AnálisisPS4

Shadow Tactics: Blades of Shogun – Análisis PS4

Versión analizada: PlayStation 4. También disponible en: Xbox One & PC.

Con motivo de la reciente adaptación para consolas de Shadow Tactics: Blade of Shogun, en Navi Games hemos creído que sería una buena idea traeros este análisis del juego, para que aquellos que en su día se os escapara por ser exclusivo de PC os lancéis en picado ahora a por él. El juego que fuera lanzado por Mimimi Productions a finales del año pasado ha conseguido traer de vuelta la esencia de los videojuegos de estrategia en tiempo real a nuestras consolas ¡y mejorarla! El apartado audiovisual es sencillamente increíble, las mecánicas denotan un sumo cuidado por parte del equipo por ir paso más allá de lo hasta ahora visto en el género, y el diseño de niveles es muy superior a todo lo que estábamos acostumbrados hasta ahora, mucho más ambicioso en cuanto a tamaño y número de detalles. Todo esto hace que Shadow Tactics, aunque no sea nuestro primer contacto con el género de la estrategia en tiempo, Shadow Tactics deje una impronta única en cada jugador. Pero no adelantemos acontecimientos, que solo estamos arrancando.

Sinopsis

¡Dentro intro del Equipo A!

En 1615, Japón ha conseguido finalmente establecer un período de paz tras las intensas contiendas del período Edo. Sin embargo, el Shogun teme que tras tanta lucha todavía quede un reducto de individuos en las sombras que traten de devolver la guerra al archipiélago nipón. Para evitar que esto suceda, un grupo compuesto por 5 de los mejores especialistas de Japón (y un mapache) llevarán a cabo una serie de misiones de infiltración, espionaje y sabotaje con los que desmantelar cualquier intento de perturbar la paz. Si su shogunato corre algún peligro, y se los encuentra, quizás pueda contratarlos. Ellos son EL EQUI…

Vale, ya paro.

Para aquellos que no lo sepan, Shadow Tactics está profundamente inspirado en el clásico de 1998 Commandos (de ahí esa “humorística” intro), así como en otros más modernos (X COM), marcados principalmente por ser juegos de estrategia en tiempo real en los que manejamos a un pequeño grupo de personajes que deben hacer frente a un elevado número de enemigos. Si bien otros juegos ya presentan este desafío, lo que caracteriza a Shadow Tactics es que aquí los enemigos no son solamente cadáveres andantes que esperan a que lleguemos para acabar con ellos. Cada enemigo (según su clase) puede suponer un auténtico desafío para el jugador, por lo que no puedes lanzarte sin más esperando una victoria sencilla, sino que deberemos detenernos para observar y maquinar un plan que nos permita acabar con ellos (o pasar sin que nos detecten). No es que esta opción no se hubiera estudiado con anterioridad en un videojuego ambientado en el Japón feudal (ahí tenemos a Shogun: Total War), pero no nos equivocaríamos tampoco al afirmar que este contexto suele ser escogido para juegos más centrado en la acción (Onimusha, Shinobido, Nioh…).

忍耐 (Nintai) / Paciencia

No os dejéis engañar por las katanas ni los shurikens, porque las principales armas de Shadow Tactics no son las que portan nuestros personajes, sino nuestra planificación, nuestra capacidad de analizar la situación y, sobre todo, nuestra paciencia. El juego nos plantea continuamente una serie de retos ante los cuales el jugador deberá saber detenerse y observar detenidamente tanto el terreno como sus componentes (la posición de las patrullas y sus rutas, los elementos del paisaje que podemos aprovechar, como matorrales, o piedras, etc.), de forma que planifique la ruta que considere que tiene más posibilidades de éxito y qué acciones llevará (si asesinar o noquear, si atravesar o bordear, etc.). Y es que todo gran juego -aunque sea un solo nivel- de estrategia y sigilo debe exigirle eso mismo al jugador, que este se tenga que detener a observar el mapa para entenderlo y (casi) memorizarlo. Ahí es donde reside la gran esencia de todo juego de estrategia en tiempo real, en que en el momento en que demos el primer paso tengamos ya calculados todos los que le van a seguir, junto a posibles imprevisto. Como si de una partida de ajedrez se tratara.

Y como todo ajedrez, Shadow Tactics también tiene sus diferentes piezas, en este caso sus 5 personajes (y un mapache, no nos lo olvidemos) que formarán el equipo especial del Shogun. Por orden de aparición a lo largo del juego tenemos, en primer lugar, a Hayato, un sigiloso ninja que nos permitirá explorar la verticalidad de cada escenario gracias a su agilidad y a su gancho, que le permitirán acceder a los tejados desde los que observar sin temor a ser visto. También contará con un shuriken para eliminar enemigos a media distancia, así como piedras con las que crear distracciones a nuestros enemigos; Mugen, un orgulloso y poderoso samurai, podrá eliminar hasta a tres enemigos con un sólo ataque, cargar pesados barriles y dejar una tentadora botella de sake a la vista con la que atraer a los enemigos hacia su final; Takuma, un veterano francotirador que nos despejará el camino desde la distancia con su fusil de largo alcance, y podrá mandar a su fiel mapache (estrella del equipo) para que cree una distracción entre las filas enemigas; Yuki, una hábil y ágil joven con la habilidad de poder colocar trampas por el escenario, y luego atraer a los soldados enemigos con su flauta para que caigan en estas, además de poder moverse con la misma agilidad que Hayato; y finalmente, Aiko, una maestra del disfraz, que podrá infiltrarse entre las filas enemigas disfrazada de geisha o de soldado, y acercarse sin ser detectada para asestar un golpe letal. Los personajes irán apareciendo a medida que avancemos en la trama, y aunque en un principio manejaremos tan solo a 2 o 3 de ellos a la vez, en la parte final del juego deberemos utilizarlos a todos,siendo clave el saber exprimir al máximo las habilidades de cada uno, así como saber usar el Modo Sombra (nos permite planificar distintas acciones de distintos personajes para que luego estos las ejecuten a la vez).

Ciertamente, los personajes y sus habilidades parecen muy similares, ya que todos poseen una enfocada en el ataque y otra en la distracción, pero creednos cuando os decimos que en la práctica esto se siente muy -pero que muy- diferente. Cuando manejemos a varios personajes deberemos analizar bien el mapa para ver quién conviene que vaya por qué camino, ya sea por la disposición del mismo o por el número de enemigos que este tenga (Yuki se ve incapaz de defenderse ante varios enemigos a la vez, pero Mugen sí que podría). Algunas rutas son muy evidentes, sobre todo al principio del juego, pero a medida que avanzamos esto se va haciendo más y más difícil de ver, y requerirá de una mayor planificación previa, así como de una constante serie de intentos de ensayo y error. Lo mejor es (una vez completada la misión) buscar/preguntar cómo resolvieron otros esa misma situación y ver que emplearon una táctica diametralmente opuesta a la tuya, y les funcionó. Y es que, de nuevo tomando el ejemplo del ajedrez, hay muchas formas de lograr nuestros objetivos en Shadow Tactics. El juego también plantea al final de cada nivel una serie de retos para aquellos que busquen un desafío todavía mayor, lo cual le da una rejugabilidad bastante llamativa al juego, así como un nuevo desafío.

感ずる (Kanzuru) / Sentir

Tecnicamente hablando, Shadow Tactics no es un título que destaque por encima de la media. Los controles laquean de cierta naturalidad, denotando que el juego estuvo pensado para salir en Pc en un primer momento, y que el salto a consolas no estaba en los planes de los diseñadores. Además de esto, tanto la cámara, como los movimientos de los enemigos y sus animaciones pueden resultar un poco básicos o repetitivos al cabo de un tiempo. Pero si hay algo en lo que Shadow Tactics no falla lo más mínimo es su apartado artístico.

Desde el diseño de los escenarios, los personajes y sus doblajes, todo ello muestra que el equipo de Mimimi Productions se ha dejado cuerpo y alma en conseguir una atmósfera de juego como pocas anteriormente vistas, tanto si lo analizamos dentro de este género como en muchos otros. Es un placer detenerse por un momento en cualquiera de los niveles aunque sea tan sólo para observar el nivel de detalles que han metido, escuchar la soundtrack y el sonido ambiental… Las voces de los personajes también están muy conseguidas, tanto dobladas en inglés como en japonés (aunque desde aquí os recomendamos sin duda la segunda opción).

Aspectos a mejorar

Shadow Tactics tiene una duración aproximada de unas 20 horas, y si bien es cierto que durante las primeras misiones estas parecen pasarse mucho más rápido, comienzan a hacerse un tanto repetitivas poco después. Esto no es necesariamente un fallo del propio juego, sino más bien del estilo que tiene éste género, que teniendo como pilar central el sigilo, la infiltración y el asesinato, no puede aventurarse a explorar mucho terreno más si no quiere perder su esencia.

Otro problema de las misiones es la duración que pueden llegar a tener, desde los 40-60 minutos de las primeras a incluso más de 2 horas en el tramo final del juego. Esto que el juego trata de cubrir con la posibilidad de guardar la partida en cualquier momento de la misión puede acabar derivando en auténtico agotamiento mental en las últimas misiones. Quizás habría sido una mejor opción hacer misiones algo más cortas, reforzadas con una historia más profunda. Pero una vez más, tanto el género como el objetivo que Mimimi Productions se habían marcado iban en otra dirección a esto, enfocándose más en la jugabilidad, y eso sí que lo han clavado.

Y por último, la inteligencia de la IA. Si bien es cierto que nos sorprendió que los soldados se alarmasen cuando notaban la ausencia de algún compañero, y comenzaran a investigar la zona alertados, al poco vuelven a patrullar con normalidad, lo cual en un juego tan detallado en otros aspectos fue un poco extraño.

En general ya podéis ver que la mayor tara que hemos podido sacarle al juego es que este se encuentra muy limitado por su propio estilo, y esta limitación le fuerza a que se vuelva repetitivo en algunos aspectos.

Conclusiones

Mimimi Productions no ha creado escuela en cuanto a videojuegos de estrategia en tiempo real con Shadow Tactics, no, pero sinceramente desde Navi Games no creemos que esa fuera su intención en ningún momento. Más bien su intención era conseguir el doble objetivo de ofrecer un tributo a los juegos originales que apadrinaron el género, de forma que no caigan en el olvido, e intentar darles un toque renovado para que . Puede resultar tedioso, estresante e incluso agotador por su longevidad, pero también es gratificante y emocionante a la par cuando conseguimos que nuestra estrategia funcione y conseguimos llegar hasta nuestro objetivo. Una compra recomendada, sin duda, pero no para todo el mundo.

Etiquetas
Ver más

Jorge Serrano Cañero

Yo he visto cosas que tu ni creerías... He vencido a hordas de zombies en el Viva Piñata. He ganado la Copa Champiñón a lomos un chocobo. He completado la trilogía de The Witcher a base de Flipendos. Y he recorrido Shadow Moses con un traje de luces por una apuesta... Todo para que al final mi princesa estuviera en otro castillo ¯_(ツ)_/¯

Actualidad

Deja un comentario

Close
X

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar