AnálisisSwitch

FIFA 18 – Análisis Switch

Versión analizada: Switch. También disponible en: PS4, Xbox One y PC.

Mi historia con la saga FIFA viene desde hace mucho tiempo, empecé con el título del año 99 y desde entonces en casa no faltaba la cita anual con la nueva entrega de la franquicia. Los torneos de viernes noche comiendo comida basura junto a familiares y amigos me acompañaron a medida que iba creciendo, esos momentos aseguraban un buen comienzo del fin de semana lleno de risas, piques y euforia futbolística. Pero llega el momento que uno se va a estudiar fuera de su ciudad o empieza a trabajar y la costumbre va desapareciendo poco a poco. Cuando sonó FIFA 18 para la consola de Nintendo, a todos los del grupo nos llamó la atención por tener esa característica de ser portátil, de esa manera nos sería más fácil quedar en cualquier sitio o momento, volver a reunir al grupo y hacer rodar el balón una vez más.

El día que se presentó Nintendo Switch, EA Sports salió al escenario anunciando que su juego estrella de fútbol volvería a la consola de la compañía nipona, esto fue una gran noticia que a su vez generó muchísimas preguntas. Las versiones para portátiles nunca habían cumplido con los estándares de calidad que se pedían, siempre faltaba ese empujón para poder disfrutar un gran juego futbolístico y no ser una compra de un título con muy poca ambición. Pero este anuncio llegó para una consola híbrida, entonces la sensación de alegría y miedo estaban constantemente en una batalla, porque de esta unión podría salir ese gran título de fútbol que te podrías llevar a cualquier parte, o ser otro juego portátil del montón. En el E3 se mostraron algunos gameplays y pudimos ver un juego sólido, que satisfacía a nivel jugable y que respetaba la bases establecidas en la franquicia durante estos últimos años. Con ello, aún nos faltaba ver el producto completo para poder valorarlo. Esta semana nos llegó el título (con retraso por cierto problema de distribución), y por fin podemos contar que nos ha parecido FIFA 18 para Switch.

Fútbol de salón y callejero

El título tiene como punto fuerte la posibilidad de disfrutarlo en sobremesa o llevártelo de manera portátil a cualquier sitio. A nivel jugable se han tomado las bases de FIFA 16, ya que esta nueva entrega carece del motor gráfico Frosbite, usado en las dos últimas entregas de las demás versiones de PS4, Xbox One y PC. Esto provoca que el ritmo del partido sea diferente, con un juego menos pausado y algo más rápido. Los jugadores tienen unas físicas menos fluidas, haciendo que las colisiones o la conducción del balón sean algo más tosca.

Los saques de esquinas, tiros libres y penalti se juegan en dos tiempos, con una parte más táctica y otra de ejecución.

Dicho esto, el control cuando jugamos responde de manera perfecta, permitiendo un extenso mundo de posibilidades para progresar con nuestro estilo de fútbol durante el partido, pudiendo utilizar en amplio abanico de pases, regates o tiros, siendo estos muy parecidos al resto de versiones. Todo esas posibilidades disminuyen si jugamos con amigos utilizando cada uno un Joy-Con, sacrificando algunos botones con sus respectivas funciones pero con la justificación de conseguir el compartir la experiencia y disfrute del juego con un compañero.

Gran variedad de modos pero con ausencias importantes

La saga de FIFA siempre ha destacado por ofrecer una gran cantidad de modos de juego para el usuario, y en esta entrega han sabido satisfacer en gran parte. Si buscamos una experiencia offline, el título cumple manteniendo casi todas las opciones que se encuentran disponibles en las demás entregas. EA ha introducido un modo Temporadas Locales de forma exclusiva para Switch, pudiendo jugar con otra consola de manera local. El modo Carrera mantiene opciones básicas, como elaborar nuestras tácticas, llevar la dirección de equipo, enviar a los ojeadores para informarnos de futuro fichajes, jugar en torneos de veraniegos y darlo todo en las grandes competiciones. Un modo que no llega a ser completo del todo porque carece de las secuencias de negociación con jugadores y entrenadores. Por último destaca la ausencia de El Camino, con el que EA explicó que esto era debido porque no se implementó el Frobiste. El resto de modos como torneos, minijuegos de habilidad o entrenamiento se encuentran disponibles, y todo ello con sus respectivas licencias de gran parte de  los equipos, estadios y ligas de todo el mundo.

Destaca la gran cantidad de modos disponibles que siempre nos trae FIFA,  consiguiendo que estemos horas y horas disfrutando del juego.

En el modo online tenemos los modos habituales de la saga, en los que hemos podido jugar de manera normal, con algún problema que ha hecho que algunas partidas se jueguen mejor que otras, pero nada extraño que nos hayamos sufrido en cualquiera de las otras versiones. La posibilidad de jugar a FIFA Ultimate Team donde sea es una gozada (siempre que tengamos acceso a internet), ampliando el disfrute de una de las modalidades de juego online más populares a día de hoy. Este modo sigue cumpliendo en cuanto opciones, dándonos modos torneos, desafíos de plantillas y misiones como mánager, haciendo que tengamos largas horas de entreteniendo. La ausencia que podemos encontrar aquí son las recientes Squad Battles que se han añadido este año a las demás versiones.

El gran punto negativo, y que hay que resaltar de esta entrega, llega cuando descubrimos que no hay forma de poder enviar invitaciones a nuestros amigos para poder jugar partidos por internet. Esta decisión ha sido muy cuestionada y duramente criticada por gran parte de los usuarios del juego. Sin la justificación de Nintendo ni de EA, desconocemos si el problema es debido por la estructura de la consola o por el propio título; mientras tanto esperamos que esto se corrija mediante una futura actualización para que no se limite tanto la experiencia del juego.

Un apartado audiovisual aprobado pero con margen de mejora

FIFA 18 tiene un acabado visualmente aceptable, funcionando a 60 imágenes por segundo en ambos casos con 720p en portátil y 1080p en dock. Los jugadores con sus recreaciones faciales y animaciones en el campo superan a las versiones de PS3 y 360, pero si nos fijamos en la calidad que ha mostrado NBA 2K18 hace pensar que EA podría haber apuntado algo más alto en el potencial del juego; añadiendo el desgaste del césped, habiendo trabajado más la iluminación de los campos o las animaciones de los aficionados. La banda sonora de este año sigue siendo una gran compañera para nosotros mientras gestionamos el futuro de nuestros equipos y, por último, no pueden faltar los clásicos comentarios de Manolo Lama y Paco González, creando una inversión aún mayor a la hora de jugar.

Podemos ver los primeros planos de los jugadores cuando ocurran ciertas acciones durante el encuentro

Un pequeño paso que podría llegar lejos

FIFA 18 para Nintendo Switch se ha convertido en el mejor juego de fútbol para una portátil que jamás se ha hecho hasta ahora, con una jugabilidad que tanto caracteriza a la saga y que nos ofrecerá una gran cantidad de horas de entretenimiento. Tiene algunos recortes que pueden llegar a ser comprensibles por la ausencia del motor gráfico Frosbite, pero hay en otros tipos de apartados que son muy difíciles de justificar y menos si no dan explicaciones. EA Sports ha dado un pequeño paso correcto, que esperemos que asiente unas bases y con ello vaya a más, dando una mayor apuesta por el título en la futuras entregas.

En conclusión, si lleváis un tiempo sin seguir la saga o el factor que sea portátil se complementa de maravillas con vuestra rutina, os recomiendo las versión de Switch. Pero si buscáis una experiencia para jugadores que llevan más tiempo siguiendo la saga, vuestra apuesta debería irse al de las otras versiones, ya que disponen de un contenido más completo con las novedades añadidas este año.

Etiquetas

Kevin Lupión Jerónimo

Amante de la música, adicto al deporte y próximo héroe de Marvel

Actualidad

Close
X