AnálisisSwitch

Pokkén Tournament DX – Análisis Switch

Versión analizada: Nintendo Switch.

Debo admitir que el fenómeno Pokémon me caló muy hondo en mi infancia. Aún recuerdo cuando Pokémon Rojo y Azul fue lanzado en España. La locura que generó este fenómeno, las copias eternamente agotadas en tiendas y cómo te ibas al quiosco de tu barrio a por el álbum de pegatinas (uno que completé, por cierto). Ahh… los recuerdos y la nostalgia de esta saga siempre me ponen los pelos de punta.

Con el paso de los años reconozco que dejé un poco de lado las nuevas entregas. Mis gustos han evolucionado y han ido cambiando poco a poco. Pero esto no quiere decir que no me importe lo que Pokémon genera año tras año. Estoy feliz de que las nuevas generaciones tomen en sus manos las entregas más novedosas de la saga, alucinando con las criaturas que han aumentado considerablemente el catálogo de captura. Para las personas como yo, que somos viejas “entrenadoras”, es genial poder disfrutar de un juego como Pokkén Tournament DX.

Los combates entre los Pokémon más queridos pueden ser algo muy épico.

¡Pika-Pika!

Yo soy muy clásica, lo admito. ¿Hay algo más tópico que elegir a Pikachu como tu Pokémon inicial? ¡Creo que no! Pero… ¿Y los buenos golpes que reparte nuestra rata amarilla favorita?

Voy a comenzar hablando de la selección de criaturas. Dado que estamos ante un port que salió al mercado para recreativas y la consola Wii U, era de esperar que no se añadiesen demasiados Pokémon nuevos al catálogo. Y aunque lo puedo entender, para mí ha sido una desilusión bastante grande. La plantilla es escasa, pero supongo que cumple con creces su cometido. El de echarse un par de combates cuando no tienes tiempo para nada más.

Sus modos de juego principales abarcan desde el típico combate en línea hasta ir ascendiendo en las diversas ligas que se nos plantean. Tendrás que demostrar que eres el mejor entrenador de la Liga Ferrum, enfrentándote a varios personajes que no os lo pondrán nada fácil, sobre todo cuando comienzas a proclamarte vencedor. Llegará un punto en el que se desbloqueará el Torneo de Liga, donde tendrás que participar en unas semifinales hasta combatir contra el líder; esto sumará tus puntos y te otorgará diversos títulos.

Es aquí donde entra su modo historia, protagonizado por un viejo y temible amigo. El Mewtwo Oscuro nos regalará muy buenas cinemáticas que harán la experiencia menos pesada, teniendo que enfrentarnos a él en algunas ocasiones para desentrañar el misterio que lo rodea.

Contaremos con algunos modos más: combates no oficiales, un panel con diversas misiones para completar y el combate individual, que abarca varias opciones muy entretenidas.

¿Echamos un combate?

Las rondas entre combates son rápidas y a veces una locura. El apartado visual es muy bueno, así como las diferentes opciones con las que cuentan nuestros Pokémon.

Podremos realizar numerosos combos en combate; desde habilidades definitivas gracias a la barra de Sinergia como contraataques y el uso del sistema de apoyo. Es útil poder seleccionar antes del inicio de cada ronda dos Pokémon que te ayudarán cuando estés en apuros. Normalmente la pareja suele componerse por uno especializado en algún tipo de ataque y otro más de apoyo. Aunque no siempre es así, claro. Debemos adecuarnos a cada tipo de situación para no llevarnos una sorpresa.

Cada criatura cuenta con un número diferente de golpes, habilidades, fortalezas… Deberás aprender cuales son sus puntos débiles e ir mejorando conforme vas subiendo de nivel. La repartición de puntos te dará plena libertad a la hora de crear tu equipo ideal. Puedes enfocarte en el ataque, en la defensa o cualquier otra opción que creas conveniente. ¡Tú decides!

Reparte los puntos en base a tu estrategia.

Un descansito, por favor

¿Estás agotado de tanto combate? En Mi Zona podrás personalizar tu perfil, avatar e incluso a tu Pokémon. Así como hacer la repartición de puntos que irás consiguiendo a lo largo del juego.

Desde el principio contaremos con una ayudante que nos dará consejos y nos recordará las claves que llevan a la victoria. Incluso podremos modificar su táctica, convirtiéndola en una ayudante más silenciosa o todo lo contrario, que nos machaque hasta la saciedad con sus avisos.

Cuando combatamos, iremos desbloqueando bonus especiales que irán desde títulos nuevos para la pantalla de carga de personaje (al estilo de la personalización en Tekken), hasta ropa y complementos para modificar por completo a tu entrenador o entrenadora. Es un buen plus a la hora de coleccionar todo lo posible, así como ganar monedas con las que hacer la aventura más personal.

¿Quieres seguir luchando pero te apetece algo diferente? ¡No hay problema! También contamos con un Reto Diario que se irá modificando cada día, añadiendo opciones o superándolo solo si combatimos con cierto tipo de Pokémon. Cada vez que lo superes recibirás un bonus que desbloqueará algo nuevo, añadiéndolo a tu inventario. Incluso a veces estos pequeños combates son más complicados que los de Liga, así que ándate con cuidado.

Aprovecha cada descanso entre combates para mejorar a tu personaje.

¡Demuestra tu valía!

A pesar de que esta entrega no ofrece grandes novedades con respecto a la original, cabe destacar que además de incluir cinco nuevos Pokémon para la plantilla, también contamos con la opción de subir repeticiones en línea, por si te apetece que los jugadores vean de que estás hecho.

Podremos combatir 3vs3, tanto online como offline, seleccionando de forma automática el próximo Pokémon que saldrá al combate. A veces, esto también está incluido en el Reto Diario.

Seguramente habría sido más interesante tener nuevas opciones variadas, así como una mejora gráfica y visual con respecto a su versión para Wii U. Pero está claro que la compañía ha optado por un clásico copia y pega, teniendo miedo (o pereza) de arriesgar demasiado.

Por mi parte no tengo mucha queja con respecto al nivel de los combates. En Switch se ven espectaculares, sobre todo cuando realizas el ataque especial tras usar la barra de Sinergia. Es una maravilla de colores que convierte cada batalla en algo digno de ver. Además, cada Pokémon tiene su propia animación incorporada, por lo que es divertido probar todos para ver como te sorprenden.

¡Hay que cuidar a los viejos amigos!

Conclusión

Bueno, no es el mejor juego de lucha del año, pero tratándose de Pokémon es un buen juego para sus seguidores. Sobre todo al incluir algunas cosas nuevas que harán la experiencia más completa.

Si disfrutaste en Wii U y no echaste de menos ningún añadido, quizás deberías dejarlo pasar y centrarte en otros lanzamientos. En cambio, si quieres probar de primera mano las novedades que se han incluido y además jugarlo en Nintendo Switch, deberías hacerte con su compra sí o sí.

En mi opinión este tipo de juegos suelen ser útiles cuando quieres jugar a algo rápido o tienes poco tiempo para disfrutar de tu consola. Los combates son una delicia visual y no te llevará mucho completarlos, por lo que si eres fan de Pokémon y sobre todo de su temática de combate, vas a disfrutar mucho con Pokken Tournament DX.

Etiquetas

Aruba Chan

Cosplayer y artista amante del diseño gráfico, de la fotografía y el dibujo. Llevo jugando videojuegos desde que era pequeña, pero siempre guardaré en mi memoria The Legend of Zelda: Ocarina of Time.

Actualidad

Close
X