AnálisisPS4

Destiny 2 – Análisis PS4

Versión analizada: PS4. También disponible en: Xbox One & PC.

Nuevos héroes y una nueva amenaza llamada la Legión Roja; así comienza nuestro viaje en Destiny 2, el ambicioso juego de Bungie que promete mejorar todos los errores que tuvo su predecesor. ¡Y vaya si ha conseguido una buena parte de esto! Todos los que hayan jugado al primer Destiny comprobaron que sin ser un mal juego, no cumplió demasiado con las expectativas generadas, ofreciendo una experiencia que pecaba de monótona y repetitiva. A pesar de que esto se fue paliando con las expansiones que fueron saliendo a lo largo de su ciclo de vida, muchos jugadores ya habían abandonado el título; entre los que yo me encuentro. Con esta referencia, debo admitir que no esperaba con muchas ganas la salida de Destiny 2, y más sabiendo que es un juego denso al que dedicar horas y horas. Bungie, sin embargo, ha conseguido engancharme desde el primer momento a esta nueva entrega. ¿Preparados para volver a la batalla?

Por fin una campaña a la altura de Bungie

En Destiny una de mis mayores decepciones fue su modo campaña; ya que la historia parecía ser casi inexistente. Era un poco caótico el tener que ir al grimorio que se encontraba fuera del juego para hacerte una idea de lo que ocurría. Para mí, esto fue un error de narrativa que hacía un flaco favor a la inmersión del jugador. En Destiny 2 es corregido con una buena campaña y una historia comprensible que está correctamente narrada. Puedo afirmar que después de pasar bastantes horas en este modo las sensaciones han sido más que buenas. No es la mejor campaña que encontrarás en un FPS, pero cumple bastante bien y es muy divertida de jugar. ¡Además de sus momentos más que memorables!

La aventura comienza poniéndonos en la piel de nuestro guardián tras volver a La Torre al finalizar una misión, pero como era de esperar no todo va a ser un camino de rosas. La Torre será atacada y destruida por la Legión Roja, acompañando la acción con buenas cinemáticas que nos muestran al bando enemigo y los planes de Ghaul, el que será nuestro némesis. A nuestro villano no se le ocurre otra cosa que robar la luz de los guardianes, poniéndonos en un grave aprieto.

Jugar la campaña en buena compañía siempre mejora la experiencia.

Las misiones principales del modo historia se alternarán con varias misiones secundarias que ofrecerán más diversión a la aventura, logrando que no nos cansemos tan rápido de repetir las mismas situaciones una y otra vez. Cada planeta que visitamos es completamente distinto, hay más contenido y se notan más vivos que en la primera entrega. Hasta ahora hay cuatro planetas que visitaremos con nuestro guardián: Tierra, Titán, Io y Nessus. También se han agregado puntos de viaje rápido en varias localizaciones, facilitando así el llegar a tiempo a los eventos que se reparten por la galaxia. Este agregado era muy necesario, pues aligera la sensación de perder el tiempo si tenemos que ir de un lado a otro.

A la hora de crear nuestro guardián tendremos las mismas razas y clases de la primera parte. Pienso que es uno de los puntos más flacos de esta entrega, pues yo, al menos, siempre espero algo novedoso. Quizás un par de clases nuevas para los jugadores que ya dedicaron cientos de horas en Destiny habría estado bien. También es verdad que dentro de cada clase se han retocado las habilidades, añadiendo nuevas subclases que aportan un poco más de diversión. Aún así, me parece que estos cambios no son suficientes de cara al jugador.

Tendremos las 3 mismas clases que en la primera entrega.

¡Comienza lo más interesante!

Una vez acabada la campaña habremos alcanzado el nivel 20, que es el máximo por el momento. Gracias a este avance se nos abrirá antes nosotros un gran abanico de opciones. Tocará mejorar el poder de nuestro personaje, ser más fuerte, obtener mejores armaduras y armas, explorar los planetas y realizar las múltiples actividades que encontraremos en nuestro camino. Todo lo que hagamos tendrá su recompensa al final en forma de botines y engramas; ahí se encuentra el poder de este juego. Porque todo esto será lo que os haga dedicarle horas y horas, sin poder pasar por alto los eventos diarios y el conseguir las reputaciones necesarias.

Destiny 2 es un juego social, centrado en el online. Tener un clan y un grupo de amigos para jugar es claramente su objetivo, además de una de las mejores formas para disfrutar la aventura. Con respecto a este tema, debo decir que no he sufrido desconexiones, ni problemas de lag mientras jugaba. Tendréis que habituaros a las constantes actualizaciones y mantenimiento de servidores, algo normal en los juegos de este tipo.

Es un acierto tener siempre algo que hacer; como los eventos públicos que se inician cada pocos minutos. A pesar de su simpleza, es satisfactorio ver cómo se van uniendo jugadores para derrotar a las oleadas de enemigos y jefes. Pero sin duda, uno de sus mejores contenidos son las incursiones. Estas requieren un gran número de poder, ya que son misiones de larga duración para seis jugadores donde la coordinación, los abundantes enemigos y algunos puzles nos pondrán las cosas muy difíciles.

Hablemos del Crisol. Un modo dedicado al más puro PvP, que viene con algunos cambios incorporados en esta entrega. Las partidas han pasado de 6 vs 6 a 4 vs 4 en todos sus modos de juego competitivos; este cambio también ha afectado a los escenarios, que se han visto reducidos en tamaño para adaptarse y hacerlo más estratégico.

Otro agregado importante es el de los clanes. Estos pueden tener hasta 100 miembros como máximo, con un sistema de progresión interna que recompensa a cada miembro del clan. Sin duda, todo un acierto, ya que mejora la cooperación entre jugadores. Este tipo de añadidos son los que mantendrán al jugador durante horas atrapado con el título.

Un gunplay magnífico y sobresaliente

En serio, no mentiría si os digo que una de las cosas que más me gustan de Destiny 2 es algo tan sencillo como disparar; su gunplay es magnífico y adictivo. Puedo estar horas y horas apretando el gatillo mientras elimino a cientos de enemigos y no llego a cansarme. Bungie ya es una veterana en estos temas y se nota. Además, su gran variedad de armas también ayuda mucho en este aspecto.

Gráficamente no estamos ante el título más rompedor del mercado, pero tiene pequeñas mejoras respecto a su primera parte, con un apartado visual que destaca muchísimo. Verdaderamente le han sacado partido a su dirección de arte.

Tampoco vamos a olvidarnos de la música que envuelve nuestra aventura. Considero que cada melodía acompaña muy bien todo el entorno de juego, sumergiéndonos en las misiones cuando la música se alza en los momentos más críticos. Una delicia musical que han sabido implementar realmente bien.

La variedad de eventos puntuales y las opciones en combate son una delicia visual.

Conclusiones

Bungie ha conseguido lo que muchos jugadores deseábamos tras el fiasco que supuso para algunos la primera parte. Con Destiny 2 han “tirado la casa por la ventana”; añadiendo, cambiando y mejorando los pequeños detalles que tanto molestaron a la crítica. Quizás le han faltado algunas cosas, claro, los juegos no suelen ser absolutamente perfectos. Pero con esta nueva entrega puedo afirmar de forma rotunda que seguiré dedicándole horas y horas más de juego.

¿Disfrutaste Destiny? ¡Enhorabuena! Eso significa que con Destiny 2 vas a pasarlo aún mejor, exprimiendo todo lo que implica su contenido.

¿Fuiste de los míos, de los que se rindieron y esperaron pacientes a que esta entrega superase los fallos de su predecesora? ¡Pues también estás de suerte! Te animo a darle una oportunidad, a disfrutarlo, a sumergirte en cada evento, asalto y misión que se te ponga por delante… Porque te aseguro que no te vas a arrepentir.

Etiquetas

Aruba Chan

Cosplayer y artista amante del diseño gráfico, de la fotografía y el dibujo. Llevo jugando videojuegos desde que era pequeña, pero siempre guardaré en mi memoria The Legend of Zelda: Ocarina of Time.

Actualidad

Close
X