Artículos

Asistimos al Psiquiátrico VR

Martes, 31 de octubre. Día de Halloween. Momento perfecto para asistir al evento al que nos han invitado nuestros compañeros de PlayStation: el Psiquiátrico VR.

Hay quien prefiere pasar el día de Halloween de fiesta en una discoteca tematizada, pidiendo caramelos o haciendo maratones de la mejor selección de clásicos del cine de terror. Nosotros optamos por una experiencia de lo más escalofriante.

Al llegar al lugar donde se llevaba a cabo el evento, nos encontramos con una sala de espera con una luz verde de lo más tétrica y unos cuantos carteles que no daban la mejor sensación. Después de darnos unos papeles en los que teníamos que rellenar ciertos datos como nuestro nombre, fobias o pesadillas recurrentes, apareció un hombre con una silla de ruedas y una bata blanca en la mano. Preguntó quién sería el valiente que se aventuraría en esta experiencia… y no fui yo. O al menos no la primera. Después de dos turnos me decidí y, enfundada en la bata blanca, me senté en la silla de ruedas y empezó el recorrido por una de las mejores experiencias que he probado nunca.

Avanzábamos por un pasillo, muy lentamente, con ruidos de fondo y el suelo lleno de sangre. Al llegar a lo que se asemejaba a la consulta de un dentista (aunque este doctor daba mucho más miedo), una silueta que nos daba la espalda le indicó al chico que empujaba mi silla que me dejase en la habitación que había a nuestra izquierda. Esto no podría parecer tan malo en un primer momento hasta que te percatas de que en la cama de la habitación hay alguien tumbado y la puerta que hay tras de ti se ha cerrado. Esperando lo inevitable, la figura que yacía en la cama se levantó entre gritos, aproximándose a toda velocidad hacia mí y diciéndome que me recordaba. Curioso, porque yo a él no.

Es entonces cuando la silueta de antes hace acto de presencia en la habitación, le dice a Víctor (el chico de la cama) que “todavía no” y nos lleva de nuevo a su consulta, sentándonos en la silla, atándonos las manos y enfocándonos con una luz deslumbrante a la cara mientras me hacía preguntas que me costaba responder. Como última petición, me pidió que confiase en ellos y es entonces cuando me pusieron las VR y empezó el juego.

Utilizando los mandos move, únicamente se usaban dos botones: los botones move para girar y moverte, y los gatillos para utilizar las manos (que, por cierto, en este juego podremos ver nuestro cuerpo al completo; algo que se agradece). Empezamos encerrados en una habitación de un psiquiátrico, con un hombre que nos enseña los movimientos básicos y nos anima a seguir así, pues nuestra progresión es mejor de lo esperado.

Este juego hace honor a su predecesor (o sucesor cronológico dentro del universo del juego). Tendremos que tomar ciertas decisiones, todas ellas en forma de diálogos, y en algunas ocasiones, dependiendo de lo que hayamos seleccionado, aparecerán unas mariposas que indicarán que dicha elección ha tenido consecuencias.

Con unos gráficos realmente buenos, una ambientación excepcional y algún que otro susto, solo puedo decir que, si cabe, tengo aún más ganas de tener este juego entre mis manos.

Pero la cosa no acababa aquí. Al volver a la sala de espera contábamos con dos puestos para probar cuatro pequeñas experiencias:

Mindtaker: un juego de miedo desarrollado por Relevo Games que ya pudimos probar en el PlayStation VR Resort.

Stifled: un juego de ecolocalización que sumado a las VR se convierte en toda una experiencia digna de ser probada. Tendremos que usar nuestra voz para mostrar el escenario y poder avanzar por este mientras oímos ruidos de lo más aterradores.

Intruders: juego de Tessera Studios, finalista de los Premios PlayStation 2016. Tres intrusos han entrado a tu casa y, con la ayuda de tu hermana, tienes que hacer todo lo posible para escapar de ellos y sobrevivir.

Stranger Things: y sí, ahora está de moda la serie de los hermanos Duffer, y solo era cuestión de tiempo que la popular serie de Netflix dejara su granito de arena en la realidad virtual. Situándose en casa de los Byers, la experiencia nos mostrará las famosas luces de Navidad, el abecedario escrito en la pared y, como no, la aparición del aterrador Demogorgon.

Las cuatro me parecieron increíblemente buenas y perfectas para el momento en el que las probamos.

Y es que este Halloween no podría haber sido mejor. Tras un evento de lo más original, creativo y elaborado (mis felicitaciones a los actores que lo hicieron de diez), ahora solo me queda contar los días para que The Inpatient, la gran estrella del evento y próximo lanzamiento de PlayStation VR, esté por fin disponible.

Etiquetas

Cristina Navarro

Estudiante de realización que se vicia en sus ratos libres. Amante de las buenas historias por encima de cualquier cosa. Naughty Dog como forma de vida.

Actualidad

Cerrar
X