de Fire Emblem Warriors es similar a otras entregas; tendremos tres tipos de ataque: básico, normal y fuerte. Además de contar con espectaculares ataques especiales. Nuestros personajes dispondrán de hasta tres tipos de armas (espadas, lanzas y hachas) que se relacionarán entre sí con un sistema tipo piedra, papel y tijera, con sus fortalezas y debilidades, aunque si os soy sincero a la hora de la verdad vas a aporrear botones y matarás igual sin hacer mucho caso a esto. Igualmente, no deja de ser un buen guiño a la saga de la que pertenece.

Entrando en el apartado de posibilidades jugables que ofrece el título, además de enfrentarnos a una cantidad insana de enemigos con nuestros héroes, también tendremos que conquistar bastiones, hacer misiones secundarias, mejorar a nuestros personajes con armas más poderosas y subir un árbol de talentos basado en los materiales que recogemos en el campo de batalla al derrotar a los enemigos.

Se han incluido mecánicas heredadas de los juegos de la saga, podremos dar órdenes a nuestros personajes, incluso agrupar a dos personajes para que cuenten como una sola unidad, mejorando sus atributos y pudiendo realizar devastadores ataques conjuntos. Tendremos la opción de ver todas las unidades desplegadas en un mapa que recordará a los ya vistos en la saga principal y podremos controlar en todo momento las acciones de nuestros aliados. También contaremos con hasta cuatro personajes controlables y otros tantos de apoyo. Aunque si bien este sistema de órdenes ofrece más estrategia y una capa más de posibilidades para decidir que hacer con nuestros personajes, estás no siempre funcionarán como queramos, y aunque a veces mandemos a una unidad a defender o capturar un bastión, habrá ocasiones que la veas deambular por el mapa, siendo mi caso en varias ocasiones.

También se han incluido las relaciones tan populares en los últimos títulos, nuestros personajes mejoraran su colaboración y obtendrán mejoras por luchar juntos.

Haremos frente a cientos de enemigos con nuestros héroes.

Los escenarios son similares entre sí, siendo quizás uno de sus puntos negativos; aunque son zonas semi-abiertas, su distribución no dista mucho de unas a otras, ya que como misión principal siempre tendremos que ir capturando los bastiones, acabar con los enemigos más fuertes del escenario o proteger a algunos aliados.

Tendremos vasijas repartidas por todo el escenario, que nos ayudarán a recuperar nuestra vida y cargar nuestra barra de especial más rápido. En total tendremos unos 21 capítulos del modo historia, jugados en dificultad normal pueden rondar las 8-10 horas si no exploramos mucho y no nos dedicamos a conseguir todos los recuerdos de Anna.

Algo por lo que tampoco suelen destacar los juegos de este género es la IA enemiga, a veces da la sensación que es inexistente en las unidades básicas tan solo poblando el escenario, pero en ningún momento da la sensación de que vayan a suponer ningún peligro.

Grandes héroes, muchos enemigos y una gran cantidad de misiones

Llevo unos cuantos musou a mis espaldas y este es quizás el más variado. En cada batalla, cada cierto tiempo nos aparece un nuevo objetivo que conseguir, la acción es constante y no hay un momento de respiro. Será necesario recurrir al sistema de órdenes si queremos cumplir todo lo que nos aparece por pantalla. Toda esta variedad de objetivos hacen que su jugabilidad sea de lo más entretenida e interesante, incluso si no eres muy fan de este género.

Lucina se prepara para lanzar un poderoso ataque.

En cuanto a sus modos de juego, podremos jugar: Historia y Crónicas. Del primero os he venido hablando durante el análisis. Pero la gran inclusión y el que alargará el ciclo de vida de este título es sin duda el segundo.

Esta modalidad estará ambientada en varios mapas y sucesos clásicos de la saga y nos proponen seguir pequeñas historias mientras mejoramos a nuestros personajes con nuevas armas, sellos, coleccionables, etc. Si ya jugaste Hyrule Warriors, este modo es el equivalente al modo aventura, aunque aquí es más directo y también algo más corto.

Apartado técnico y rendimiento en Nintendo Switch

En cuanto al apartado artístico, Fire Emblem Warriors sigue la tónica habitual con las últimas entregas de Nintendo 3DS, personajes con diseño anime y escenarios si bien correctos, pecan de estar vacíos.

En la versión de Nintendo Switch al ser un sistema híbrido podremos disfrutar del modo portátil, sobremesa o TV, como apunte personal lo he jugado mayormente en la TV, ya que distinguir el mapa y la gran cantidad de información puede resultar un poco confuso en el modo portátil. Además nos ofrece la posibilidad de dos modos de juego, uno a mayor resolución para ver todo más detallado o si preferimos la estabilidad podemos optar por una mayor tapa de FPS, todo a gusto de nuestras preferencias, cosa que se agradece.

Tendremos la posibilidad de jugar un modo cooperativo local a pantalla partida, sin disponer de juego online. Si bien este modo cumple con su cometido, el rendimiento del juego en general se verá afectado y sufrirás bastante rascadas de FPS en combate.

En el apartado sonoro estamos ante un título sobresaliente, si eres seguidor de la saga te emocionarás al escuchar varios temas clásicos o las nuevas versiones más rítmicas para que vayan acorde al estilo de juego. Los efectos sonoros también se encuentran a gran nivel, muchos de ellos totalmente reconocibles. En cuanto al doblaje, el juego viene por defecto con voces en inglés, pero disponemos en la eShop de un pack de voces en japonés totalmente gratuito. Yo jugué la mayor parte del título con el doblaje japonés y os lo recomiendo.

En el mapa podremos dar ordenes a nuestros aliados.

Conclusiones

Fire Emblem Warriors sigue la estela marcada por Hyrule Warriors, mejorando la fórmula musou y añadiendo las posibilidades estratégicas de esta famosa saga. Si eres fan de Fire Emblem o del género, estamos ante uno de los mejores juegos que podemos encontrar en el mercado, con una gran cantidad de personajes, un universo atractivo y muchísimas horas de juego por delante. Si bien me hubiera gustado una plantilla de personajes más variada con algunos de las entregas más antiguas, esta es lo suficientemente extensa como para que nos encontremos con varios de nuestros preferidos de las de Nintendo 3DS. Además, viene repleto de contenido con dos modos de juego, la posibilidad de multijugador local y un apartado artístico y sonoro de gran nivel.

Fire Emblem Warriors

Puntuación Final - 7.5

7.5

Recomendado

Si eres fan de la saga, es una opción más que recomendable, y si no lo eres, nunca está de más darle una oportunidad a este género.

User Rating: Be the first one !
Etiquetas

Cristian Fernández

Software developer & Web developer. A todos los tontos les da por algo y a mí me dio por los videojuegos.

Actualidad

Cerrar
X