AnálisisPC

Black The Fall – Análisis PC

Versión analizada: PC.
Cada vez son más los juegos en los que no nos quieren dar ni una oportunidad de sobrevivir, privándonos de nuestra libertad o del uso de armas para defendernos. En una época donde la esclavitud comunista reina y nosotros como simples peones de una cadena de producción, tenemos que adaptarnos a las normas que nos impone un superior, y así es Black The Fall.

De manos de la desarrolladora Sand Sailor Studio, la cual lleva desde 2014 desarrollando este juego, y distribuido por Square Enix, es el título de plataformas y puzles que analizaremos hoy. Acompáñanos en este mundo de comunismo con el fin de poder ser libres.

El maquinista esclavizado

La premisa de este título nos pone en la piel de un maquinista que quiere escapar de su monótona vida como esclavo en una fábrica tras el régimen comunista al que está sometido. Puzles, pasadizos secretos o las mismísimas sombras, serán nuestro mayor aliado para poder escapar. Una historia sin textos, conversaciones o cualquier elemento que nos ayude a ver el trasfondo de la historia. Aunque no se necesita, ya que se nota por el ambiente.

El juego está sobre un entorno 2D con fondos 3D o lo que podemos llamar 2.5D, donde tendremos que andar de izquierda a derecha resolviendo todo tipo de puzles ingeniosos con el fin de llegar al final y poder huir. Por supuesto y con las características que tiene el juego, no podremos defendernos de ningún enemigo, por lo que, si nos pillan, nos eliminarán y tendremos que empezar desde el último punto de guardado.

En Black The Fall tendremos que llevar a nuestro maquinista hacia la liberación.

Mecánicas sencillas para puzles complejos

Durante todo el juego solo tendremos las acciones de saltar, movernos, usar un láser en ciertas zonas para controlar obreros y pulsar interruptores. No necesitaremos nada más para avanzar. Eso sí, aunque el juego no cuente con más acciones de movimiento, en algunas zonas sí que nos pasaremos un buen rato hasta que deduzcamos cómo seguir avanzando.

Las mecánicas son algo sencillas de aplicar, pero en la mayoría de los casos tendremos que hacer el típico prueba y error hasta dar con la clave. También contaremos con una “habilidad” a mitad del juego, que es un perro robot el cual hará todo tipo de virguerías para ayudarnos a resolver algunos puzles.

El control, aunque es bueno en casi todas las partes del juego, incluso divertido, sí se podría decir que comete algunos fallos de salto que pueden llegar a frustrar. Nada serio, pero puede llegar a cortar el ritmo de la aventura. En lo personal lo jugué con teclado y ratón, ya que con mando se hace muy incomodo el manejar el láser.

Tendremos que hacer uso de nuestro ingenio para resolver cada puzle.

Una dificultad para relajarse

El juego no presenta ninguna dificultad y es el típico juego de relax que no dura mucho, donde si jugamos es para usar nuestro ingenio, pero como no podía ser todo perfecto si que puede haber ciertos puzles que no dejan bien claro qué quiere que es lo que hagamos, casi ninguno por suerte. Todo esto mientras avanzamos observando los bellos aunque destruidos paisajes en los que nos vemos envueltos.

Tendremos algún que otro secretillo o logro que podrá hacer más interesante el volver a jugarlo, pero por desgracia no serán muchos. Es un juego que una vez lo terminas, ya te has enterado de todo.

Aunque los puzles sean ingenioso, este título es para relajarse.

Estilo oscuro, pero bello

Para el que no se hubiese dado cuenta, Black The Fall bebe mucho de juegos como Inside, Limbo o el reciente Little Nightmares. Con toques oscuros y con zonas en ruinas en todo el mapeado, que nos llevará de vuelta a la época comunista.

Esto no es todo, ya que el sonido acompaña muy bien al estilo que nos presenta, dándonos una sensación de realismo con momentos de tensión, así como sonidos ambientales que nos ayudarán en ciertas partes como ayuda en algún que otro puzle.

En definitiva, la mezcla del apartado sonoro y artístico se ven muy bien logrados, y desde Sand Sailor Studio nos quieren transmitir en cierta parte lo que se vivió en aquella época.

Tanto el apartado artístico como el sonoro van muy bien unidos y son una delicia.

Conclusión

Black The Fall es de esos títulos que se juegan para disfrutar con los puzles que ofrece. Aunque estos no sean del todo originales y en algunos momentos frustre el no ver que tenemos que hacer para seguir avanzando, es una aventura que tiene su pequeño lugar en el género de plataformas y puzles.

Con un interesante apartado gráfico que nos recordara al régimen comunista, con paisajes destruidos, gente esclavizada y una tecnología que pretende dominar todo. Acompañado de ciertos sonidos ambientales en algunos puntos del juego para aumentar la sensación de tristeza que vive nuestro maquinista.

Black The Fall es un título que merece ser jugado, ya que los chicos de Sand Sailor Studio han puesto todo su esfuerzo para llevarnos a aquella época de esclavitud.

Etiquetas

Alvaro Lopez Rodriguez

Nintendero desde que nací, gracias a mi familia que me enseñaron todo sobre los videojuegos. Fire Emblem y Metroid son sin duda de las mejores sagas que nos ha podido dar la industria de los videojuegos.

Actualidad

Close
X