ArtículosPCPS4Xbox One

Primeras Impresiones de Dragon Ball FighterZ

Aquí todos, o casi todos, nos hemos levantado temprano, corrido al salón y puesto la tele para ver Dragon Ball y tragarnos capítulo tras capítulo de las aventuras y desventuras de Goku y sus amigos. Hemos vivido sus victorias, derrotas y épicos combates que arrasaban todo aquello que se cruzaba en la trayectoria de sus golpes. Y es por eso que Dragon Ball FighterZ nos traslada a esa época de nuestra vida llamada infancia.

Creo que hablo en nombre de muchos cuando digo que su aparición fue un amor a primera vista para todos aquellos que somos fan de los videojuegos y, por supuesto, del mítico anime. La vuelta al combate lateral, unos gráficos que eran prácticamente como ver el anime en movimiento y la espectacularidad y accesibilidad que solo podría llevar a cabo Arc System Works, una compañía que a su espalda tiene títulos como Guilty Gear y BlazBlue. Casi nada.

Así que cuando comenzó la inscripción a la beta corrí raudo a echar mi solicitud, y por gracia divina, fui seleccionado y puedo traeros mis impresiones, que ya os adelanto que Bandai Namco ha conseguido dejarme con ganas de más, mucho más, ¡empecemos!

KA-ME-HA-ME-HAAAAA!

La primera señal de que estamos ante un título de Arc System Works es el menú, un suave guitarreo que se intensifica y da lugar a una espectacular canción rock, marca de la casa, y chute de euforia para este analista. Luego tocan los detalles técnicos explicados para los poseedores de la beta; solo habrá un modo de juego, 3vs3, en el que cada jugador tendrá un equipo de tres luchadores que podremos cambiar durante el combate, y tras elegir nuestro servidor, llegamos al lobby.

El lobby es el centro neurálgico de la beta, donde manejaremos a un personaje chibi de la saga bien mono y que podremos cambiarlo para llevar a Goku, El Monstruo Bu, Vegeta, y demás parte del elenco. En esta ocasión solo podíamos acceder al ring de combate contra otros usuarios, un acierto por parte de Bandai Namco el poder elegir un servidor de nuestro país, además de hasta 10 con un máximo de 64 jugadores en cada una, de esta forma podíamos elegir una más pequeña para jugar un grupo más reducido, o uno mayor y probar contra todo tipo de contrincantes.

Por desgracia no contó con ningún modo para practicar, y no teníamos posibilidad de revisar los comandos de los personajes, así que tocaba aventurarse al combate y ver qué nos traía este Dragon Ball FighterZ, y si podría ser el rey de los juegos de Dragon Ball, y ya os adelanto que tiene todas las cartas para serlo.

Dragon Ball FighterZ es espectacular en todos los sentidos. Gráficamente es fiel al anime, de hecho, será como si tomásemos los mandos directamente de la serie.

En cuanto uno coge el mando se da cuenta de la accesibilidad del título, que no inventa nada y se mantiene en la comodidad del jugador, todo funciona como los juegos más clásicos de pelea, medias lunas, combinación de botones, retroceder para protegernos y con algunos atajos en los gatillos. Esto, por supuesto, no es malo, la accesibilidad hará que pronto nos hagamos con sus controles y comience la verdadera batalla.

El título es frenético, endiabladamente rápido a decir verdad, luces, explosiones, el suelo quebrándose mientras un puñetazo nos lanza al otro extremo de la pantalla, vamos, es como ver el mismísimo anime y presenciar los estragos que causaban todos los luchadores en cada batalla. En total, en esta beta cerrada contamos con 11 luchadores: Goku, Vegeta, Krillin, Célula, Freezer, Androide 18, Androide 16, Gohan de joven, Trunks del futuro, Monstruo Bu y Piccolo.

Todos y cada uno de los personajes cuenta con sus movimientos, los que todos conocemos, desde la legendaria Kame-hame-ha, hasta el Masenko, incluso habrá escenas que nos saquen una sonrisa de nostalgia, como la técnica especial de Gohan que nos traerá aquella mítica escena de Gohan y Goku juntos haciendo la Kame-hame-ha para destruir a Célula.

El título es fiel a los movimientos de los míticos luchadores. Todos y cada uno de ellos son idénticos, incluso los golpes más básicos parecen sacados directamente de las viñetas.

Durante el combate podremos cambiar de personaje en el momento que queramos, en el caso de PlayStation 4 dejando pulsado el botón L1 o L2, aunque podemos llamar a nuestros compañeros sin necesidad de que ocupen el lugar del personaje que tenemos en uso, dando un solo toque a uno de esos botones recibiremos un apoyo del compañero, con la oportunidad de prolongar el combo. Para ello necesitaremos rellenar la barra inferior que irá rellenándose una y otra vez hasta que tengamos el máximo de poder.

Esta barra puede rellenarse de dos formas, la primera es combatiendo y la segunda es con una combinación de botones para acelerar el proceso y usar las habilidades de nuestros protagonistas. Esta segunda será más difícil, ya que como os dije antes, en este título es imposible quedarse quieto, los personajes pueden realizar un sprint de ki hacia el enemigo y comenzar un espectacular combo con la transmisión instantánea, así que lo mejor será no darle cuartel al enemigo.

Como en Guilty Gear Xrd REV 2, Arc System Works usa cámaras dinámicas, realizando un plano detallado en algunos combos para que veamos la espectacularidad técnica de algunos golpes, y todo esto en pleno juego, sin detenerse un segundo, excepto cuando desatamos la habilidad final.

El Cel-Shading no ha muerto

Ya he dicho en varias ocasiones la espectacularidad de sus gráficos, pero me gustaría incidir en ello. El uso del Unreal Engine por Arc System Works es brutal, con un estilo Cel-Shading que ya usaron en las últimas entregas de Guilty Gear y BlazBlue y en esta ocasión sigue luciendo tan bien como siempre. Es el título de Dragon Ball que más se asemeja a la serie, incluso hay algunos detalles llamativos, como que el juego funcione a unos férreos 60fps, excepto en las escenas de introducción y victoria, que baja a 24fps para asemejarse al anime.

Además, al menos en esta beta, no he sufrido ningún tipo de ralentización, bug o problemas de conexión, de hecho, ha sido una sorpresa para mí ver el estado tan férreo que mostraba el título en todo momento, dejando un sensacional sabor de boca de lo que está por llegar, que es mucho. Los servidores funcionaban a la perfección, el matchmaking era rápido y además no hay problemas de lag, al menos en los combates que pude realizar.

Esta imagen que circula por internet compara la increíble fidelidad de las viñetas y el juego. Un excelente trabajo de Arc System Works.

Cabe destacar en el diseño artístico el mimo de Arc System Works, ya no solo por la fidelidad gráfica y colorida de Dragon Ball, si no en la recreación de los movimientos, imagen que os dejo arriba para que comprobéis las posturas de los ataques más básicos.  Todo es fluido, fiel y terriblemente genial, vale la pena ponerse a los mandos para comprobar hasta qué punto llega ese nuevo Dragon Ball FighterZ, una auténtica oda la genialidad de Akira Toriyama.

En cuanto al sonido estamos ante un juego con una Banda Sonora marca de la casa, con un rock marcado, frenético y heredado del mismísimo Guilty Gear, algo que casa totalmente con la propuesta de Arc System Works y Bandai Namco, y muestra de esto es la canción de su menú, la cual os nombré al principio y que es una fantástica bienvenida al título.

El juego, además, viene en varios idiomas, entre ellos el español, un auténtico lujo, ya que otros títulos de la compañía vienen exclusivamente al inglés. En cuanto a las voces contamos con el elenco original en japonés, lo que significa que la calidad de las voces es la idónea para estar a la altura del título.

El juego que se merece una gran obra

Dragon Ball FighterZ es el título que todo fan de la obra de Akira Toriyama querría jugar, una auténtica apuesta por la fidelidad y un combate frenético, clásico, accesible y espectacular. Este título es justo lo que has visto, no te engaña, es espectacular y, aunque aún falta por mostrar el resto de su elenco y contenido, ya apunta tan alto que ha elevado nuestro hype a más de 9000.

Ha habido grandes juegos de Dragon Ball a lo largo de los años, pero Bandai Namco y Arc System Works han venido a dar un golpe en la mesa y presentarse como los grandes candidatos y abanderados de la obra de nuestra infancia, y yo estoy convencido de que se hará con el trono.

Etiquetas

Enrique Gil

Amante de las buenas historias, de aquellas que te despiertan sentimientos que solo un buen videojuego consigue. Un eterno fan de juegos como Dark Souls, la saga The Witcher y de los juegos de TEAM ICO, en especial, Shadow Of The Colossus.

Actualidad

Close
X