AnálisisPS4

SuperHOT VR – Análisis PS4

Versión analizada: PlayStation VR.

Todos soñamos siempre con vivir en el mundo de Matrix y esquivar balas como Neo. Tal vez ese futuro tan lejano no lo sea tanto, y SuperHOT es una prueba de ello.

Bienvenidos a una nueva experiencia de realidad virtual completamente inmersiva con la que, si no tienes cuidado, podrás incluso emocionarte tanto como para darle un golpe a la tele (y no es broma, a mí me ha pasado).

Una aventura inmersiva

Superhot es un FPS y nunca mejor dicho, pues no hay nada más primera persona que la VR. Empezamos el juego de sopetón, con un tutorial claro y conciso y lo más breve posible para poder empezar a disfrutar del juego enseguida. Nos enseñan cómo usar las armas, agarrar los objetos y nos dejan a nuestro aire para que pasemos los distintos niveles como más nos guste.

El juego tiene dos partes claramente diferenciadas: una es el mundo real, donde eres un jugador más y tendrás que ir introduciendo los disquetes en el PC, los cuales te llevarán a los distintos niveles del juego, y luego ponerte tu casco de realidad virtual para acceder a estos. La segunda parte es ya dentro del propio juego, donde la velocidad pasará de forma súper lenta y tendremos que aprovechar esta ventaja para pasar nivel a nivel, teniendo en cuenta que con movernos un poco, aunque sea para coger un arma que viene hacia nosotros, las balas enemigas tendrán tiempo de sobra para alcanzarnos y terminar con nosotros, pues el tiempo solo estará ralentizado cuando nosotros no nos movamos.

Algo que me gustaría destacar y, que tal vez es lo que le haya restado un poco de encanto al juego, es que una vez mueres debes empezar el nivel desde el principio, teniendo que pasar todas las pantallas una y otra vez hasta que las finalices sin morir. Da igual que estuvieras en la última y solo te quedase un enemigo, siempre tendrás que volver atrás. Esto es algo que a la larga y en los niveles más difíciles sobre todo se podía hacer algo pesado, llegando a resultar incluso hasta repetitivo.

Gran variedad de armas

En el juego tienes un único objetivo: acabar con todos los enemigos que aparezcan en pantalla. Podrás hacerlo con todo lo que te proporcione cada nivel, ya sean armas de fuego (pistolas, escopetas, metralletas…), armas blancas (cuchillos, hachas…) o incluso arrojando a tus enemigos distintos objetos, como pueden ser ceniceros, botellas, o las propias armas.

También tendremos que tener en cuenta que, a pesar de que las pistolas sean la forma más sencilla de acabar con nuestros enemigos, estas tendrán un número determinado de balas, dependiendo del tipo de arma que sea, y podremos quedarnos sin munición, por lo que a veces es mejor optar por lanzar un cuchillo o lanzar tu propia arma al enemigo para acabar con este.

La historia, aunque es bastante simple y suficiente para ir haciéndonos avanzar en el juego, puede suponer un problema para algunos jugadores, pues los diálogos están completamente en inglés y pueden no entender por completo el mensaje que SuperHOT nos quiere transmitir, el cual en mi opinión es realmente interesante.

En conclusión

En conclusión, SuperHOT me ha parecido un gran juego, que no goza de unos gráficos extraordinarios porque tampoco los necesita. Que te hace meterte por completo en el juego y pensar, por un instante, que realmente eres tú quien está ahí y que las balas realmente pueden llegar a alcanzarte. Por tanto, tendrás que agudizar tus reflejos y ser lo suficientemente rápido si quieres completar el juego.

Etiquetas
Ver más

Cristina Navarro

Estudiante de realización que se vicia en sus ratos libres. Amante de las buenas historias por encima de cualquier cosa. Naughty Dog como forma de vida.

Actualidad

Deja un comentario

X

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar