AnálisisPS4

Accel World Vs Sword Art Online: Millennium Twilight – Análisis PS4

Versión analizada: PS4. También disponible en: PsVita

El juego que hoy ocupa estas letras es uno de los tantos títulos que vienen de una serie anime, juegos mejores y peores, pero que tienen una base de fans y una trayectoria, la cual les permite seguir una trama sin partir de cero o simplemente adaptando la serie sin aportar nada nuevo. Pero en este caso tenemos algo un poco más peculiar de lo normal, ya que se trata de un crossover entre dos obras del mismo autor. Estamos hablando de Reki Kawahara, creador de las novelas ligeras Sword Art Online (SAO) y Accel World, las cuales han sido adaptadas al manga y al anime. SAO es posiblemente la obra más conocida y más aclamada y, además, ya ha tenido sus versiones en videojuegos, contando la propia historia de la serie o eventos posteriores (ejemplos son Lost Song o Hollow Realization). Por otro lado tenemos Accel World, menos conocida pero también muy aclamada por el sector más especializado. Ambas obras se encuentran en este juego dando como resultado una experiencia interesante y entretenida, sobre todo hecha para los fans, por lo que es un fanservice continuo; pero en el buen sentido de la palabra, claro.

Más historias fuera del anime y el manga

Lo primero que quiero destacar sobre la trama es que el juego es demasiado “autoexplicativo”, casi rozando lo ridiculo. Con esto quiero decir que el juego te carga con explicaciones sobre su mundo y sobre cosas que pasaron. Son explicaciones que si no has visto las series no las vas entender, y si lo has hecho no las necesitas y te cargan, aparte de dar la sensación de que hay una conversación de besugos en marcha que incomoda incluso a los personajes. Una vez dicho esto, y por si no conoces estas obras, te pongo en materia, así que me toca a mí darte la chapa.

SAO y Accel World son dos historias dentro del mismo mundo pero separadas por el tiempo, unos años de diferencia, en un mundo donde los videojuegos son eventos sociales muy importantes. En SAO hablamos de un mundo digital inmersivo y en Accel world, que sería varios años después, una suerte de realidad aumentada ligada a unos collares que interactúan directamente con nuestro cerebro. En el centro de esto, un ser llamado Persona Vabel, que de alguna forma ha conseguido unir el futuro con lo que sería el presente dentro de la propia trama del juego, dando como resultante un juego mezcla de ALfheim Online y Brain Burst (si no entendéis estos términos hacedme el favor de ver las series, no quiero ser yo quien os destripe cosas de la historia). En todo esto se ven mezclados los protagonistas de ambas series, dando como resultado un gran grupo de personajes muy variados que tendremos a nuestra disposición según vayamos jugando y desbloqueando en la trama.

El argumento no tiene realmente ningún misterio y se siente como una excusa para dar pie a este crossover, pero no se percibe tampoco como un problema y menos si eres fan de estas series, ya que interesa ver las interacciones y las conversaciones que se derivan de todo esto; es muy gracioso ver a Kuroyokihime tratando con Kirito y hablando de sus respectivos juegos, o de sí mismos. Aunque tampoco quiero desmerecer la historia principal, que sin ser tan intensa como las tramas de estos animes, es bastante llevable e interesante.

Acción y Aceleración

En este título tenemos una mezcla interesante de mecánicas que sobre todo se acentúan en aspectos de los personajes, dependiendo de si vienen de SAO o de Accel world.  La base para ambos es la misma: puedes saltar, atacar y usar habilidades, algunos vuelan y otros no, haciendo que cada personaje tenga su manejo y un toque especial pero dentro de una coherencia; también tenemos habilidades especiales para cada personaje y la clásica habilidad de cambio (o Switch) tan típica en SAO.

Desde habilidades básicas a las clásicas magias de fuego y hielo, pasando por las peculiaridades de cada personaje, tenemos ante nosotros un juego complejo y abundante que nos da una sensación de continua necesidad de jugar, para saber como usar a nuestros personajes favoritos.

En cuanto a los items que utilizan unos y otros, los personajes de SAO usan cada uno su arma típica, por lo que tenemos gran variedad a la hora de elegir nuestro estilo favorito de lucha; también conseguimos nuevas o podremos mejorar las que tenemos. A esto tenemos que sumarle que los personajes de Accel World usan puntos de aceleración, que pueden utilizar para items específicos.

Respecto al resto de Items la variedad es destacable. Como habréis visto la palabra “variedad” abunda en este juego, siendo una de las señas de identidad y punto fuerte del mismo, y que nos anima a probar todos los personajes y sus diferentes equipaciones. Y cómo no, también tendremos los clásicos consumibles y materiales de creación.

Esta cantidad tanto de habilidades como de items genera un sin fin de estrategias que destacan en la lucha contra los Jefes de las mazmorras o de los diferentes eventos que encontraremos.

El manejo es bastante fluido y muy bien adaptado a todas las cosas que cada personaje puede hacer, transmitiendo una sensación de velocidad y dinamismo, pero con algunos tonos oscuros. Y es que a veces este manejo se vuelve tosco, sobre todo cuando toca volar, que es muy a menudo. Nos perdemos o nos iremos en la dirección equivocada, y es cuando el juego pierde varios puntos, además de un apartado gráfico para nada destacable, sintiéndose como un juego que perfectamente podría haber sido de PS3, lo cual no lo desmerece, pero tampoco aporta.

A lo antes dicho sobre los gráficos hay que añadirle una BSO demasiado simple y discreta, que no mala, pero para nada a la altura de lo que nos tienen acostumbrados en estas series.

Horas y más horas

Las horas que nos aporta este juego son más que notables, gran parte de esto se debe al hecho de que emula un Mmorpg o al menos eso pretende, con un mundo abierto y diferentes zonas. Aunque no es precisamente grande, debemos sumarle las mazmorras y las diferentes alturas, ya que al poder volar podemos ir en todas direcciones incluso hacia arriba y luchar contra infinidad de monstruos. Y recordemos las conversaciones, que son muchas y aunque a veces muy largas, dan sensación de profundidad y crean trasfondo e interés por seguir jugando, muy disfrutables con la voces en japonés original y textos en castellano, lo cual siempre se agradece.

Además de las misiones principales, tenemos las secundarias, que aunque no pasan de ve ahí y coge esto o mata a esto otro, siguen siendo una excusa para subir de nivel y seguir jugando. Y por si fuera poco, tenemos un tipo de misiones que aparecen de repente mientras vamos por ahí; aunque de estas debo decir que no me han dado buena sensación, ya que aparecen tan de golpe que normalmente estas luchando y no sabes ni que tienes que hacer, teniendo un tiempo limitado que se acaba enseguida, por lo que da imagen de ser misiones bastante desastrosas y poco satisfactorias.

Explorar puede ser interesante, pero no es lo que más apetezca hacer, porque el entorno, aunque grande, es casi como un gran escenario para los monstruos, no tienes sensación de ir a ningún sitio, ni tampoco de tener claro lo que puedes estar buscando, solo que te mueves y peleas y hay cosas flotando.

Las horas que suman a este juego también vienen por parte del multijugador, el cual nos permite competir contra otros jugadores a modo de PVP o luchar contra Jefes. El PVP esta muy poco equilibrado, o yo soy muy malo, todo puede ser, pero sin duda la estrella de este modo es cooperar con otros, dando una sensación de equipo y aportando gran cantidad de diversión, siendo los diferentes roles de cada personaje otra excusa para repetir y repetir en este modo.

Es importante saber, que como casi todos los juegos de hoy en dia, hay DLC’s. La mayoría que aportan cambios estéticos, pero a fecha de la realización de este análisis acaba de salir uno, que entre otras cosas aporta nuevos personajes, pero que no puedo comentar porque no estaba disponible con la versión a analizar.

Conclusiones aceleradas

Si sumamos sus partes tenemos un juego sólido y variado, muy entretenido y delicioso si eres un fan. Te permite disfrutar de todos los personajes que conoces y ver interacciones que jamás se han dado en el manga o el anime. Con modo online que aunque no es el centro del juego, añade un plus de variedad y diversión, siempre es divertido ver si es mas fuerte Kirito o Silver Crow.

Los puntos negativos son, una jugabilidad a veces tosca, unos gráficos un poco desfasados y unos entornos excesivamente simples y vacíos, que precisan de que seas fan para tolerarlos, por lo que quien no lo sea, puede sentir que este juego no es para nada de su agrado, llegando al punto de resultar desagradable, en caso de ser esta clase de personas que enarbolan los gráficos por bandera.

Por lo tanto ¿aconsejo este juego? Pues si eres fan, sin duda, y si no pero te gusta el manganime, mírate estas series, en serio. Tienes un par de joyas que, después de disfrutar, puedes completar con este juego, que sin ser posiblemente el mejor de tu catálogo lo engordará positivamente.

Etiquetas
Ver más

Francisco Jose Moreno

Gran Fan del Zelda, Final Fantasy, Metal Gear y largo numero de Etc. Lo mío son los juegos que me divierten simplemente o los que me llegan a la patata. No creo que nadie pueda sentar cátedra en opinar sobre videojuegos.

Actualidad

Deja un comentario

X

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar