eSportsPCPS3PS4

La evolución de los eSport

La comunidad de los videojuegos es muy extensa a día de hoy e incluso mucha gente que no tiene relación ni interés por el mundo de los videojuegos ha oído hablar de los deportes electrónicos. Quizás exista un debate entre los fans incondicionales de estos “deportes” y todos esos detractores que siguen pensando que “son solo juegos”, pero no estoy aquí para considerar ambos puntos de vista, sino para analizar su origen y su estado actual.

Muchos piensan que estos deportes son cosa de ahora y se sorprenden al ver estadios llenos de gente viendo una partida de ordenador, pero ¿cuándo comenzó este afán competitivo? Al fin y al cabo llevamos toda la vida compitiendo unos contra otros e intentando ser mejores; mejores que nuestros oponentes y, a su vez, mejores que nuestro yo de ayer. Pero no hay olvidar nunca ese espíritu deportivo y ese respeto que en algunas ocasiones se pierde, dando lugar a prácticas antideportivas, independientemente del deporte y del nivel de competición.

Para poder ver con claridad lo que son los eSport a día de hoy, creo que lo mejor es vernos a nosotros mismos hace unos años. Antes de internet y de la facilidad para jugar con gente que esta situada a miles de kilómetros y, sobre todo, antes de todas esas comunidades online que tanto apoyo han ofrecido a los jugadores. En mi caso, recuerdo que mis primeras “competiciones”, como las de muchos otros, se jugaban en una partida de Tetris de la Nes o con grandes sagas de peleas que siguen dando mucho de que hablar a día de hoy. Jugaba con mi hermana a Street Fighter Alpha 3 y siempre queríamos una revancha para demostrar las cosas nuevas que habíamos aprendido. Creo que esa es la chispa que se encuentra dentro de todos nosotros y que nos mueve a intentar mejorar en aquello que realmente nos apasiona.

Pero en algún momento, casi sin darnos cuenta, apareció internet y los cibercafés donde muchos se reunían para jugar a Counter Strike o StarCraft. En ese momento solo eran “cuatro gatos” que pasaban un buen rato con los amigos y aprendían unos de otros, se picaban y veían a gente mejor que ellos para emocionarse con cada jugada, con cada disparo y con cada error. El paso desde StarCraft en 1998 hasta el día de hoy ha sido casi instantáneo y, quizás, esa velocidad ha perjudicado en cierta medida al sector de los eSport y a sus comunidades.

Mi primer contacto con los eSport fue en Super Smash Bros Brawl, solo que no me di cuenta hasta un tiempo después. Cuando (aunque era con diferencia el peor entre mis amigos) quedábamos para “entrenar” y aprendíamos unos de otros, o buscábamos en Youtube cómo hacer los combos y que personajes tenían ventaja sobre otros. Fue entonces cuando una plataforma como Youtube nos acercaba a los jugadores independientemente del lugar o del idioma, veíamos competiciones y asistíamos a pequeños torneos presenciales. Y sí, sé que antes de todo esto existió el primer campeonato del mundo de Pokemon y otras competiciones con un gran nivel, pero quedaba totalmente fuera del conocimiento de muchos y no teníamos las herramientas de ahora para compartir y aprender.

Youtube creció de una manera descomunal y esas comunidades de jugadores llegaron a más sitios como Twitch, donde cada uno retransmitía sus partidas en directo y podías ver a los mejores jugadores de tus juegos preferidos, para aprender o simplemente para pasar un buen rato con las bromas del propio jugador. Además de la comunidad, que siempre ha estado activa, tanto en el chat en directo como en foros y otras paginas web.

En parte debemos mucho a League of Legends, que nos brindó la oportunidad de crear una de las comunidades más relevantes y próximas a todo el mundo sin importar el idioma o la región, ya que fue un F2P que desde muy pronto se presentó en varios idiomas. Mucha gente puede criticar a Riot por su comunidad o por alguna de sus decisiones a la hora de cambiar su juego; quizás alguien siga criticando y diciendo que no es más que una copia de Dota, pero el esfuerzo de la empresa y el apoyo de la comunidad ha conseguido que en muchos países se valoren los eSport como se merecen. Ahora en todas partes se han comprado los derechos para retransmitir las competiciones, tanto mundiales como nacionales; ya no solo de este, sino de muchos otros juegos, y las empresas de telecomunicaciones han visto en estos deportes electrónicos un verdadero negocio que ayuda a su expansión.

Es posible que me esté volviendo un viejo cascarrabias pero, aun valorando el empuje que reciben los eSports por parte de televisiones privadas y otras empresas, creo que siento que se pierde algo de mí y de todos nosotros. Está bien el hecho de llegar a más gente y que algo que te gusta sea accesible para otro tipo de público, siempre es bueno para el sector; pero este crecimiento tan acelerado y el ánimo de lucro de algunas empresas, sin valorar realmente todo este mundo, me molesta. Realmente espero que todos estos años no queden como una anécdota y que el mundo de los eSport siga creciendo, pero de la manera en que lo hizo al principio, que los jugadores sean los que apoyan al juego y que esas comunidades de internet sigan siendo independientes. En algunas ocasiones demasiado toxicas, sí, pero es la comunidad la que tiene que aprender a vivir dentro de su medio sin necesidad de adaptarse a otro tipo de formatos como la televisión.

Etiquetas
Ver más

Navi Games

Navi Games es una página de actualidad sobre videojuegos desde el punto de vista de jugadores.

Actualidad

Deja un comentario

Close
X

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar