AnálisisPC

RUINER – Análisis PC

Ruiner

Puntuación Final - 8

8

Lo amantes del cyberpunk y la acción tienen una cita con este fantástico juego.

User Rating: Be the first one !

Versión analizada: PC. También disponible en: XONE y PS4.

Hay cierto encanto en la decadencia del Cyberpunk. Un mundo que parece nunca dormir, lleno de luces, tecnología, progreso y decadencia. RUINER es uno de esos títulos que sacan a relucir una ambientación excepcional de la mano del estudio polaco Reikon Games y distribuido por Devolver Digital.

RUINER es un título de acción con vista cenital, con tintes de shooter y combate cuerpo a cuerpo, progresión del personaje, una apuesta que pretende ir más allá del clásico título de acción con vista aérea donde nos cargamos todo lo que se ponga por delante. Bienvenidos a la decadencia de Rengkok City.

HELLO DARKNESS

No hay mucho a lo que aferrarse en Rengkok City. Decadencia, bandalismo, opresión… El único lazo es tu hermano. Eres un loco, un psicópata que ha nacido para hacer daño, que posee las habilidades necesarias para entrar y dejar un reguero de cadáveres a su alrededor, el sujeto idóneo para derrocar al jefe de CIELO, una multinacional que encumbra una ciudad en ruinas.

Ahí estás tú, en un ascensor con una palanca metálica en las manos, un tipo sin rostro, solo con una máscara y una misión: matar al jefe. Has sido hackeado, eres un títere, la cabeza de turco para un plan que no todos podrían cumplir, así que hace lo que mejor se te da, pero no todo está perdido, aún te queda un último aliado que te salva del hackeo y te da la oportunidad de salvar a lo último que te importa, tu hermano menor.

A pesar de lo que pueda parecer, RUINER depende más de su historia de lo que uno podría llegar a pensar, incluso a veces se toma largos respiros.

Cuando uno ve imágenes de RUINER, tiende a pensar que todo será una vorágine de violencia sin sentido, un baño de sangre hasta su final, y no es del todo así. Sí, RUINER es violento, pero sin recrearse, es frenético, pero con pausas, y al final todo es una mera excusa para golpear y disparar, pero intenta contar algo.

Os seré sinceros, la historia de RUINER no inventa nada; conspiraciones, multinacionales y venganza. Pero se agradece que intente contar algo más al jugador, y aunque no lo hace del todo bien, lo compensa con una recreación fantástica de un mundo cyberpunk.

Entre misiones visitaremos Rengkok City, una urbe cyberpunk donde las bandas, delincuencia, prostitución y tecnología conviven en sus calles. Allí podremos acceder a misiones secundarias y algunos diálogos para descubrir más de nuestro alrededor, comprender el mundo que nos rodea. Hay algunas decisiones cuestionables, como la oportunidad de poder elegir diferentes acciones durante los diálogos que no dan lugar a nada, de hecho, si no existiese dicha opción ni siquiera se habría notado su ausencia, ya que al final todas las opciones llevan al mismo diálogo con alguna pequeñísima variación.

RUINER no lo hace todo bien. La inclusión de opciones de diálogo no tiene ningún sentido, ya que todo lleva a la misma línea.

A pesar de un guión no muy inspirado, consigue tener un estilo propio que queda patente en cada tramo del juego, con una ambientación brutal y un estilo artístico fantástico, que por desgracia flaquea durante las escenas cuando se muestra el lado más humilde del estudio, pero de eso hablaremos más adelante.

Hay una clara inspiración en obras como Akira de Katsuhiro Ōtomo, usando ilustraciones durante algunas escenas y diálogos que recuerdan al estilo Anime de los 90 con un detallado genial por parte del estudio polaco, cada personaje parece sacado de la mismísima película, incluso el protagonista, que a pesar de su falta de diálogos resulta icónico por su máscara, que no deja de emitir en todo momento imágenes.

Es por detalles como estos que RUINER consigue que a pesar de un guión simplón, consigas adentrarte en su mundo, porque el mayor de los esfuerzos del equipo está en su arte, en todo lo que le rodea, desde la música hasta las luces que siempre toman protagonismo, es un primer trabajo genial por parte de Reikon Games, incluso intentan jugar con la sensación de que el jugador no es más que un cachorrillo siguiendo la pelota que su amo le lanza, y solo por eso, RUINER es un paso más allá en esos títulos que solo se preocupan de llenar la pantalla de violencia.

KILL THE BOSS

Pero más allá de sus intentos, RUINER tiene aciertos, y es que cuando nos alejamos de la tranquilidad de Rengkok City toca hacer lo que mejor se le da a nuestro protagonista, y es acabar con todos aquellos que se interpongan en la búsqueda de su hermano.

Nuestro armamento básico será una palanca metálica y una Ruiner, una ametralladora con un cargador ilimitado – aunque habrá que recargar cuando gastemos una determinada cantidad de balas- para los vertiginosos tiroteos que tendrán lugar en las diferentes misiones. Por supuesto el armamento aumentará, consiguiendo nuevas armas equipables, más aquellas que recojamos y que tengan una cierta durabilidad, desde escopetas, rifles de asalto, hasta lanzallamas o rayos láser.

Hay una gran variedad de armas para causar el caos, algunas terriblemente letales.

Algo que he podido notar es el desequilibrio del combate cuerpo a cuerpo con el de las armas de fuego, de hecho, en gran multitud de ocasiones he preferido un combate directo en vez de enzarzarme en un tiroteo contra mis enemigos. Y es que el daño de las armas cuerpo a cuerpo es muchísimo mayor y más certero, ya que en ocasiones los controles no son todo lo preciosos que uno querría, y es una lástima, porque la jugabilidad invita a experimentar, moverse y prolongar el combo tanto como sea posible.

Lo mismo ocurre con los poderes, que podremos ir desbloqueando en un árbol de habilidades que irá descubriéndose a medida que avancemos en la historia, de hecho, un punto interesante es que podremos asignar y desasignar los puntos en diferentes habilidades, permitiéndonos adaptarnos a cualquier tipo de situación y haciendo más versátil a nuestro protagonista.

Aunque también aquí nos encontramos con algunas habilidades que reducen la dificultad drásticamente, que eso no significa que RUINER sea un agradable paseo, porque moriremos, y mucho, pero con poderes como la ralentización sentiremos que tenemos un poder desorbitado y una ventaja arrolladora frente al resto de enemigos.

Hay una buena variedad de poderes, como un escudo para parar proyectiles, una granada aturdidora… Todos ellos dan una versatilidad genial a RUINER.

Y es que a pesar de estos fallos, RUINER es un juego que divierte, sí, quizás algún jugador pueda sentir cierta sensación de repetición, pero ponerse a los mandos, o ratón y teclado, de este psicópata cyberpunk es algo digno de vivir. Las batallas son intensas, resistiendo horda tras horda, muriendo y volviéndolo a intentar, aprendiendo para que la próxima vez no cometas los mismos fallos. Tiene esa sensación de ensayo y error que nos encanta, ese toquecito de atención para cuando no te lo tomas en serio,  y vuelves explotando cada arma, habilidad y golpe para encadenar el máximo de combos.

Posee esa violencia innata en un título de acción  en un título de este calibre, pero no se recrea en ella, las muertes no excesivamente desagradables, es elegante, centrándose más en el espectáculo visual que en lo grotesco. Las luces, los carteles de neón, un ambiente decadente, ese es nuestro campo de batalla.

Con cada enemigo abatido, caja abierta o usando el reciclador de armas, un dispositivo que aparecerá después de cada batalla y que absorberá todas las armas de nuestro alrededor para canjearlas por Karma y una arma especial, conseguiremos la mencionada moneda, que servirá para subir de nivel y desbloquear nuevos puntos de habilidad.

Las batallas contra bosses son las más destacables del título. Algunas, como esta, añadirán una mecánica nueva.

RUINER rompe con sus reglas en algunas situaciones, como en el primer enfrentamiento contra un boss. Llegamos allí, creyéndonos conocer bien el título, sabemos cómo movernos, lo hemos visto en otros juegos, sabemos encadenar muertes, y entonces el juego le da la vuelta al tablero; tienes 15 segundos para matar al jefe, si no moriras. Cada muerte de sus esbirros sumará puntos, pero si no eres capaz, no llegarás vivo al final.

Es en situaciones como esta cuando sientes que rompe con la “monotonía” antes mencionada, te hacen sacar lo mejor de ti, sientes constantemente la amenaza y te mueves más que nunca. A veces nos tocará lidiar con bosses más simples, otras con máquinas descomunales en un espacio más reducido, aquí es donde brilla, donde todo lo aprendido cobra sentido y sacar tu lado más violento y versátil.

Es por esto que los momentos en los que nos dejan pasear tranquilamente por la ciudad son tan importantes, ayudan a relajar al jugador, dejarse embelesar por el lado más artístico, Reikon Games quiere que te pares un momento y mires a tu alrededor, lejos de la violencia, la adrenalina y la endiablada velocidad que tomas en cada dash hacia tu adversario, allí podemos elegir misiones secundarias o simplemente explorar la ciudad en busca de G.A.T.O.S, máquinas en forma de lindos gatitos que hackean información clasificada, no es un gran añadido, pero ayuda a relajarse antes de la dura batalla.

Puro cyberpunk

Soy un amante del cyberpunk, de esa decadencia adornada con luces de neón, un avance tecnológico que ha llevado a la humanidad al límite, y una opresión constante. RUINER tiene todo eso, y manejado con un mimo excepcional. Cada tramo de Rengkok o de los múltiples lugares que visitamos durante las misiones tiene ese mimo y cuidado que te traslada a la perfección a una ambientación única. Desde el protagonista y su diseño, hasta el resto de NPC, todos diseñados a mano para mostrar esas características propias de un mundo así.

RUINER gana enteros en su elaboración artística , pero en sus cinemáticas muestra la cara más humilde del estudio.

Vuelvo a repetir la clara repercusión de Akira en esta obra, el esfuerzo del estudio por clavar esa ambientación en este título, y lo consiguen, sobretodo en las ilustraciones durante los diálogos, por desgracia, cuando una cinemática hace aparición muestra las costuras de un estudio joven.

Esta es la Ópera Prima de Reikon Games, y se nota, hay cosas por corregir, pequeños fallos, pero un enorme esfuerzo por intentar algo más que un juego sobre la violencia, y uno de estos fallos es la humilde calidad de sus escenas, con modelados que resultan algo plásticos. Esto, por supuesto, no sucede en pleno gameplay, donde la cámara aérea ayuda a tener una visión más elegante, pero cuando entra en los detalles es imposible no pensar en que es una pena que no tengan la experiencia necesaria para hacer también de ellas una auténtica delicia.

RUINER funciona mejor artísticamente que gráficamente, y aunque no es un título que se vea mal, en sus escenas muestra cierta plasticidad en sus texturas.

En cuanto a rendimiento, estamos ante un título férreo, con las opciones gráficas clásicas y que se muestra siempre firme ante las innumerables explosiones, disparos y golpes. Se agradece, porque un fallo en sus frames podría costarnos la vida en un título tan caótico como este, un punto a favor para el estudio.

En cuanto al sonido, me complace decir que la banda sonora de RUINER es excepcional, parte del ADN que nos transporta a ese mundo cyberpunk con música electrónica y synthwave. Cada pieza es genial, escogida con gusto, frenéticas y más armónicas, hay de todo tipo según la situación.

Esta es solo una de las piezas que nos encontraremos, pero servirá para que os deis cuenta del mimo de Reikon Games con el apartado sonoro. Y se agradece, ya que apenas hay unas pocas líneas de diálogo que escucharemos, por lo que la encargada de decir todo es la música, la que te anima a luchar, a correr y disparar.

Esto no es casualidad, y es que RUINER cuenta con genios como Sidewalks & Skeletons, Antigone & Francois, Zamilska, SJ Alina y Susumu Hirasawa, que muchos conocerán por su trabajo en el anime de Berserk. Todos y cada uno de ellos han compuesto una Banda Sonora con un gusto exquisito, con melodías con una temática muy específica y que irremediablemente nos sumergirán en su mundo.

En cuanto a las voces, el juego apenas posee alguna que otra frase hablada, los diálogos suelen ser en silencio. ¿Se echa en falta voces?, sí, me hubiese gustado, pero tampoco creo que sean necesarias. Y por cierto, el título viene con textos en español, así que no habrá ningún problema para seguir la acción.

GET UP, PUPPY

Poco queda más que decir de RUINER, un título violento, frenético, con música ensordecedora y un diseño artístico que nos transportará al mejor cyberpunk. Una obra que intenta algo más que darnos violencia gratuita, que te anima a matar, pero no se regodea en la muerte, y aunque su historia no es una joya, se sigue con el debido interés. Reikon Games han intentado dar un sentido a toda esta lucha, y puede que no lo hayan hecho de la mejor forma, pero lo han intentado.

Hay fallos, pero para un estudio que acaba de ver nacer a su primer retoño, RUINER es una excelente Ópera Prima que nos granjeará unas horas de diversión con su fantástica jugabilidad y la versatilidad de sus poderes. Así que levántate, perrito. Tu hermano te necesita.

Etiquetas
Ver más

Enrique Gil

Amante de las buenas historias, de aquellas que te despiertan sentimientos que solo un buen videojuego consigue. Un eterno fan de juegos como Dark Souls, la saga The Witcher y de los juegos de TEAM ICO, en especial, Shadow Of The Colossus.

Actualidad

Deja un comentario

X

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar